Casos de éxito | Noticias | 03 NOV 2014

CaixaBank gestiona la movilidad con MobileIron

Para apoyar su objetivo de desplegar 20.000 dispositivos Windows Phone en un año, CaixaBank ha utilizado la solución para la gestión de la movilidad empresarial (EMM) de MobileIron.
Caixabank
Network World

Gracias a MobileIron, además de disponer de un control centralizado de miles de nuevos dispositivos, CaixaBank utiliza de la manera más eficiente aplicaciones desarrolladas por empresas externas. Todo ello –según la entidad bancaria- contribuye a reforzar la estrategia de la entidad de incrementar su cuota de mercado, al poder ofrecer un servicio de calidad fuera de la sucursal.

 

CaixaBank pretendía acelerar su propio crecimiento si ponía a disposición del cliente un servicio personalizado fuera de la sucursal, y en fecha reciente se marcó el ambicioso objetivo de distribuir 20.000 dispositivos móviles entre sus empleados en un año. El banco analizó todas las opciones existentes en el mercado y optó finalmente por la plataforma Windows Phone, iniciando a continuación el proceso de selección de una plataforma EMM que pudiera ayudarle a gestionar y proteger miles de nuevos dispositivos distribuidos por la entidad.

 

“Procuramos estar siempre cerca del cliente, independientemente de dónde esté, y nos esforzamos por ofrecerle la misma calidad de servicio que en nuestras sucursales. Por este motivo, hemos apostado plenamente por el uso del dispositivo móvil como parte de nuestra estrategia corporativa”, afirma Manel Segura, director de Mobility de CaixaBank. “Gracias a la plataforma de MobileIron, podemos ofrecer unos dispositivos seguros que permiten un mejor servicio al cliente”.

 

La elección de Windows Phone como plataforma móvil obedece a que este sistema operativo móvil permite prever que la actualización de los dispositivos será relativamente sencilla. Por otro lado, dado que la interfaz del Windows Phone es de fácil aprendizaje, CaixaBank considera que sus usuarios tendrán que dedicarle menos tiempo. “Aunque estamos eliminando los terminales Blackberry y aumentando masivamente el uso de Windows Phone, nuestro call-center está recibiendo más llamadas de usuarios de Blackberry que de Windows”, afirma Segura. “Agradecemos a MobileIron que nos haya suministrado su potente solución para la gestión de la red de Windows Phone. De hecho, estamos convencidos de que presenta además el nivel de seguridad más fuerte del mercado, que era nuestra mayor preocupación a la hora de escoger una plataforma EMM”.

 

A partir de ahora, con su dispositivo Windows Phone y la seguridad de MobileIron, miles de empleados de CaixaBank podrán enfocarse en “acercar el banco al cliente”. Además, los gestores de negocio de CaixaBank podrán programar sus visitas a clientes clave, o realizar presentaciones de nuevos productos y servicios, utilizando únicamente una tablet y smartphone Windows. De vuelta a la oficina, sólo tendrán que conectar su tablet a un monitor y a un teclado para mayor comodidad.

 

Mejor servicio, mayor productividad

Los dispositivos facilitados por la entidad permiten al empleado tradicional de banca realizar al menos el 90% de su trabajo en cualquier lugar donde haya cobertura móvil. Hoy en día, todas las transacciones bancarias comerciales se encuentran optimizadas para dispositivos móviles, lo que reduce el tiempo de ejecución y elimina el molesto papeleo. La cámara del smartphone ha sustituido el escáner, permitiendo al cliente introducir su firma electrónicamente a través de la pantalla del móvil o del

tablet.

 

CaixaBank se ha fijado como objetivo crear una base de clientes a escala mundial, y una herramienta esencial de su estrategia es la movilidad de sus empleados. Para ello, la compañía tiene previsto incrementar el uso de aplicaciones desarrolladas exclusivamente para la entidad tan pronto como esté finalizada su red privada virtual, que se completará durante el 2014.

 

A finales de este año, CaixaBank habrá utilizado MobileIron Apps@Work para desplegar unas 200 aplicaciones de desarrolladores externos. Una aplicación móvil mejorará la comunicación entre los empleados al permitir conectarlos a una red social propia. Otra aplicación facilitará que el empleado solicite autorización a sus superiores para realizar determinadas transacciones, al margen de sus funciones habituales. Y otras facilitarán la comunicación con los clientes, de tal forma que los empleados de CaixaBank dispondrán de mejor información sobre la posición financiera de cada uno de ellos.

 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios