Cloud Computing | Artículos | 01 FEB 2010

El despegue de cloud computing

Marcos Paredes.

Según firmas analistas como Gartner, el mercado de la virtualización crecerá de manera imparable hasta alcanzar los 150.000 millones de dólares en 2013. La flexibilidad que ofrecen las herramientas de virtualización se viene utilizando con éxito en los últimos años y la evolución de estos servicios hacia una gestión global y dinámica es lo que se ha dado en llamar cloud computing, una nueva forma de globalización en TI. Se trata de un modelo todavía en fase incipiente en cuanto a su implantación, pero basado en tecnologías maduras hoy en día altamente implantadas en grandes y medianas empresas. 
Marcos Paredes, director tecnico OzonaEl cloud permitirá que las ventajas actuales de la virtualización vayan un poco más allá. Al poder entregar las aplicaciones como un servicio dentro de las empresas sabemos cuánto le cuesta a los departamentos de tecnología ofrecer cada servicio, email, aplicación, etc. a sus usuarios. Esto a su vez permite a las organizaciones establecer mecanismos de control de costes y buscar modelos flexibles que ayuden a abordar el crecimiento (o decrecimiento) de usuarios. A todo esto se debe añadir la posibilidad de que este servicio sea externalizado a un proveedor especializado que ofrezca este servicio de cloud a coste fijo a las organizaciones, lo cual tiene importantes ventajas en determinados escenarios.
Actualmente, se está detectando un incremento en la demanda de soluciones de movilidad y teletrabajo, que, aunque no son estrictamente modelos de cloud computing, a medio plazo les permitirá evolucionar fácilmente hacia este modelo de servicios. También es mayor la necesidad y apuesta de las compañías por la conciliación de la vida familiar y laboral. Además, este modelo daría solución a las potenciales incidencias que pueden afectar a las empresas en su quehacer diario (desde condiciones climatológicas adversas hasta epidemias de enfermedades) y a las que hay que hacer frente. Poder disponer de un modelo cloud permitirá el teletrabajo y la movilidad real en las compañías.
Además, las capacidades de la nube son casi ilimitadas en cuanto a las necesidades de las empresas y organizaciones. Prácticamente cualquier aplicación puede ser entregada en remoto. De hecho, se está evolucionando muy rápido tecnológicamente para permitir que incluso aplicaciones con grandes requisitos de computación como las de CAD puedan entregarse de forma remota con rendimientos más que razonables. También se está evolucionando mucho para poder ofrecer contenidos multimedia, ya que las herramientas de videoconferencia están cada vez más presentes en las organizaciones por el enorme ahorro de costes que supone (eliminamos gastos de desplazamiento y tiempo de viaje que se puede invertir en un auténtico provecho para las organizaciones), y la voz y el vídeo IP empiezan a ser imprescindibles.
Aunque las soluciones de cloud computing ofrecen grandes beneficios, es necesario solventar retos importantes en lo que respecta a su gestión y seguridad: dado que los usuarios de cloud pueden estar y acceder a ella desde cualquier lugar e incluso desde cualquier dispositivo, es importante garantizar la identidad del usuario mediante mecanismos de autenticación fuerte, así como disponer de un cifrado de calidad en la transmisión de esa información por la red pública. Ha de tenerse especial cuidado en la ubicación física de la información ya que la legislación en lo referente a protección de datos está lejos de ser equiparable entre los diferentes países.
La incorporación de estos servicios en las organizaciones ha de hacerse por tanto con planteamientos claros en cuanto a las necesidades y a los niveles de servicios ofrecidos. Puesto que es un modelo muy flexible, es preferible iniciarse paso a paso e ir evaluando el cumplimiento del proveedor y analizando los beneficios reportados. A partir de esos primeros pasos y del análisis de los mismos, se podrá optar por ir incorporando nuevos servicios y funcionalidades al modelo. La tecnología es como la moda, hay que saber cuáles son las últimas tendencias, pero sin perder la referencia de los objetivos de la empresa, así que debe apostarse por lo que mejor le puede “sentar” a nuestra compañía y lo que mejor se adapte a ella.
En resumen, es fundamental conocer todos los detalles del servicio, desde los SLA hasta las ubicaciones posibles de la información corporativa, las políticas de custodia y recuperación de la misma, y la seguridad y control de acceso. Teniendo en cuenta estos aspectos, los beneficios de este modelo son cuantificables a nivel económico y funcional.


Marcos Paredes, director de Tecnología de Ozona

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información