| Artículos | 01 JUN 2002

Software de backup para laptops

Proteger los datos almacenados en los ordenadores corporativos se ha convertido ya en una tarea básica. Pero la proliferación de laptops en las empresas ha añadido un nuevo frente a la tarea; al fin y al cabo, muchos de los datos guardados en los portátiles son de gran importancia para el negocio. De la evaluación de software de backup de laptops de nivel de empresa realizada por la Network World Global Test Alliance, de IDG, se desprende que los fabricantes están haciendo progresos en la automatización de esta ardua tarea.

En la comparativa se analizaron BrightStor Mobile Backup de Computer Associates, iFolder de Novell, LiveBackup de Storactive y NovaNet Web de NovaStor, así como el servicio online basado en este último producto, llamado NovaStor Online Backup. También se probó Hewlett-Packard CD-RW en el laptop de prueba usando software de Roxio.
Los resultados obtenidos aconsejan que, en aquellos casos en que se precise una restauración total del sistema, lo mejor será optar por LiveBackup de Storactive. Pero si lo único que se precisa es recuperar determinados archivos y el precio es un factor a tener en cuenta, iFolder de Novell es la elección adecuada.
Los productos de backup de laptops funcionan en gran parte de la misma forma que los de backup de sobremesas con algunas características adicionales. Una de ellas es la capacidad de guardar en un disco los cambios efectuados en los archivos cuando los equipos están desconectados de la red, cambios que son transmitidos al servidor cuando el laptop se vuelve a conectar a la red directamente o por conexión remota.
Para ser considerado de calidad, un producto de backup debe cubrir tanto la restauración de los archivos como realizar diversas tareas de recuperación del sistema en su totalidad. Aunque casi todos los principales fabricantes de laptops proporcionan un CD que permite restaurar la máquina a sus condiciones de origen, esta función básica deja a los usuarios sin las aplicaciones y datos críticos instalados con posterioridad. La mejor solución es la que permite que el producto de backup cree un CD de recuperación de desastres donde cargar tanto el sistema operativo como todas las aplicaciones necesarias para el usuario, de modo que restaurar el laptop a sus condiciones previas implique un único y sencillo proceso. Esto es justo lo que aportan NovaNet Web y, especialmente, LiveBackup, que crea una imagen total del sistema grabable en un CD-ROM. NovaNet Web, por su parte, crea un árbol de directorio en el servidor idéntico al disco que se intenta restaurar, pero requiere que el usuario escriba esos archivos en un CD-ROM.
A nivel de archivos, hay diferentes modos de enfocar el problema del backup. Uno de ellos, como el método utilizado por BrightStor Mobile Backup y NovaNet Web, consiste en realizar copias periódicas de los archivos en el cliente y guardarlas en el servidor. Otro, como el seguido por LiveBackup, se basa en guardar una copia de los archivos cada vez que se abren y cierran. Una ligera variación consiste en sincronizar los archivos entre el cliente y el servidor; tal es el método utilizado por iFolder, que combina este proceso con un método de acceso basado en la Web para recuperar archivos sin necesidad de instalar un cliente.

Caché local y control
Todos los productos analizados utilizan alguna técnica para identificar los cambios que se han realizado en un archivo desde la última vez que se le hizo backup. Y todos almacenan en caché local dichos cambios cuando los laptops están desconectados de la red, lo que ayuda a reducir los requerimientos de almacenamiento del servidor; cuando se vuelven a conectar a la red, los cambios se transmiten al servidor. Además, como emplean técnicas de compresión para reducir el tamaño medio de los ficheros, la duración del backup es muy aceptable, incluso si se realiza en remoto por línea telefónica. De hecho, todos los paquetes tardaron aproximadamente diez minutos en hacer el backup de alrededor de 1 GB.
Un factor a tener en cuenta a la hora de elegir el producto de backup más adecuado es determinar el grado de control sobre el proceso que se desea. En este punto, los productos evaluados persiguen realizar la tarea con el mínimo trabajo de administración posible. En el caso de BrightStor Mobile Backup y NovaNet Web, es el cliente el que inicia o programa todas las operaciones de restauración y backup. Estos dos paquetes, así como LiveBackup, posibilitan al usuario excluir expresamente a ciertos archivos del proceso de back-up, del que también quedan ajenos datos desechables. Parece obvio que la mayor parte de las empresas no tendrán necesidad de guardar copias de archivos audio MP3, por ejemplo.
Ni LiveBackup ni NovaNet Web permitirán a los usuarios hacer operaciones de back up y de restauración desde la consola de administración: necesariamente el usuario ha de iniciar desde el laptop cliente cualquier proceso. Por el contrario, la consola de BrightStor Mobile Backup sí hace posible comenzar la restauración desde el servidor, además de programar el proceso para archivos específicos seleccionados.
LiveBackup incluye un System Image Wizard que asiste al usuario en el proceso de crear un CD para hacer la recuperación de todo el sistema. La versión 2.5 del paquete no permite recobrar sistemas Windows XP, pero esta posibilidad será añadida próximamente. Sin embargo, seleccionar la opción de backup del sistema en su totalidad podría provocar un enorme volumen de almacenamiento de disco, dependiendo del número de laptops implicados. Para minimizar el problema, el software guarda los archivos comunes (como los del sistema Windows) en una base de datos compartida, reduciendo así además el tiempo empleado en realizar el backup.
LiveBackup ofrece cuatro tipos de informes, que aportan detalles sobre actividad del cliente, perfil de datos, consumo de datos e información de costes. BrightStor Mobile Backup proporciona informes similares pero requiere Microsoft Word o un visualizador de este programa para verlos sin necesidad de imprimirlos.

Facilidad de uso
Cuando se juzga un producto respecto de su facilidad de uso, es importante tener en cuenta tanto la perspectiva del usuario como la del administrador. Por lo que afecta a la primera, la situación ideal sería disponer de un sistema automático que no requiera ninguna acción salvo que haya que recuperar un archivo corrompido o borrado por equivocación. Desde el punto de vista del administrador, la automatización es fundamental: desde el backup de los datos en las cintas a la puesta a punto de las bases de datos, la mayoría de las funciones se realizan en un segundo plano totalmente transparente.
Desde ambos puntos, iFolder es el producto más sencillo de utilizar. El programa de sincronización guarda constantemente los archivos en el directorio del producto y los replica entre el sistema y el servidor. Como es el administrador quien establece la frecuencia de las actualizaciones, el usuario final no tiene que preocuparse de ello. El único inconveniente es que, como iFolder es un producto de sincronización, desaparecen las versiones anteriores de los archivos.
Como medida de seguridad, LiveBackup no permite el usuario final acceder a sus archivos desde un emplazamiento distinto al suyo pero deja al administrador la posibilidad de mover archivos, mediante asistentes, de un ordenador a otro u otros. Además, con los asistentes System Image Wizard y Remote Rollback Wizard, se puede reestablecer un ordenador a situaciones previas de forma remot

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información