Convergencia | Artículos | 01 JUN 2007

Comunicaciones (no tan) unificadas

Cada vez más, las empresas se muestran interesadas por las comunicaciones unificadas pero todavía persisten los obstáculos que han limitado la adopción de la telefonía IP y sus soluciones derivadas en el mundo corporativo. Según una reciente investigación de Nemertes Research, aunque el 79% de los 120 directivos de TI entrevistados ya utilizan o están planificando el uso de estas tecnologías, el 60% asegura que su personal de comunicaciones y de colaboración sigue formando grupos separados. Un dato que, para la consultora, perjudica el desarrollo de este tipo de infraestructuras y aplicaciones en la empresa. Como las comunicaciones unificadas implican la integración de la voz, mensajería instantánea y conferencia con presencia, colaboración, mensajería y agenda, se requiere la cooperación de los distintos grupos TI corporativos, premisa que sólo cumple el 10% de las empresas sondeadas. Así, en muchos negocios puede ocurrir que el personal responsable del correo electrónico esté planificando el despliegue de mensajería instantánea sin que el grupo dedicado a las telecomunicaciones tenga noticia de ello.
Otra barrera a la adopción de las comunicaciones unificadas detectada por Nemertes es la justificación de la inversión, pues, pese a intuirse fácilmente las ventajas que aporta la colaboración, es difícil cuantificarlas en cifras concretas. Y no sólo las inversiones son difíciles de justificar. Según los resultados del estudio, incluso cuando se puede demostrar el ahorro de tiempo que suponen estas aplicaciones, no es posible garantizar que tal beneficio se traduzca directamente en una mayor productividad.
Respecto de los avances de Microsoft en el área de la colaboración, la investigación concluye que las empresas se muestran reacias a dejar en manos del fabricante todos los elementos que integran las comunicaciones unificadas. Así, si bien un 75% de los entrevistados dicen ser conscientes de las ventajas de Office Communications Server, prefieren confiar su sistema de VoIP a un suministrador de telecomunicaciones tradicional y utilizar middleware para integrarlo con información de presencia y mensajería instantánea de terceros.
En cuanto a la VoIP, precisamente, la razón de su adopción sigue siendo mayoritariamente el ahorro de costes, especialmente en los centros de llamadas porque es donde se consiguen retornos de la inversión más rápidos. Al permitir que los agentes trabajen desde sus domicilios y poder integrar las llamadas con otras aplicaciones corporativas, la VoIP consigue ahorros de dinero demostrables.

Por fin, la videoconferencia
Otros resultados del estudio apuntan al crecimiento experimentado por el uso de la videoconferencia de sobremesa, que ha pasado del 8% al 30% durante el último año. Aún así, los despliegues de estos sistemas todavía se ven limitados por la falta de argumentos contrastables que avalen la mejora de la productividad que prometen y por el aumento de la demanda de ancho de banda que su uso generalizado en la empresa podría provocar. Por ello, según el estudio, el uso de IP en salas de videoconferencia está ganando popularidad como medio de ahorrar costes, frente al empleo de líneas RDSI.
Asimismo, un 23% de los directivos entrevistados dicen estar evaluando sistemas de telepresencia de gama alta y otro 28% planea desplegarlos. Este interés se explica por el hecho de que muchas firmas multinacionales podrían amortizar estos sistemas con ahorrarse tan sólo un 3% del presupuesto dedicado a viajes internacionales.


Colaboración bajo demanda
---------------------------------------
Íntimamente ligadas a las comunicaciones unificadas, las tecnologías y soluciones de colaboración también ayudan a acelerar los procesos de negocio. Lo dice un reciente estudio realizado por CIO Magazine para WebEx entre sus suscriptores en Estados Unidos, donde se concluye asimismo que este tipo de herramientas contribuyen además a formar a los empleados con mayor rapidez y menor coste.
Pero lo realmente revelador es que, según la investigación, los responsables de TI ven cada vez con mayor interés la utilización de soluciones de colaboración baja demanda. La mayor parte de las 140 empresas estima que el 15% de su inversión en software está destinada a aplicaciones suministrados bajo esta modalidad y no a la compra de software por licencia, mientras que aproximadamente un 84% reconoce haber obtenido beneficios derivados de la introducción de este tipo de soluciones. Escalabilidad, mejora de la productividad y la posibilidad de contar siempre con la última tecnología evitando el peligro de obsolescencia fueron destacadas como ventajas del modelo on-demand por un 41%, un 40% y un 26% de los entrevistados respectivamente.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información