| Artículos | 01 ABR 2007

Virtualización global

Soluciones para todas las áreas TI
El éxito de compañías como VMware es un claro exponente de que la virtualización se ha impuesto como una de las grandes tendencias en el centro de datos. Y no sólo en el campo de los servidores y el almacenamiento. Están apareciendo hoy soluciones para todas las capas de la infraestructura TI, desde las sobremesas y las aplicaciones a la propia red e incluso la seguridad.

La buena marcha de la virtualización en el campo de los servidores empieza ya a manifestarse en las ventas de estos equipos. Cuando, el pasado noviembre, Gartner daba a conocer los resultados del mercado de servidores correspondientes al tercer trimestre de 2006, atribuía la ralentización de las ventas a la creciente adopción de la virtualización. El mercado de servidores sigue creciendo, pero lejos de los dos dígitos frecuentes en el pasado. Como afirma la consultora, la virtualización hace posible correr más programas sobre un mismo servidor físico, aprovechando mejor su capacidad y permitiendo que un centro de datos soporte más trabajo con menos equipos.
De acuerdo con las conclusiones de una encuesta realizada entre empresas de todo el mundo por Forrester Research en 2006, el 75% aseguraba ser consciente de las ventajas de las tecnologías de virtualización, con un 26% que ya las había implementado y otro 8% que pensaba adoptar proyectos piloto durante 2007. Mayor interés tiene el dato de que el 60% de las empresas que ya las habían instalado planeaban expandir su aplicación a nuevas áreas.
Todavía sólo alrededor del 5% de los servidores de empresa están virtualizados y conseguir que llegue el momento en que la virtualización sea la arquitectura de propósito general y el mecanismo de despliegue de facto llevará su tiempo. Pero la tendencia está clara: la arquitectura del nuevo centro de datos descansará sobre infraestructura virtualizada. Esta línea de evolución se justifica en las ventajas ya conseguidas con la virtualización de los servidores, que animará a extender su aplicación a otras áreas corporativas. Es más, los beneficios serán aún mayores cuando se adopte globalmente a escala corporativa. Según Nemertes Research, aunque un recurso se desvincule de su nivel físico se sigue viendo obligado a trabajar con otros recursos que siguen dependiendo de dicho nivel físico y, en consecuencia, las ventajas conseguidas son limitadas. Es lo que ocurre cuando se aborda la virtualización del servidor en solitario, sin tener en cuenta la de la red o el almacenamiento.
En general, se puede decir que es el almacenamiento el segmento en el que, después de los servidores, la virtualización está más avanzada. El punto débil sigue siendo, sin embargo, la interoperatividad, aunque fabricantes como HP, IBM, Hitachi Data Systems y EMC están empezando a paliar el problema. Hitachi, por ejemplo, dispone del controlador inteligente TagmaStore, que virtualiza los recursos de almacenamiento a él conectado, incluidos Enterprise Storage Server de IBM, Symmetrix de EMC y los productos de Clariion. Por su parte, IBM y EMC suministran appliances basadas en servidor que pueden conectar conmutadores director-class de firmas como Brocade, Cisco y McData con recursos de almacenamiento virtualizados.

A por las sobremesas
Donde la virtualización comienza ahora a avanzar también es en las sobremesas. Ya hay un buen número de start-ups investigando en la aplicación de estas tecnologías para solucionar problemas relacionados con la gestión, despliegue de software y de parches, disponibilidad y backup. Destaca en este segmento la labor que está llevando a cabo la Virtual Desktop Infrastructure Alliance, una iniciativa lanzada por VMware en abril de 2006 en la que también participan firmas como Altiris, Appstream, Ardence, Check Point, Citrix, Fujitsu, Fujitsu-Siemens, Hitachi, HP, IBM, Leostream, NEC, Platform Computing, Softricity, Sun y Wyse Technology. El objetivo de la alianza es, según VMware, permitir a los administradores de TI hospedar y gestionar centralmente máquinas virtuales de sobremesa en sus centros de datos, proporcionando a los usuarios una experiencia de sobremesa total desde cualquier lugar que se encuentren. Este enfoque de la virtualización de la sobremesa va más allá de la práctica más común, que consiste en albergar las aplicaciones en una localización a la que se puede acceder remotamente a fin de conseguir una gestión centralizada.
A diferencia de la virtualización de servidor, donde las principales cuestiones son la gestión y la consolidación, en la virtualización de las sobremesas el objetivo fundamental es ayudar a la seguridad, en cuanto que permite aislar y securizar las cargas de trabajo en sistemas fisicos únicos. Así, por ejemplo, el software de virtualización de sobremesas de VMware, VMware Ace, permite crear y encriptar máquinas virtuales aisladas –ficheros de software que contienen un sistema operativo, aplicaciones y datos relacionados– en un único sistema físico, lo que evita encriptar el disco entero.
La virtualización de las sobremesas permite además securizar las redes desde dispositivos no gestionados, como los ordenadores que acceden a la red corporativa desde el hogar. Las máquinas virtuales pueden contener políticas que restrinjan el acceso a determinados discos externos y conexiones de red. Es decir, se pueden crear reglas que establezcan que una maquina virtual conectada a la red sólo pueda hablar con una cierta direción IP o conectarse a ciertos servidores de archivos.
Fiel reflejo del creciente interés en la virtualización de la sobremesa es la distribución y soporte que proporciona XenSource de la tecnología de código abierto Xen. La firma ya cuenta con algunos proyectos piloto y se espera para este año la aparición de un producto comercial. Asimismo, los fabricantes de chips están llevando la tecnología a sus procesadores de sobremesa, optimizando así la ejecución del software. Intel ya lo hizo en 2005 y Advanced Micro Devices en 2006.
Con todo, si la idea de hacer de un servidor físico único múltiples contenedores virtuales que pueden ser ejecutables y gestionados por separado se ha convertido en una tendencia en los centros de datos, la tecnología está todavía en el campo de pruebas en el lado del cliente. Para Gartner, la virtualización de sobremesas todavía se encuentra alrededor de dos años por detrás de la virtualización del servidor.

Aplicaciones: no sólo aislamiento
Al menos potencialmente, la virtualización en otras áreas del nuevo centro de datos promete las mismas ventajas que ya ha demostrado en la realidad la virtualización del servidor e incluso la del almacenamiento. Estas tecnologías, por ejemplo, hacen posible que las aplicaciones corran independientemente del sistema operativo del host proporcionando, como en el caso de los servidores, un menor coste de propiedad. Además, aporta una mayor estabilidad a los sistemas, un número menor de fallos y una actualización más sencilla, lo que lleva a una mayor productividad del usuario final y a unas operaciones menos pesadas de helpdesk.
¿Por dónde comenzar? En la lista de compañías que ofrecen, siguiendo distintos enfoques, software de virtualización de aplicaciones se encuentran IBM (gracias a la adquisición de Meiosys en 2005); Softricity (comprada por Microsoft a principios de 2006) y la start-up Trigence. Otras firmas como Altiris

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información