| Artículos | 01 ABR 2004

Telefónica Móviles se convierte en la cuarta operadora celular

Compra de BellSouth
La adquisición por Telefónica del negocio de las filiales de BellSouth en Latinoamérica supone un paso decisivo que afecta a dos de las principales apuestas estratégicas de la operadora: el negocio móvil y el mercado iberoamericano. Con este movimiento, Telefónica Móviles se introduce en nuevos mercados, como Venezuela, Colombia, Ecuador y Uruguay, y refuerza su posición en otros donde ya estaba presente. Con esta compra, Telefónica Móviles pasará a convertirse en la cuarta operadora celular a nivel mundial.

Con la compra, por un total de 5.850 millones de dólares, del negocio de BellSouth en Latinoamérica, Telefónica Móviles se ha hecho con 10,5 millones de clientes en la zona, consolidando significativamente su posicionamiento en la región. Además de reforzar su presencia en países donde ya estaba presente, la operadora se introduce con una red ya desplegada y una importante cuota de mercado de partida en nuevos mercados; en concreto, Venezuela, Colombia, Ecuador y Uruguay. En total, la compañía eleva a 41 millones el número de clientes celulares gestionados en catorce países de Latinoamérica, sumando el 40% de los abonados de telefonía móvil en el mercado de habla hispana y portuguesa, y el 35% del mercado en Latinoamérica. A nivel mundial, la base total de clientes de Telefónica aumenta a 62,5 millones de personas, lo que la convierte en la cuarta operadora dentro del segmento celular.
En Venezuela, un país con 24 millones de habitantes, tras la compra, Telefónica Móviles se convierte en el primer operador de su segmento, con más de 3,3 millones de clientes, mientras que en Colombia, donde habitan 13,2 millones de personas, ocupa la segunda posición sumando cerca de 2 millones de abonados. Por lo que respecta a Ecuador, con 13,2 millones de habitantes, y Uruguay, con una población de 2,1 millones de personas, pasa a constituirse también en el segundo operador de móviles haciéndose respectivamente con 815.000 (35%) y 146.000 clientes (30%).

Refuerzo de negocios ya existentes
BellSouth aporta a Telefónica también un valor importante en países donde la multinacional española estaba ya presente y que experimentan un ritmo de crecimiento especialmente importante. Tal es el caso de Argentina, donde Telefónica Móviles contaba a cierre de 2003 con más de 1,8 millones de abonados, y, tras la adquisición de Movicom, eleverá esta cifra a más de 3,3 millones de clientes en un mercado de 37 millones de habitantes. También el de Chile y el de Perú. En el primero de estos países Telefónica Móvil opera como filial de CTC Chile gestionada por Telefónica Móviles. Esta empresa superaba los 2,27 millones de abonados a finales de 2003, y, tras la compra de los activos de BellSouth, se convierte en líder del mercado con más de 3,57 millones de clientes. En Perú, refuerza el negocio de Telefónica Móviles Perú, primer operador celular del país con más de 1,5 millones de clientes al cierre del año pasado y que tras la adquisición suma más de 2,14 millones de abonados.
En cuanto a Brasil, uno de los dos principales mercados de la región, junto con México, la filial Vico sumaba a finales de 2003 más de 20,6 millones de clientes, cifra que supone una cuota del 56% y el liderazgo del mercado. Por lo que se refiere a México, con más de 3,5 millones de clientes, Telefónica Móviles es la segunda operadora. Y, por último, la filial de móviles del Grupo Telefónica consolida su masa crítica en Centroamérica, donde adquiere los operadores líder de Panamá (2,8 millones de habitantes) con 420.000 clientes y en Nicaragua (2,9 millones de habitantes), país en el que pasa a liderar el mercado con la compra de un negocio con más de 229.000 clientes. En Guatemala, donde ya contaba con 157.000 abonados, eleva con la compra la cifra a 409.000. La operadora está también presente en El Salvador (6,6 millones de habitantes) con un total de 248.000 clientes.

Ingresos de 2.500 millones de dólares
Las compañías del Grupo BellSouth adquiridas por Telefónica suman unos ingresos superiores a los 2.500 millones de dólares, un EBITDA de 867 millones y un margen EBITDA del 35% en el ejercicio 2003. Añadiendo esta cantidad al conjunto de las operaciones de Telefónica Móviles en Latinoamérica en 2003, la suma se elevaría a 5.401 millones de dólares en ingresos y 1.521 millones de EBITDA. César Alierta, presidente de Telefónica, ha expresado su satisfacción por este acuerdo que, en sus palabras, “se inscribe en la política de crecimiento rentable de la compañía, crea valor para el accionista y aporta al Grupo un nuevo mercado potencial de cerca de 90 millones de clientes”.
Por su parte, Antonio Viana-Baptista, presidente de Telefónica Móviles ha asegurado que “Además de la consolidación de posiciones en mercados clave, la operación conlleva sinergias de costes por un valor presente estimado de unos 1.000 millones de dólares y redundará en beneficios par nuestros clientes y accionistas”.
La adquisición supone la obtención de sinergias relacionadas con la fuerza de Telefónica Móviles en gestión, oferta de productos y servicios y desarrollo de tecnologías avanzadas.
Los 5.850 millones de dólares en que ha sido fijado el valor de la compra incluyen los 1.500 millones de dólares a que asciende la deuda de las filiales de BellSouth, que será asumida por Telefónica.
De momento las dos operadoras han constituido un comité conjunto que intentará renegociar la deuda, cuyo importe será restado del pago en efectivo a realizar por la compradora. La operación deberá ser aprobada por las autoridades reguladoras de los diversos países en los que operan las compañías implicadas, por lo que el calendario de cierre de las operaciones no puede establecerse aún con precisión, según Telefónica.
En un plazo de dos años BellSouth se ha comprometido, como parte del acuerdo, a no competir con servicios de telefonía móvil en las zonas a las que afecta la compra.


El reparto del mercado
--------------------------------
Aunque muchos analistas han expresado sus recelos sobre el riesgo que para Telefónica supone una operación de las dimensiones de la compra de las filiales de BellSouth en Latinoamérica, otros valoran positivamente la iniciativa de la operadora. “La reciente adquisición del negocio de BellSouth en Latinoamérica refuerza la posición del operador española en la región frente a su principal competidor, América Móvil, y la coloca bastante por delante de Telecom Italia”, según Eva Benguigui, analista en Latinoamérica de la firma de análisis del mercado wireless EMC. “El acuerdo beneficia a los dos operadores implicados: BellSouth utilizará los 5.850 millones de dólares obtenidos de la operación para ayudar a financiar la adquisición de AT&T Wireless, mientras que Telefónica consigue la oportunidad de entrar en nuevos mercados con una red ya construida y un buen posicionamiento en términos de cuota de mercado.
El movimiento de Telefónica, que convierte a la filial de móviles en la cuarta operadora a nivel mundial dentro de este segmento, adelantando a T-Mobile, es el más reciente acontecimiento en un proceso de consolidación en la región, en opini&

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información