Cloud Computing | Noticias | 23 FEB 2015

Algunos aspectos clave que esconde la nube híbrida

Los entornos de cloud híbridos están en boca de todo el mundo TI; pero lo que se le escapa a la mayoría a la hora de abordar esta tendencia es su elevado coste y una labor de megaproyectos intensivos. Para no caer en ello, conviene dedicar una atención especial a minimizar al máximo la integración así como la complejidad en la gestión de la infraestructura.
cloud conectar
Marga Verdú

Un par de cuestiones básicas ayudarán a muchos responsables de tecnologías a identificar el tipo de arquitectura de cloud híbrida que mejor se adapta a las necesidades de su sistema: ¿Qué tipo de uso intensivo vamos a aplicar a nuestro entorno de cloud híbrido a lo largo de los 12 a 18 meses? En el mercado de las pimes, la respuesta número 1 a esta cuestión es la recuperación de desastres (DR). Contar con un datacenter que proporcione servicios de DR es un lujo que muchas compañías no puede permitirse, de manera que muchas recurren a los servicios cloud públicos donde también pueden disponer de servicios de DR. La clave aquí está en identificar la tecnología que reduce la complejidad, maximiza la automatización y no incrementa el coste del personal de TI. Del mismo modo, existen soluciones DR para empresas de mediano tamaño, por lo que no vale la pena involucrarse en un proyecto profesional costoso.

 

Aquellas empresas de mayor envergadura que estén valorando la posibilidad de utilizar modelos de gestión de cloud híbrida con el objetivo de liberarse de los caros servicios que ofrecen los datacenters, tienen la posibilidad de contratar asequibles sistemas a través de una extensa variedad de modelos de servicio, contando con hipervisores que les proporcionarán flexibilidad y ahorros significativos. No obstante, las modernas tecnologías de transformación para posibilitar la gestión multiplataforma serán necesarias para evitar los monstruosos y caros esfuerzos dedicados a la integración del sistema.

 

Otra cuestión importante que se han de plantear los responsables tecnológicos sería: ¿qué modelo de cloud pública resulta más adecuada para implementar en el modelo de negocio? Aquí hay que tener en cuenta que el espacio cloud es constantemente cambiante, lo que implica que hay mucho para elegir. Los usuarios finales reconocerán de inmediato algunas de las tecnologías cloud más utilizadas como Amazon o tal vez Azure. El director de TI, no obstante, de valorar todos los factores incluyendo el precio, la escalabilidad, el nivel de soporte y los servicios asociados.

 

Actualmente existen modelos de servicio de nube pública que ofrecen tarifas muy atractivas, pero puede que no dispongan de equipos de soporte si los usuarios tienen problemas. En el otro lado del espectro y, claro está, por un precio “premium”, el elevado nivel deservicio que ofrecen algunos proveedores de élite se integra dentro de un paquete que proporciona servicios “top-level” a todo nivel. Aquí la clave está en analizar el tipo de servicios cloud que ofrezcan las mejores respuestas a preguntas como: ¿qué beneficios obtengo?, ¿qué necesidades de gestión tiene mi compañía?, y ¿qué prioridades antepondría a la hora de automatizar tareas?

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información