| Artículos | 01 MAY 1999

Telecomunicaciones

Un sector dinámico, enorme y creciente
LA CONSULTORA OVUM ha publicado el estudio Ovum Forecasts: Telecoms, the Internet & Digital TV, en el que se analiza la previsible evolución del mercado de las telecomunicaciones, Internet y la televisión digital hasta el año 2003. Del informe se desprende que el panorama mostrado por el sector a comienzos de 1999 es apenas comparable con el que ofrecía hace 20 años. El desarrollo de la competencia, la aparición de nuevos modos de comunicación y la innovación tecnológica son factores que, combinados, han logrado convertir a las telecomunicaciones en una de las industrias de más vertiginoso cambio y ritmo de crecimiento. El volumen del mercado a nivel mundial es astronómico: el segmento de servicios genera en la actualidad alrededor de 700.000 millones de dólares, mientras que las ventas de equipamiento suman en torno a 200.000 millones.

Fuerzas Directrices
El pasado año fue testigo de un conjunto de importantes acontecimientos en el mercado de las telecomunicaciones que determinarán el contorno de la evolución de la industria durante los próximos cinco años. Estos cambios incluyen el comienzo de una expansión masiva en el ancho de banda disponible en el corazón de las redes. De hecho, se está instalando actualmente una enorme cantidad de infraestructura de fibra para satisfacer la creciente demanda de capacidad. Entre los proyectos hoy en día en desarrollo dentro de esta área cabe destacar la red Hermes, que ofrece 100 Gbps y cuya capacidad se espera sea ampliada hasta 320 Gbps en 1999. Otro consorcio liderado por France Telecom y Deutsche Telekom está también comprometido en el tendido de un cable transatlántico de fibra, denominado TAT-14, que proporcionará 640 Gbps en el 2000. Por último, el proyecto Oxygen supone el desarrollo en diferentes fases durante los próximos cinco años de una red mundial de fibra que proporcionará 640 Gbps en cada uno de sus segmentos.

En segundo lugar, entre los recientes desarrollos más significativos para el sector se encuentra la tecnología de multiplexación por división de onda (WDM - Wavelength Division Multiplexing), que permitirá a los operadores incrementar en hasta 30 veces la capacidad efectiva de sus infraestructuras de fibra. Además de su importancia en lo que se refiera a la capacidad para aumentar el ancho de banda, WDM ofrece un alto potencial para el desarrollo de redes completamente ópticas, en las cuales la conmutación y la multiplexación se producen directamente sobre la señal luminosa en la fibra, sin necesidad de conversión entre las señales ópticas y electrónicas.

También será fundamental como factor transformador la liberalización en algunos países de la Unión Europea. En Alemania, por ejemplo, las bajas tarifas de interconexión fijadas por los organismos reguladores han llevado a una sustancial perdida en la participación de mercado de Deutsche Telekom.

El espectacular crecimiento en la importancia de la voz sobre IP será asimismo uno de los fenómenos que marcarán la evolución del sector a medio plazo. Aunque en un principio se consideraba poco más que un "juguete" para internautas, la voz sobre IP ha ido progresivamente adquiriendo un tratamiento más serio llegando a convertirse en una parcela de mercado con derecho propio en la industria de las telecomunicaciones. De hecho, los operadores han comenzado a tomar conciencia de las ventajas que ofrece este tipo de telefonía gracias a la inmunidad frente a los regímenes de reglamentación de las telecomunicaciones de que todavía disfruta, fenómeno que se traduce en la posibilidad de ofrecer llamadas de larga distancia e internacionales a un bajo precio, tanto en la modalidad mayorista como minorista.

Otro de los rasgos más destacables será el continuo incremento en el tráfico de Internet, motivado principalmente por los usuarios de correo electrónico y la World Wide Web. También contribuirá a ello la emergencia del comercio electrónico. En Europa, alrededor de un uno por ciento de las transacciones entre empresas se realizan a través de Internet, porcentaje que se espera llegue a multiplicarse por diez en los próximos cinco años.

Por último, se producirá un considerable desarrollo de los servicios de televisión digital, con la posibilidad de que ésta se convierta, a largo plazo, en la forma de acceso a Internet elegida de manera generalizada por el mercado de consumo.



Más datos que voz
Sin embargo, el desarrollo más importante si atendemos a sus implicaciones a largo plazo es la inversión que se producirá en la proporción entre los dos tipos de tráfico soportado por las redes de las compañías de telecomunicaciones. Algunos operadores, como BT, ya han detectado que sus redes llevan más datos que voz. El operador británico anunció el pasado mes de octubre que su infraestructura nacional transporta hoy más datos que llamadas vocales, a pesar del continuo crecimiento de estas últimas.

La oleada de datos, además, no muestra indicios de un posible debilitamiento. El tráfico de voz está creciendo a un ritmo del cinco por ciento anual, mientras que el de datos lo hace en un 30 por ciento. La línea de equilibrio entre ambos está a punto de cruzarse en los países desarrollados: en estas regiones, los datos serán claramente el tráfico dominante antes del año 2003.

Según Ovum, para adaptarse al cambio los operadores desarrollarán nuevas estrategias. El objetivo será migrar sus infraestructuras actuales, orientadas a la voz aunque también soportan datos, a plataformas multimedia especialmente diseñadas para datos con capacidades de transporte de voz y otros tipos de tráfico.

 

Telefonía
Uno de los acontecimientos clave dentro del segmento de la telefonía será la reg

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información