| Artículos | 01 ABR 2004

Telefónica: claros y oscuros

Los resultados del Grupo Telefónica durante 2003 muestran una mezcla de claros y oscuros, según Ovum. La consultora resalta el elevado precio que la compañía ha tenido que pagar por su alto nivel de exposición al riesgo en los mercados latinoamericanos. En ellos, las fluctuaciones en el cambio de moneda durante 2003 han convertido algunos resultados operativos positivos en pérdidas financieras. Telefónica está, pues, pagando un mucho mayor precio por sus aventuras internacionales que otros operadores de origen europeo, cuyas apuestas principales en otras zonas del globo se centran en mercados de mucho menor riesgo.
Aunque Latinoamérica continúa atesorando las mejores perspectivas de crecimiento, también sigue siendo un mercado de alto riesgo. No obstante, asegura Ovum, el planteamiento de un abandono de estos negocios es ahora impensable para Telefónica, que lo único que pude hacer es continuar mejorando su rendimiento operativo y esperar tiempos menos difíciles. Probablemente 2004 traerá consigo una mayor estabilidad a las economías de la región, lo que redundará en menores fluctuaciones en el valor de sus respectivas monedas.
Especialmente buenas son, según Ovum, las noticias provenientes de las filiales de móviles, en particular las relativas al mercado español. Telefónica continúa registrando altos incrementos en ingresos y muy buenos márgenes operativos. Los ingresos globales cayeron ligeramente, desde 28.411 a 28.399 millones de euros, siendo el principal responsable, como subraya de nuevo la consultora, el impacto negativo de las fluctuaciones monetarias de América Latina.
En estos momentos, Telefónica Móviles, unidad que agrupa Telefónica Móviles España (TME) y las filiales de comunicaciones celulares del grupo, es ya el negocio que en mayor medida contribuye a los ingresos de la compañía, superando a la empresa de comunicaciones fijas. De hecho, el segmento de móviles continúa ganando abonados, tanto en España como fuera, superando ya los cincuenta millones de clientes a nivel mundial. TMA avanza con éxito en su estrategia de migración de clientes pre-pago a contrato, y a finales de 2003, en torno al 40% de sus clientes habían optado ya por esta modalidad. Esto, unido a un ligero incremento del gasto en tráfico de datos de los usuarios móviles, ha incrementado la media de ingresos por cliente por primera vez en varios años.
En la otra cara de la moneda, la unidad de comunicaciones fijas nacionales del grupo, Telefónica de España, ha dejado por primera vez de ser el principal generador de ingresos: cada vez gestiona menos tráfico y tiende a perder cuota a favor de sus competidores, tanto en servicios al usuario final como en el mercado mayorista. Pese a su éxito, la oferta DSL de esta unidad no compensa el negativo comportamiento de las líneas de acceso convencionales y de la voz. No podría hacerlo, dado que sólo representa un 7% de los ingresos del operador. Además, en el mercado DSL la competencia se recrudecerá en 2004, con la creciente entrada de proveedores de cable, entre otros factores.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información