| Artículos | 01 JUL 2006

Una renovación desde los mismos cimientos

Oficina Española de Patentes y Marcas
Juana Gandía.
El proyecto global de integración puesto en marcha por la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) ha supuesto la implantación de una red corporativa Gigabit Ethernet que gestiona todos los procesos de la organización y a la que se conecta un servicio de telefonía IP.

El traslado a la madrileña Torre Negra de Azca, antigua sede del Banco Santander, ha supuesto para la OEPM el inicio de una nueva etapa. Hasta hace tan sólo unos meses, su estructura se encontraba dispersa en tres inmuebles, con una plataforma tecnológica obsoleta. Hoy, toda su actividad está centralizada en un moderno edificio dotado de una innovadora infraestructura de TIC.
La ubicación de la nueva sede en una zona céntrica y emblemática de la capital y sus buenas comunicaciones fueron algunos de los principales argumentos a la hora de optar por estas oficinas adquiridas hace ya más de tres años. Pero no sería hasta 2004 cuando la organización decidió poner en marcha un ambicioso plan de renovación tecnológica que aborda tres frentes: la implantación de una nueva red de datos corporativa, la apuesta por la telefonía IP y el despliegue de una solución integral de seguridad lógica.
Dada la complejidad del proyecto, la OEPM optó por la intervención de un único interlocutor que se encargase tanto de proporcionar los equipos como de toda la instalación. La elección recayó en Siemens. “Tras mirar las opciones de algunos otros partners, optamos por Siemens porque ésta es una de las pocas empresas capaces de suministrar e integrar todos los componentes de un proyecto global como éste. Como la renovación suponía en sí una gran complejidad, no creímos conveniente añadir los problemas que conlleva la intervención de diferentes socios. Es mucho mejor confiar en un único interlocutor”, explica José Antonio Martín Pérez, director de la División de Tecnologías de la Información de la entidad.
Cuando la OEPM adquirió el edificio, su estado no era el más adecuado para el fin al que se iba a destinar. Según Martín Pérez, “el cableado estaba en muy mal estado. Había que renovarlo completamente. En cuanto a telefonía, no existía estructura de centralita. Lo que había instalado era el clásico par de cobre, que no era operativo para trabajar con la solución IP que queríamos implantar. Ahora, sin embargo, disponemos de una red que garantiza el crecimiento en los próximos años. Estamos preparados para multiplicar por 10 su tráfico”.
A día de hoy, el proyecto está completamente finalizado. De su mantenimiento se encarga el equipo técnico y sólo queda por adjudicar por concurso el servicio de soporte, una vez que expire el plazo de garantía del fabricante.

Troncal Gigabit Ethernet
La antigua red de la OEPM que unía los tres edificios en los que se alojaba el personal del organismo sólo ofrecía un ancho de banda de 100 Mbps y no contaba ni con las prestaciones de redundancia, ni la segmentación de redes por VLAN (LAN virtuales), ni la uniformidad de la actual infraestructura.
La arquitectura de la nueva plataforma se basa en una red troncal en fibra que lleva la información a los puestos de trabajo mediante cableado horizontal en cobre Cat6, ubicados en las 18 plantas del edificio. Para los ordenadores portátiles y los terminales móviles se ha implantado una red Wi-Fi, con veinte puntos de acceso Enterasys AP3000, que da cobertura a todo el perímetro del edificio. El acceso inalámbrico está securizado mediante WPA y RADIUS. Además, está previsto que, en un futuro, la red amplíe sus funcionalidades con la implantación de un sistema de telefonía IP sobre Wi-FI que permita utilizar las extensiones inalámbricas por todo el edificio soportando el roaming entre los diferentes puntos de acceso.
En el despliegue de la red de datos, Siemens ha integrado la solución de Enterasys Networks. Esta electrónica se basa en un doble núcleo redundante de conmutación Matrix N7 con tarjetas Platinum preparado para soportar 10 Gigabit Ethernet. En las plantas se han instalado los conmutadores apilables SecureStack C2 con soporte Power-over-Ethernet (PoE) y capacidades 10/100/1000 Mbps.
A la red también se encuentra conectado el sistema de telefonía IP, sustentado en el servidor de comunicaciones Siemens HiPath 4000. Para el director de la División de Tecnologías de la información de OEPM, esta era la opción más idónea ya que cubre todas las necesidades de la entidad. “Necesitábamos un sistema que ofreciera disponibilidad permanente, transparencia para el usuario, integración con la telefonía corporativa del MITYC y que, además, permitiera su ampliación hasta un máximo de 12.000 abonados, cifra que cubre cualquier expectativa de crecimiento del organismo a medio plazo”.
Tras toda esta compleja estructura, la información sigue siendo el principal protagonista del sistema y su protección, un objetivo prioritario. Por esto, el tercer pilar del plan de renovación fue una solución integral de seguridad lógica que contempla todo un sistema redundante que hace del entorno una zona prácticamente inaccesible. Una doble línea de cortafuegos redundantes de StoneSoft y Juniper, sistemas de detección de intrusiones Enterasys Dragon, inspección inteligente de contenidos http y mail de Aladdin, cachés directos e inversos de Bluecoat y gestión del ancho de banda de Allot forman el conjunto de soluciones que se han implantado en el sistema para evitar las intrusiones no deseadas.

VoIP segura
Las medidas de seguridad incorporadas al sistema se extienden al sistema de telefonía. La solución HiPath 4000 dúplex ofrece redundancia en sus módulos procesadores y dispone de un soporte magneto-óptico pensado tanto para hacer copias de seguridad como para arrancar el sistema en el caso de que no se pueda hacer desde el disco duro. También los gateways son redundantes a fin de que los terminales siempre tengan soporte. Para suplir las averías de la red IP, la central incorpora 180 enlaces digitales que dan soporte a otras tantas extensiones repartidas por las diferentes plantas del edificio. Para cubrir los fallos eléctricos, se han incorporado seis enlaces analógicos de emergencia.
El cambio de edificio y la renovación completa de toda su plataforma informática es el punto de partida hacia lo que los responsables de la OEPM piensan que debería ser la entidad en un futuro. Una entidad accesible al ciudadano a través de la Red, donde no será necesario acudir presencialmente a la sede y en la que la oficina sin papeles sea una realidad. Pero, como explica su director de la División de Tecnologías de la Información, se trata de “un proyecto muy ambicioso para una organización que ha sustentado su actividad en los último dos siglos en el papel. Por ello, estamos abordando el proceso de forma paulatina, por fases y departamentos. Inicialmente, hemos comenzado por la digitalización del archivo. Queremos que en los próximos cuatro años estén digitalizados sus 40 kilómetros lineales de estantería”.


Dos siglos de actividad
--------------------------------
Desde hace dos siglos, la OEPM, organismo autónomo dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, se encarga fundamentalmente de tramitar y conceder los títulos de propiedad industrial. La protección jur&#

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información