Cloud Computing | Noticias | 04 MAR 2015

Evitar que cloud se convierta en una prisión para nuestros datos

La portabilidad de los datos es el salvoconducto de muchos responsables de TI para mantener a los proveedores de aplicaciones enganchados a la nube.
Carcel
Marga Verdú

A nadie le gustan las cárceles pero lo cierto es que la historia de la tecnología corporativa ha puesto de manifiesto que el sector TI es un movimiento entre penales virtuales para muchos desarrolladores cuando, en virtud de su elección de estandarizar a un determinado proveedor, o cuando se ven obligados a implementar un determinado desarrollo como única solución viable en términos de disponibilidad o capacidad, entran de lleno en ella sin remedio.

 

Ejemplo de ello, hasta cierto punto, es el dominio de IBM en el entorno de mainframes, en el que las empresas parecían aceptar la consecuente falta de libertad. Con la llegada de los midframes, seguidos de los sistemas de computación cliente-servidor y la demanda de la mayoría de organizaciones de aplicaciones libres de plataformas, las empresas se han agarrado a la vía hacia la libertad, donde disponen de un universo de proveedores para elegir, dispondiendo también de un control completo de los servidores que tienen instalados dentro de su propia organización.

 

Desde entonces, el mercado se ha ido consolidando alrededor de dos plataformas de servidores principales. Windows Server y Linux, sobre las que corren apps de un gran número de compañías líderes de la industria como SAP, Oracle, IBM, Microsoft, Adobe Systems, EMS, VMware y muchas más. Llegado este punto, muchas organizaciones quieren salir de sus prisiones on-premises y la alternativa que ofrecen los servicios cloud suponen una vía de escape hacia la libertad de sus servidores. En otras palabras, las tendencias TI se desplazan constantemente en ciclos que van de la libertad a la prisión, pasa salir de nuevo en libertad y volver a ella tiempo después.

 

Al alcanzar de nuevo la libertad en la elección de sistemas, los responsables tecnológicos de las empresas saborean las excelencias que ofrecen las nuevas capacitaciones, pero enseguida se disgustan cuando las libertades se van recortando, los mercados se consolidan y los grandes proveedores de la industria alcanzan el crecimiento esperado. Para algunos expertos, un futuro similar le espera a aquellos que adopten infraestructuras cloud, tanto si se trata de clouds situadas en los servidores de las empresas, como si son aplicaciones o mainframes. Otra cosa será cuando se trate de los datos alojados en las plataformas de las empresas, la realidad muestra en ocasiones una situación que describe perfectamente la canción “Hotel California” de Eagles: Puedes hacer el check out en cualquier momento, pero no te dejan salir.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información