| Artículos | 01 MAY 2004

Telefonía IP sobre Gigabit Ethernet y ATM

Universidad de Granada
Fernando Ujaldón.
Con la intención de adecuar su sistema telefónico a nuevas necesidades y mejorar la rentabilidad de sus comunicaciones, la Universidad de Granada ha desplegado una red basada en tecnologías ATM y Gigabit Ethernet, capaz de soportar aplicaciones convergentes como telefonía IP. En estos momentos, la infraestructura da servicio a casi 5000 usuarios.

La Universidad de Granada es una institución académica que tradicionalmente ha apostado por la implantación de nuevas tecnologías como herramienta para la mejora tanto de su gestión interno como de los procesos de investigación, desarrollo y colaboración con otras organizaciones de su entorno. Son once los institutos de investigación en ella integrados, que a su vez se estructuran en cerca de 400 grupos de trabajo, muchas veces con necesidades de comunicación intensa entre ellos, motivo por el que la Universidad ha sido siempre consciente de la necesidad de analizar y actualizar continuamente sus recursos de sistemas y de comunicaciones TI.
Fue ésta la razón por la cual, en el año 2000, la institución decidió implementar un plan de modernización tecnológica que le permitiera crear un nuevo entorno de sistemas y de servicios. Como resultado de esa planificación, en una primera etapa se decidió poner en marcha diferentes proyectos, incluido el despliegue de infraestructuras de alta velocidad basada en redes de transporte de voz y datos ATM a 622 Mbps y Gigabit Ethernet (1000 Mbps). También, como parte de esta fase se implementaron sistemas de proceso soportados fundamentalmente en plataformas Sun, Silicon Graphics e Intel, y se puso en marcha un centro de supercomputación cuyo núcleo era una plataforma Silicon Graphics 3400 con 32 CPU.

Voz sobre IP
Una vez finalizados y puestos en funcionamiento estos proyectos, la Universidad de Granada (UGR) ha continuado con su plan, de mucho mayor alcance. Según Antonio Ruiz Moya, director del Centro de Servicios Informáticos y Redes de Comunicación de la UGR, “el actual equipo de gobierno de la institución realiza esfuerzos continuos para potenciar los recursos informáticos y de comunicaciones, lo que ha permitido hacer frente a proyectos de gran calado, adscritos a los programas Europa fijados por la Comunidad Europea”.
En el desarrollo de este proceso de modernización, el pasado año le llegó el turno al sistema telefónico de la institución. Los responsables de las infraestructuras de sistemas decidieron implementar una plataforma capaz de soportar voz sobre IP, decantándose por la solución Succession 1000 de Nortel Networks. Solución que permitió realizar una migración paulatina desde la red de voz existente a la telefonía IP “sin ningún tipo de fisuras”, alcanzando en la actualidad el nuevo sistema a los 5.000 usuarios que componen la institución, entre los que se encuentran profesores, personal administrativo y auxiliares.

Sistema flexible y escalable
Entre los factores que contribuyeron a la elección de la plataforma Succession, “destacan sus avanzados servicios de comunicación, su flexibilidad y sus capacidades de soporte de movilidad, de gran utilidad tanto para profesores como estudiantes”. Fundamentalmente, se trataba de resolver la principal necesidad de comunicación entre los diferentes campus: los servicios de telefonía. Por esta razón, en palabras de Ruiz Moya, “se requería una infraestructura tecnológica altamente sofisticada y capaz de responder a los requerimientos de calidad en materia de voz”. Asimismo, era importante que el sistema implementado “estuviera en condiciones de adaptarse a actualizaciones futuras y lo hiciera de una manera efectiva, tanto en costes como en tiempos”.
En síntesis, valorando “las diferentes funciones y mejoras que es posible integrar al sistema telefónico, así como su capacidad de escalabilidad, la plataforma Succession provee de manera efectiva la flexibilidad y funcionalidad que requería el centro universitario”.

Integración de los recursos
Partiendo de su red de transporte de datos propia, compuesta por troncales de fibra óptica y conmutadores ATM, se decidió unificar la red de voz y la red de datos en una sola infraestructura con el objetivo de beneficiarse del “consiguiente ahorro de costes y de personal especializado”, asegura Ruiz Moya.
La integración de la nueva tecnología con la infraestructura ATM que soportaba el sistema telefónico analógico existente hasta 2003, compuesto por más de 23 centralitas, se realizó mediante enlaces PVC (circuitos virtuales permanentes) inteligentes con calidad de servicio CBR (Constant Bit Rate) de 2Mbps. Así, la institución consiguió agrupar todo el sistema sin necesidad de líneas de transmisión externas alquiladas. En la actualidad, la nueva red Ethernet conmutada hasta el puesto final del usuario, “al integrar voz y datos, permite nuevas posibilidades en lo que a servicios telefónicos se refiere, sin verse limitada por la implementación de enlaces punto a punto”.
A efectos de la gestión integral de la red, incluida configuración, adaptación, análisis del sistema de telefonía IP y mantenimiento, se utiliza el software Optivity Telephony Manager de Nortel. En cuanto a terminales, se instalaron los modelos 2004 e i2002 del mismo fabricante, dispositivos de arquitectura abierta basada en estándares, en línea con las necesidades del proyecto. Para cubrir las necesidades de los usuarios remotos, también se incorporó el modelo Softphone i2005, que permiten transformar un ordenador portátil en un asistente personal, “con funciones telefónicas avanzadas”.

Mensajería unificada
Una de las mejoras más significativas introducidas por el nuevo entorno ha sido la incorporación de nuevas aplicaciones convergentes, como la solución de mensajería unificada Call Pilot Unified Messaging de Nortel, que permite el uso integrado de aplicaciones de correo de voz, correo electrónico y fax, lo que ha hecho posible la creación de un sistema de comunicaciones permanente y unificado entre los diferentes campus que conforman la institución.
Concretamente, los servicios ofrecidos sobre esta plataforma a los 5.000 usuarios de esta comunidad universitaria granadina se componen de telefonía básica con autenticación (Contivity), mensajería unificada (con buzón de voz y fax, y disponible en un ordenador personal a través de un cliente de correo electrónico Call Pilot), directorio corporativo, operadora automática (IVR) y oficina virtual (Softphone i250).
La utilización de teléfonos de última generación, por otra parte, aporta nuevas facilidades de utilización: manos libres, servicios multilínea y conmutador integrado (una única toma de red para voz y datos). En un futuro se incorporará un mayor número de dispositivos de este tipo para trasladar el entorno telefónico IP a cualquier lugar y se integrarán los campus de Ceuta y Melilla como si del mismo centro se tratase. También está prevista la puesta en marcha de servicios de reconocimiento de voz, ampliación de los servicios de operadora automática y nuevas aplicaciones de mensajería unificada para incapacitados y usuarios desplazados.

Rentabilidad y flexibilidad de gestión
La incorporación de la telefonía sobre IP en la Universidad de Granada ha significado, según Ruiz Moya, el acercamiento de nuevas pos

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información