| Artículos | 01 MAY 2006

Voz y datos digitales en el bus

Transportes Metropolitanos de Barcelona
Encarna González y Arancha Asenjo.
Con el fin de mejorar el servicio al ciudadano y dentro de sus planes de adopción de un Sistema de Ayuda a la Explotación, Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) está migrando sus comunicaciones de radio analógica al sistema TETRA de radio digital.

Con una flota de 1.050 autobuses, a los que pronto se sumarán otros 60 vehículos, Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) se encuentra inmerso en un proceso de mejora del servicio de transporte urbano que presta en la Ciudad Condal, que ha supuesto, entre otras medidas, la adopción de un Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE). El SAE combina distintas tecnologías para la gestión, transmisión e intercambio de la información generada en torno a la actividad de los autobuses, que se verán beneficiadas por el salto hacia las comunicaciones de radio digital TETRA desde el sistema de radio analógica hasta ahora empleado por la compañía. El proyecto, llevado a cabo junto a la firma especializada en la integración de radiocomunicaciones Landata Ingeniería, está estructurado en varias fases y su finalización está prevista para 2008.
La decisión de adoptar TETRA como plataforma de comunicación está fundamentada en varias razones de peso, tal y como explica Ramón Bacardí, director del servicio de telecomunicaciones de TMB. “El principal problema del sistema analógico era su limitada capacidad de crecimiento, ya que en su momento se diseñó para una flota de aproximadamente 500 vehículos. El incremento de este parque móvil nos llevó a plantearnos si seguir con el mismo sistema pero rediseñando muchos aspectos, o bien cambiar a otro más avanzado, opción que triunfó finalmente”. Otro de los factores decisivos para la migración a radio digital fue la necesidad de rebajar los tiempos de refresco de la información que se intercambia con el vehículo, a través de un proceso de interrogación cíclica (polling). Con las comunicaciones analógicas, el proceso conlleva que los refrescos sean largos, con la consiguiente baja fiabilidad en el seguimiento de los vehículos”.

Dos capas independientes
La necesidad de integrar un nuevo sistema de comunicaciones en la capa de gestión debía tener en cuenta una serie de requisitos específicos, ya que “la experiencia nos ha demostrado que el SAE tiene un período de evolución muy lento, mientras que los sistemas de radiocomunicaciones cambian más rápidamente”, señala Ramón Bacardí. Por este motivo, se procedió a separar el nivel de los aplicativos del SAE -que integra el sistema de localización de flota, regulación del tráfico, fonías, mantenimiento, información al conductor, seguridad y alarmas - de la capa de comunicaciones. De esta manera, pueden evolucionar cada uno a su ritmo, teniendo en cuenta que “nuestra actual radio analógica es una modificación del estándar de trunking analógico 1327 para reducir los tiempos de polling, gestionados con el front-end de comunicaciones” en el que se halla integrado el SAE con las radiocomunicaciones, lo que dificultaba su separación. Ante estas exigencias, TMB se decantó por TETRA, un sistema de trunking digital basado en TDMA (Time Division Multiplexing Access), y, en concreto, por los equipos de Teltronic. Así, TMB solicitó a la Dirección General de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (DGTel) 20 canales físicos de frecuencias en la banda de 410 MHz, con una capacidad total de 28,8 Kbps si se utilizan simultáneamente los cuatro canales lógicos que componen cada canal físico.
Además de la preocupación de integrar todas las aplicaciones del SAE sobre TETRA, el gran volumen de información generado por el sistema de comunicación de voz y datos constituía un aspecto clave del proyecto, ya que deben interrogarse 1.110 autobuses cada 45 segundos como mínimo. Así, tras un cálculo exhaustivo, tanto de los datos manejados como de la cobertura precisada, se optó por el sistema de mensajería corta de TETRA (SDS). El volumen de datos gestionados por el sistema analógico del SAE es de 20 Bytes en 50 segundos, mientras que con TETRA, para la misma cantidad de información, ese tiempo se reduce a 20 segundos. “En cualquier caso, ahora sólo estamos realizando simulaciones; después llegará la realidad y habrá que ajustar muchas cuestiones”.

Red a bordo
El autobús constituye la piedra angular del proyecto emprendido por la compañía de transportes. Para la integración efectiva de todas las tecnologías, se diseñó un plan director de telecomunicaciones a bordo del vehículo basado en la implantación de sistemas estándares. En este sentido, para el director de telecomunicaciones de TMB existían dos preocupaciones iniciales: “que el autobús no fuera una ‘Torre de Babel’ donde se fueran añadiendo cada vez más sistemas dispares y de difícil interconexión, y evitar caer en equipos propietarios de un único fabricante; es decir, adoptar un planteamiento lo más abierto posible que evite una evolución tecnológica traumática”.
Este proceso de “reingeniería del bus” dio lugar a una red Ethernet embarcada en el vehículo para comunicar los distintos sistemas y mensajería XML, además de un sistema de radio digital que se comunica con la infraestructura TETRA instalada en cinco emplazamientos distribuidos por la ciudad y con cobertura en los túneles necesarios. Junto a esto, se ha desplegado una red Wi-Fi en las cinco cocheras de TMB para el intercambio de información con la flota. “Actualmente, la descarga de datos del SAE – recorrido, paradas, etc.- y de billetaje, se ejecuta por infrarrojos en la cochera mientras reposta el vehículo; esto obliga a realizarlo en un punto y tiempo determinado y con un ancho de banda limitado a futuras necesidades. Para resolverlo, estamos instalando tecnología inalámbrica en las cocheras, de forma que cada autobús cuenta con una dirección IP que le permite descargar la información en cualquier punto de la cochera y durante toda la noche”, explica Ramón Bacardí.
Dichos datos hacen referencia a la ubicación de paradas, ya que el SAE precisa el recorrido de todos los autobuses y fija la cadencia temporal de los vehículos para que el servicio funcione de forma regular. Para ello, el autobús está también dotado de un sistema GPS y otros medios de localización, enlazados con un giroscopio y diferentes mecanismos para el contraste de la información. Así, “el lugar por el que tienen que pasar los vehículos va ligado a la cartografía cargada en el autobús para que, cuando el sistema TETRA transmita los datos del GPS y le dé su posicionamiento, se ubique en una línea concreta, con un itinerario específico y sobre una cartografía determinada”.
Sobre esta infraestructura embarcada se han diseñado servicios como el gestor energético, un sistema de optimización que regula la cadencia del encendido y apagado de los equipos del autobús y que está conectado a la red con mensajería XML. El conductor controla estos datos y otros proporcionados por el SAE gracias a una única interfaz conocida como SIC (Sistema de Interfaz del Conductor).
El SAE también traslada información de utilidad para el usuario del transporte colectivo, “a trav&#

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información