Cloud Computing | Artículos | 01 MAY 2011

Cloud storage y la eficiencia en el almacenamiento

Nieves Franco.
Las mismas razones y ventajas que ha popularizado el cloud computing han impulsado el crecimiento del cloud storage. Debido al creciente grado de implantación de la tecnología, el volumen de información digital que almacenamos crece exponencialmente y, en consecuencia, aumenta la demanda de soluciones de almacenamiento.
Los servicios de cloud storage surgen como una variedad del concepto tecnológico de cloud computing para cubrir estas necesidades. Su objetivo es ofrecer a los usuarios la posibilidad de tener capacidad de almacenamiento en disco ilimitado y distribuido en diversos centros de datos en la red, de forma más segura. Hasta hace poco, el almacenamiento de los datos se hacía en sitios localizados e identificados por el usuario, ya fuese en el propio PC del usuario o en un servidor alojado en un centro de datos de confianza. El concepto de almacenamiento cambia sustancialmente con cloud storage puesto que el usuario no se tiene que preocupar de dónde se almacenarán dichos datos, ni por incrementar la capacidad de los discos, ni por cuestiones fundamentales como la disponibilidad de esa información y su seguridad ya que existe un proveedor gestionándolos con absoluta garantía.
Mediante el cloud storage, los usuarios pueden guardar la información en una plataforma permanentemente conectada y acceder a ella siempre que sea necesario, desde cualquier lugar y con cualquier dispositivo con acceso a la Red. El usuario se centra única y exclusivamente en la utilización y explotación adecuada de esa información almacenada para sacar el máximo partido de ella en su negocio.
El acceso a la información almacenada en una plataforma cloud puede hacerse por varias vías. Por un lado, se puede acceder directamente al espacio de almacenamiento mediante protocolos comunes (por ejemplo, WebDAV) y trabajar con este espacio de igual forma que si lo estuviéramos haciendo con un disco duro local. En el otro extremo, podemos acceder al espacio de almacenamiento utilizando una interfaz web que permite, de una forma muy sencilla, “subir” ficheros a la nube o borrar documentos con interfaces muy intuitivas del tipo “arrastrar y soltar”.
Las plataformas de cloud storage profesionales también permiten el acceso a través de una API (Application Programming Interface) especialmente construida, y ofrecen funciones básicas que permiten copiar archivos, borrarlos o moverlos por medio de programación. De esta manera se pueden integrar las ventajas del almacenamiento remoto en cualquier aplicación empresarial que se ejecute en los terminales de los usuarios e, incluso, en un entorno remoto o con una aplicación SaaS.
El sistema de almacenamiento se convierte en el soporte o infraestructura de nuestro sistema de información o ficheros y termina con las tareas de sincronización de los documentos entre el dispositivo móvil y el ordenador de sobremesa. La empresa se despreocupa de los límites físicos y almacena la información que necesita, sin límites.
Las ventajas del cloud storage son claras, si bien es importante que el usuario conozca y exija una serie de características al contratar cualquier servicio de cloud storage, como redimensionamiento automático, pago por uso, deslocalización geográfica, acceso para desarrolladores mediante interfaces, webservices o API y aplicación web para gestionar los ficheros almacenados.
Estas características permiten ofrecer las máximas garantías de seguridad y disponibilidad, permitiendo a la organización mejorar su eficiencia, simplificar sus procesos y optimizar sus recursos y pagando exclusivamente por la capacidad de almacenamiento que necesita y no más.


Nieves Franco
Directora Comercial de Arsys
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios