| Artículos | 01 ABR 2003

WLAN y Gigabit Ethernet, principales apuestas de D-Link para este año

D-Link acaba de introducir en España sus soluciones WLAN 802.11g, que elevan la velocidad de las redes inalámbricas hasta los 54 Mbps. Pero la oferta WLAN de la compañía es mucho más amplia, e incluye una completa gama de soluciones con la que D-Link competirá con fuerza en un mercado que, junto con Gigabit Ethernet, representará este año una de las principales apuestas del fabricante.

De la amplia línea de productos con que cuenta el fabricante D-Link, las áreas que mayores crecimientos experimentarán este año serán, según su Country Manager para España y Portugal, Luigi Salmoiraghi, las de soluciones de comunicaciones de área local inalámbrica (WLAN) AirPlus y los productos de networking cableado Gigabit Ethernet (GbE).
La oferta WLAN de D-Link está constituida por una amplia variedad de soluciones, que incluyen propuestas basadas en el estándar 802.11b, pero que duplican la velocidad característica de esta norma hasta alcanzar los 22 Mbps, gracias a la utilización de un chip específico de Texas Instruments también implementado por US Robotics y SMC en sus productos. Además, en el catálogo wireless de la compañía figuran soluciones 802.11g a 54 Mbps –cuyo estándar será aprobado por IEEE el próximo verano, según las previsiones de Wi-Fi Alliance– pero compatible con la ya popular 802.11b, así como sistemas 802.11a, capaces de ofrecer taambién 54 Mbps de ancho de banda, pero incompatibles con los sistemas a 11 Mbps. No obstante, estas últimas no se comercializarán en España, dado que la banda de 5 GHz en la que operan está, por el momento, reservada a usos militares.

Un solución completa. A la hora de identificar un rasgo distintivo de D-Link frente a sus competidores en el mercado WLAN, Salmoiraghi no duda en subrayar, ante todo, la amplitud de la solución de la compañía, capaz de resolver las necesidades de comunicación inalámbrica en cualquier punto de la red. "Ofrecemos tecnología wireless con un abanico completo, desde la PCMCIA sencilla o PCI para portátiles hasta el punto de acceso, antenas para interiores y exteriores y routers inalámbricos, incluidas plataformas para DSL WLAN, entre otras soluciones. Estamos convencidos de que tener una oferta wireless hoy en día no significa ya sólo tener tres productos: PCI, PCMCIA y punto de acceso. Hoy la oficina wireless debe poder ofrecer las mismas funcionalidades que podemos encontrar en un entorno cableado. Esto es la oficina inalámbrica para D-Link y por eso estamos proporcionando el abanico completo de soluciones".
En cuanto a Gigabit Ethernet, la otra tecnología en la cual el fabricante ha depositado sus mayores esperanzas de crecimiento para este año, Salmoiraghi explica que, pese a tratarse de una tecnología que ya lleva algunos años en el mercado, "hasta ahora las empresas no se decidían a implementarla de manera significativa, entre otras razones, porque en un principio existía sólo para cableado de fibra óptica, mucho más costosa que el cobre". El hecho de que desde hace tiempo esté también disponible para par trenzado permitirá al cliente aprovechar el cableado ya tendido en la empresa para dotarse de alta velocidad, lo que, con toda seguridad, le abrirá las puertas de muchas organizaciones.

GbE, también para medianas empresas. La bajada de precios y su materialización en plataformas con menor densidad de puertos, constituirán también, en opinión de Salmoiraghi, incentivos para el desarrollo y la ampliación del mercado potencial de GbE, convirtiéndola en una alternativa no sólo limitada a las grandes empresas, sino adecuada asimismo para entidades de mediano tamaño. "Hoy, una tarjeta Gigabit Ethernet para servidor podría costar unos 50 o 60 euros, mientas que hace un año o dos esa misma tarjeta tenía un precio aproximado de entre 150 y 200 euros. Y ahora, los conmutadores Gigabit están disponibles en plataformas de 4, 8 y 16 puertos, mientas que hace un año la densidad por sistema era de 26, 128 o más puertos. Eran productos pensados para la gran cuenta, pero la situación ha cambiado".
Durante 2002, D-Link, que identifica la voz sobre IP como una tercera área de potenciales crecimientos dentro de su negocio, creció tanto en facturación como en unidades vendidas. Pero, aunque el aumento de los ingresos fue del 24%, en la cifra de productos entregados al canal de distribución los crecimientos no se correspondieron con este mismo porcentaje. La razón, según explica Salmoiraghi, no es otra que la reducción de los precios de los productos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información