| Artículos | 01 SEP 2006

Tres meses sin virus

Jaime Fernández.
El informe ‘Desarrollo y avance de la sociedad de la información en el ámbito empresarial’, publicado por Red.es en julio de 2006, presenta algunos datos interesantes sobre la evolución de las nuevas tecnologías dentro de las empresas de nuestro país. El estudio comienza con un resumen ejecutivo que contiene varios puntos destacados y, entre ellos, uno sobre las medidas de seguridad que han incorporado las empresas a lo largo de los últimos años. Según el informe “el software antivirus se usa de forma generalizada -el 96% de las empresas con acceso a Internet dispone de ello– y se mantiene de forma adecuada”. Más adelante se afirma que “estos elevados índices han permitido que en los últimos años se hayan reducido de una manera significativa los problemas de seguridad informática”. Y así parece que fue, porque las empresas declaran que en 2005 tuvieron un 20% menos de problemas de seguridad que en 2004. Las piezas parecen encajar: casi todas las compañías cuentan con una buena protección contra los virus informáticos, y eso ha mejorado la seguridad informática de las empresas. La mala noticia es que la principal causa de problemas de seguridad en las empresas sigue siendo la entrada de virus en sus equipos, un 26,6% de casos, a una enorme distancia de la segunda que se cita, un 2,7% de problemas generados por accesos no autorizados. La explicación a esta paradoja quizá se encuentre en la pregunta que se plantea a los entrevistados sobre el mantenimiento de su software antivirus: ¿ha actualizado sus mecanismos de seguridad en los últimos tres meses? A esta cuestión han podido responder afirmativamente tanto las compañías que están al día con su sistema antivirus como aquellas que lo actualizaron, por última vez, hace más de diez semanas. No parece, ni por asomo, la pregunta más adecuada.
La entrada en funcionamiento del carné de conducir por puntos ha sacado a la luz docenas de estadísticas sobre nuestras costumbres al volante. La Universidad de Deusto, por ejemplo, afirma que los dispositivos de retención infantil se utilizan en el 94,5% de los trayectos de más de 25 kilómetros y desciende al 75% en recorridos de entre 5 y 25 kilómetros. Las preguntas sobre aspectos críticos de seguridad, como esta de los arneses para niños, deben ser bien claras: ¿los niños llevan abrochado siempre el cinturón de seguridad en el coche? De igual modo, un sistema antivirus debe estar siempre actualizado, no ayer ni hace una semana ni hace tres meses. Nos guste o no, hay que acompañar a Sísifo en su permanente esfuerzo, ladera arriba, empujando la pesada piedra de la eternas actualizaciones de seguridad ¿Sus sistemas de defensa contra virus y otros códigos maliciosos están siempre al día? Esta es la pregunta adecuada, y no otra. Aquellos imprudentes que respondan con un “no” que digan la última vez que los actualizaron, para saber si estamos fastidiados o muy fastidiados, aunque el informe de Red.es apunta a esto último. Porque, a pesar de que las actuales plataformas antivirus se mantienen al día “casi” solas, las infecciones de este tipo son el principal motivo de inseguridad en nuestro país, y de lejos. Es muy posible que si en el próximo estudio se plantea la pregunta precisa, que no es indagar sobre las acciones tomadas durante los últimos tres meses, sino sobre el estado permanente de los aspectos críticos de seguridad, quizá nos sorprenda el número de empresas que no han entendido que el cinturón se debe llevar siempre abrochado.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información