Casos de éxito | Noticias | 12 SEP 2013

La Comunidad de Madrid implanta la subasta electrónica

La Agencia de Informática y Comunicaciones de la Comunidad de Madrid (ICM) ha puesto en marcha un proyecto piloto para implantar una plataforma de subastas electrónicas , desarrollada por BravoSolution para la contratación de bienes y servicios.
ICM
Network World

Es la primera vez que el ICM opta por la subasta electrónica, un procedimiento que permite realizar operaciones tanto de adquisición como de venta. Entre las subastas más usuales de adquisición destacan las de servicios de limpieza, mudanzas, vigilancia, recogida de residuos, material de oficina o suministro de electricidad  y gas. Entre las subastas de venta destacan las de vehículos o inmuebles.

 

El beneficio inmediato es el del ahorro económico, pero una ventaja importante que valorarán tanto los ciudadanos como las empresas licitadoras es la transparencia que proporciona este proceso de adjudicación: son los propios licitadores los que, en función de los precios que ofrezca su competencia, deciden si tienen posibilidad de realizar una mejor oferta o bien mantenerse en su propuesta. La ventaja es saber qué posición ocupan durante el desarrollo de la subasta electrónica y el adjudicatario será aquel que, una vez finalizado el proceso, haya realizado la oferta más ventajosa.

 

El volumen de ahorros que se espera obtener es de entre el 10 y el 15% respecto a la mejor oferta recibida en la fase de licitación, según la experiencia de otras administraciones públicas que ya han optado por este sistema de adjudicación para la contratación de sus bienes y servicios.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información