| Artículos | 01 SEP 2003

Steve Akin, Chief Executive Officer (CEO) de Colt Telecom

"La satisfacción del cliente es la fórmula de éxito más segura"
Marta Cabanillas.
Colt Telecom es uno de los pocos operadores que han sabido mantener una estrategia coherente, sin aventuras alimentadas al calor de la era puntocom. Un enfoque exclusivo en la empresa, unido a elevados niveles de calidad y servicio al cliente como principios corporativos, han sido los asideros que, según su CEO, Steve Akin, han permitido a la compañía capear la tormenta que todavía azota al sector.

¿Cuál es la situación de la filial española dentro del grupo en estos momentos?
- España es una parte muy importante en nuestra estrategia, como lo demuestra la cuantía de la inversión de 250.000 millones de euros destinada hasta hoy a construir nuestra red en este país. En la actualidad es el cuarto mayor mercado por generación de ingresos dentro de la compañía, tras Reino Unido, Francia y Alemania, y se encuentra entre los de más rápido crecimiento.
Por lo que respecta a la evolución del negocio de la filial, el resultado está siendo muy satisfactorio. Llegamos a España en 1998, seis años después de la creación de la compañía en Reino Unido, y desde entonces hemos conseguido hacernos con una importante cuota de mercado. El ejercicio fiscal 2002 se cerró con una facturación de 113,16 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 61% respecto del año anterior y un 7% del total de la facturación del grupo, que ascendió a 1.573,2 millones de euros. Considero que estos datos demuestran un desarrollo de negocio muy positivo.

¿A qué razones obedece según Colt la buena marcha de su negocio en nuestro país?
- Creo que a ello han contribuido diversos factores. Por una parte, el equipo local ha hecho una labor excelente, trabajando estrechamente con el cliente, esforzándose por conocer sus necesidades y comprometiéndose con él. Así lo demuestra el hecho de que no sólo ganemos clientes día a día, sino que los ya existentes contraten cada vez más servicios de Colt. El compromiso y la calidad es la fórmula de éxito más segura porque a través de un cliente satisfecho, terminan llegando otros.
En segundo lugar, el entorno regulador ha favorecido la competencia, como debe hacer toda buena política pública porque es la mejor manera de facilitar la aparición de más servicios con un menor coste para el usuario. Sobre la mesa se ha puesto una buena base en España para el desarrollo del mercado; simplemente animaría a los reguladores a que ahora se refuerce su aplicación.
Finalmente, creo que los clientes españoles quieren una alternativa y Colt constituye una opción robusta, con una oferta amplia y de alta calidad. En los pasados cinco años hemos recibido 38 premios de diversas entidades. Conocemos el mercado, monitorizamos continuamente nuestra red para garantizar la calidad y nos comprometemos sin reservas con los clientes.

¿Cuál es su opinión sobre la competencia y la actuación del operador dominante en España?
- La competencia es fuerte, pero creo que Colt tiene una serie de principios que la distinguen claramente. Por una parte, es importante el hecho de que durante los últimos tres años hayamos dedicado el 70% de nuestra inversión en capital al desarrollo de una red muy moderna, dotada del equipamiento más avanzado, y a desarrollar una amplia gama de productos ampliando y actualizando continuamente nuestra oferta. Además, estamos muy especializados, nunca hemos intentado entrar en otros segmentos que no sean las empresas. Y a este tipo de clientes queremos ofrecerles desde circuitos virtuales hasta IP VPN, voz y MPLS, con servicios de la mayor calidad gestionados por nosotros mismos, de forma que no tengan que preocuparse de ningún tipo de equipamiento.
Todo esto nos ha permitido hacernos con un lugar en el mercado español, donde el operador dominante está desarrollando una estrategia muy inteligente. Es lógico que todos los ex monopolios intenten proteger su posición. Nosotros hacemos negocios con Telefónica, que sin duda está desarrollando un buen trabajo no sólo en España, sino también en el resto de los países donde desarrolla sus actividades. Pero más que hablar de ella, simplemente diré que Colt realiza las instalaciones más rápidas y da un nivel de servicio superior; es algo que dicen nuestros propios clientes.

La compañía ha sabido transmitir una imagen consistente como proveedor de servicios de calidad para empresas. ¿Cuáles han sido las directrices estratégicas que le han permitido ganarse esta reputación?
- Mantenemos el mismo modelo de negocio en todos los países en los que operamos, con infraestructuras propias y centros de Internet donde alojar soluciones –dos en España-. Pero al mismo tiempo conjugamos esta coherencia en nuestra estrategia global como grupo, asentada sobre el objetivo común de un alto nivel de calidad y especialización en todos los lugares donde operamos, con la puesta en funcionamiento en cada país de equipos de gestión locales, integrados por personal nativo con un amplio conocimiento del mercado nacional. Esto garantiza la cercanía y la sensibilidad a las peculiaridades de cada país.
Combinando ambos principios conseguimos una oferta homogénea de alta calidad, una imagen consistente como grupo, y una comprensión profunda de los problemas, necesidades y alternativas con que cuenta cada cliente para proponerle lo que mejor se ajuste a sus particularidades.

Colt comenzó dirigiéndose exclusivamente a multinacionales. Ahora cuenta con una oferta para pymes. ¿Responde este cambio a replanteamientos estratégicos?
- Yo creo que, más que de un cambio, se trata de una evolución lógica. Es cierto que comenzamos nuestra actividad muy enfocados en la prestación de servicios a grandes compañías en áreas metropolitanas europeas clave, pero, construida la red, conseguida una generación de ingresos suficiente, y habiendo rentabilizado la inversión hasta un cierto nivel, era natural intentar movernos a través del mercado con precios mas económicos. Por otra parte, los nuevos desarrollos en torno a Internet han hecho que incluso negocios muy pequeños puedan tener necesidades de comunicación de datos muy elevadas. Como resultado, podríamos decir que nos dirigimos a empresas de cualquier tamaño pero con altos requerimientos de comunicaciones.

Algo parecido ha ocurrido con sus infraestructuras. Al principio, desplegaba sus redes sólo en áreas metropolitanas con una mayor concentración de negocios. No obstante, desde hace tiempo viene invirtiendo en la construcción de troncales paneuropeas, precisamente cuando en el mercado se habla del exceso de capacidad existente a este nivel.
- También es una expansión lógica. A medida que aumentaba el número de nuestras redes de área metropolitana se hacía más clara la conveniencia de conectarlas a través de una red troncal. Siempre hemos considerado que el disponer de infraestructura propia es la forma de poder proporcionar mejores servicios de extremo a extremo y a un precio más bajo. Podría decirse que empezamos siendo un operador especializado “best-in-class” regional para evolucionar a un proveedor “best-in-class” regional en Europa. En total hemos invertido casi 5.000 millones de euros en la construcción de más de 15.000 kilómetros de red troncal. Nuestras redes de fibra en áreas metropolitanas, desplegadas en las 32 principales ciudades europe

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información