| Artículos | 01 MAY 2003

Unificando servidores y servicios

Soluciones hardware y software
Jaime Fernández.
Hay dos motivos para agudizar el ingenio y sacar más provecho de los actuales recursos informáticos de la empresa. Uno, casi no hay dinero para nuevas compras. El otro, el uso poco eficaz de la mayoría de los servidores y de sus servicios. Apurar al máximo los medios tecnológicos es una obligación en tiempos de crisis. En este informe le explicamos dos soluciones, una hardware y otra software, que buscan precisamente eso: obtener provecho de cada ciclo de procesador y de cada ‘mega’ de memoria.

El mercado de los servidores de segunda mano ha crecido al mismo ritmo que los deseos de muchas empresas por desprenderse de esas máquinas, casi nuevas, a las que apenas sacaron jugo. A finales de la pasada década, la compra de grandes sistemas para aplicaciones más o menos complejas se convirtió en una práctica habitual, amparada en unos tiempos de bonanza que condujeron, en no pocas ocasiones, a matar moscas a cañonazos. La crisis actual obliga a ajustar la artillería existente, en algunos casos con la venta de parte del arsenal, que pasa a engordar la oferta de máquinas de segunda mano. Con unos recursos que no van a aumentar, o que lo harán muy poco, los responsables de sistemas y redes se tienen que buscar la vida, como se dice vulgarmente, para responder a las necesidades de sus empresas y de sus clientes. Y nada mejor que las viejas ideas, convenientemente actualizadas, para meter barriga y apretarse el cinturón tecnológico.

Hacia la consolidación
Hace más de una década surgió el concepto de consolidate, una idea sencilla que en castellano se puede traducir como consolidar, unificar: hacer de muchas cosas una o un todo, uniéndolas o mezclándolas. Las navajas suizas son un buen ejemplo de cómo unificar una buena cantidad de pequeñas herramientas, y convertirlas en un único objeto.
La solución software que se explica en la primera parte del informe representa la navaja suiza de los sistemas operativos, porque mezcla y une, en el misma servidor, varias máquinas virtuales independientes, cada una de ellas con su propio sistema operativo y sus propias aplicaciones. Estas máquinas suizas no nacieron ayer, precisamente, pero su popularidad ha crecido en los últimos dos años y, quizá, se encuentren ahora en su momento más dulce. La coyuntura actual les ayuda, porque son una buena opción para amortizar las grandes comprar del pasado (¿pecados de juventud?) con una pequeña inversión, y con unos resultados asombrosos.
Para aquellas empresas que desean adquirir nuevo equipamiento, pero conservando las ventajas de unificar los servidores y los servicios, han aparecido en el mercado los servidores blades o servidores de hoja. La segunda parte de este informe la dedicamos a estas nuevas máquinas, una de las últimas apuestas de los grandes fabricantes, como Dell, HP, IBM o Sun. Con un precio muy atractivo, llegan en el momento adecuado, porque su arquitectura se centra en compartir diferentes elementos para reducir costes, incluyendo el (mínimo) espacio que ocupan o su bajo consumo eléctrico y de ventilación. Diseñados para crecer con suma facilidad –basta con añadir una nueva hoja o servidor–, vienen acompañados de un grupo de programas que permiten cambiar el aspecto lógico del blade en apenas unos minutos, con un grado de flexibilidad desconocido en estos entornos. Le invitamos a conocer todas las detalles de los "servidores hoja", junto con la oferta de los principales fabricantes.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información