| Artículos | 01 JUN 2004

Teletrabajo y productividad

Isabel Alonso.
Internet y el desarrollo de dispositivos móviles están provocando un cambio sin precedentes en la forma de comunicarnos. El entorno de comunicaciones se está volviendo cada vez más complejo según aumenta el número de dispositivos y los usuarios demandan mejores servicios y una respuesta más rápida a sus necesidades. Como resultado, los suministradores de telefonía están volcando sus esfuerzos en potenciar las capacidades de comunicación, reduciendo, al mismo tiempo, los costes.
El teletrabajo permite a los empleados trabajar de forma eficaz cuando se desplazan o permanecen en sus hogares, dado que pueden iniciar una sesión desde cualquier parte y no sólo mientras están sentados delante de sus puestos de trabajo en el entorno de oficina. Todo lo que necesitan es una conexión analógica, RDSI, ADSL o IP, acceso Internet a la LAN de su empresa, un entorno seguro de conexión y una contraseña. De esta manera, los empleados se convierten en una extensión natural de la oficina. Pueden ser contactados y acceder a la información y a las prestaciones telefónicas de su empresa mediante cualquier dispositivo que disponga de un navegador o un cliente software, y pueden recibir y realizar llamadas desde cualquier parte y de la misma manera que si estuviesen sentados en su oficina.

Mensajería unificada
La mensajería unificada proporciona a los usuarios la capacidad para enviar y recibir mensajes de voz, lo que implica una mejora de los niveles generales de productividad, eficiencia y comunicación. Los mensajes de voz se pueden visualizar desde la misma ventana que un correo electrónico a través de un buzón de correo multimensaje, y los usuarios pueden responder a los mensajes de voz vía correo electrónico tanto por texto como por voz. Esto es posible gracias a una ventana de acceso única que controla y gestiona las llamadas y mensajes de una manera muy simple.
Los empleados pueden acceder desde su móvil a todas las prestaciones del sistema telefónico de la empresa; por ejemplo, si un comercial recibe una llamada de un cliente y necesita la ayuda de algún compañero, podrá llamarle y establecer una conferencia. Esta flexibilidad facilita Juniores grados de reacción y de nivel de servicio a clientes. Además, esta capacidad de respuesta se mejora aún más por la posibilidad de controlar funciones desde algún dispositivo, lo que implica importantes beneficios si se requieren cambios de última hora. Por ejemplo, desde una extensión móvil, un empleado puede, desde cualquier parte y de forma sencilla, modificar el enrutamiento de sus llamadas. Esto puede hacerse desde un móvil con WAP o desde una PDA, no hay fronteras para el acceso a la información y el flujo siempre es mejorado.
El resultado del teletrabajo es que los empleados son capaces de interacturar mejor con sus propios colegas y optimizar las relaciones con sus clientes, lo que aumenta la productividad y la eficiencia y, finalmente, mejora los beneficios de las empresas.


Isabel Alonso, Responsable de Desarrollo de Negocio de Aplicaciones División de Soluciones para Empresas – Alcatel España
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios