| Artículos | 01 ENE 2005

Una nueva convergencia: ¿Java en la red?

Ángel Cruz.
En la tendencia hacia la convergencia entre las distintas áreas tecnológicas de los operadores, Java se está configurando como un factor clave para el despliegue de nuevos productos y servicios. Sobre sus bases, Jain SLEE ofrece un entorno de ejecución de servicios en tiempo real que cumple los requisitos del mundo de las telecomunicaciones.

Convergencia? ¿Otra vez? Durante los últimos años, el término convergencia ha sido uno de los más usados y abusados en el mundo de las telecomunicaciones. Debido al abrupto crecimiento de los años 90 y al frenético lanzamiento de servicios y productos en pos de captar la mayor cuota de mercado en el menor tiempo posible, algunas de las decisiones tomadas en aquellos momentos están hoy en curso de reconsideración. La meta es rediseñar las estructuras organizativas, técnicas y de sistemas de información de la empresa, en busca de una mayor integración y estandarización interna. Como ejemplos de convergencia podemos recordar la convergencia prepago-postpago, convergencia fijo-móvil, convergencia en redes all-ip, etc.
Sin embargo, existe un nuevo factor de convergencia de menor relevancia estratégica, pero que puede, no obstante, dotar al operador de mayores ventajas operativas. Se trata de la convergencia tecnológica entre las principales áreas técnicas del operador (red, sistemas de información y productos y servicios). Y dentro de esta convergencia, una nueva palanca está actuando con fuerza: la creciente utilización de Java (y sus arquitecturas y herramientas asociadas) como elemento clave para el despliegue de nuevos productos y servicios.

Java en las telcos
La irrupción de Java ha sido uno de los fenómenos más innovadores en las tecnologías de la información durante la última década; sin embargo, su deslumbrante éxito ha tenido un contrapunto, en muchas ocasiones, en la mitificación de la tecnología y, por consiguiente, en su inadecuada utilización.
Las grandes ventajas –propias de las arquitecturas J2EE (Java 2 Enterprise Edition)– que Java ofrecía en el mundo de las tecnologías de la información (portabilidad entre plataformas, menores ciclos de implementación por reducción de tiempo en desarrollo y pruebas, acceso a la mayor comunidad de desarrolladores del mercado, etc.) no son suficientes para los servicios críticos de telecomunicaciones, con requisitos muy diferentes (asíncronos, entorno de ejecución orientado a eventos, tolerancia a fallos, grandes medidas de rendimiento, complejidad de lógicas de servicio, etc.). Debido a estas limitaciones, la utilización del mundo Java en las telcos estaba hasta ahora reducida al campo tradicional de integraciones Internet y Enterprise (típicamente orientadas a servicios síncronos y fundamentalmente de petición-respuesta).
Sin embargo, la continua mejora de la tecnología y el esfuerzo conjunto de organismos de estandarización (3GPP, ETSI), empresas del sector informático (Sun, OpenCloud, jNetX), operadores de telecomunicaciones e integradores de sistemas están haciendo posible la superación de las limitaciones técnicas existentes gracias a iniciativas como Jain SLEE.

¿Qué es Jain SLEE?
Jain SLEE es el estándar Java para entornos de ejecución de lógicas de servicio (Service Logic Execution Environment). SLEE es un concepto maduro que se define como un entorno de ejecución de servicios con baja latencia, alto rendimiento y orientación a eventos de forma asíncrona: las características básicas de los servicios de telecomunicaciones. La novedad reside en la utilización de Java como soporte de este entorno. El ambiciosos objetivo de Jain SLEE es, por lo tanto, ofrecer un entorno de ejecución de servicios en tiempo real con todos los requisitos necesarios para los servicios de telecomunicaciones, contando como tecnología base Java y, por consiguiente, con todas las ventajas que esta tecnología ofrece.
Alrededor del concepto de nueva generación de servicios de red (NGIN) existen diferentes iniciativas de creciente alcance impulsadas por operadores, fabricantes y organismos internacionales. En el sector de las telecomunicaciones, el criterio de interoperabilidad (a diferentes niveles: redes, dispositivos, servicios, operadores, etc.) es uno de los catalizadores para el éxito del despliegue comercial masivo. En este sentido, existen diferentes organismos cuyo objetivo es conseguir esta normalización. Tomando como ejemplo uno de ellos, la misión del 3GPP (3rd Generation Project Partnership) es producir especificaciones técnicas aplicables globalmente para sistemas móviles de tercera generación. Otros organismos con misiones similares son ETSI, OMA, ITU-T, etc .
Estos organismos han venido impulsando diferentes iniciativas con el común objetivo de abrir paso a la siguiente generación de servicios de red, con los atributos comentados anteriormente. Sin embargo, como muchas de estas iniciativas, entre las que destacan algunas como Parlay, OSA (Open Service Access) y JAIN (Java API for Intelligent Network), se solapan entre sí, es preciso un esfuerzo de unificación para facilitar la utilización y evitar la lógica confusión que las nuevas tecnologías pueden conllevar. La unificación está en marcha y existen trabajos conjuntos para definir la convergencia entre las diferentes iniciativas.

Ventajas y servicios
La principal ventaja de Jain SLEE es la estandarización del desarrollo y ejecución de servicios, de modo que se cubran los diferentes niveles y, muy especialmente, la capa de acceso a los elementos de telecomunicaciones. A pesar de la estandarización en el acceso a las capacidades de red ofrecida por protocolos como INAP o CAP, los cuales permiten la interconexión de redes, la complejidad de la implementación de servicios de forma directa y los requerimientos telco de implementación (rendimiento, distribución, fiabilidad, etc.) hacen del desarrollo de servicios una actividad muy compleja que cuenta con tan sólo un reducido grupo de profesionales con la competencia adecuada. Jain SLEE, por el contrario, ofrece un alto nivel de abstracción para el acceso a las capacidades de red, simplificando en gran medida la complejidad existente y, al mismo tiempo, ofreciendo Java como lenguaje de implementación. Paralelamente, Jain SLEE incorpora los conceptos tradicionales de la arquitectura Java (reusabilidad de componentes, facilidades de gestión y concurrencia, distribución, etc.). Sobre esta base, el desarrollo y despliegue de servicios se realizaría en un tiempo menor y por un mayor volumen de profesionales, con las consiguientes ventajas para el operador y los clientes finales: mayor número de servicios y con un ciclo de lanzamiento más corto y dinámico.
En cuanto a los servicios que se pueden construir y desplegar sobre Jain SLEE, se pueden citar como ejemplos los servicios tradicionales de inteligencia de red como VPN, traducción de números o least cost routing, servicios de localización, servicios de mensajería, como cobro en tiempo real de MMS y servicios basados en señalización SIP, así como cualquier combinación de los anteriores.
Jain SLEE, como paradigma de los entornos de nueva generación, rompe con la tradicional distinción entre servicios de inteligencia de red y servicios IP. El concepto de adaptadores de recursos (RA) permite la integración entre diferentes tecnologías en servicios innovadores y de nueva generación, así

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información