| Artículos | 01 JUL 2003

Sistemas operativos para dispositivos móviles: todos toman posiciones

Eva Martín y Juan F. Marcelo.
El atractivo del mercado de sistemas operativos para dispositivos móviles hace que los movimientos por imponerse sean calculados: gran parte de los fabricantes tradicionales de teléfonos móviles agrupados bajo Symbian, por un lado, frente a la omnipresente Microsoft, que avanza posiciones. Otros jugadores, como Palm, resisten. Y la alternativa Linux viene empujando fuerte.

Hasta hace poco los dispositivos móviles resultaban poco atractivos para las compañías de software. Los procesadores tenían escasas capacidades y no daban para muchas florituras. Pero eso ha cambiado. Al ofrecer mucha más potencia y memoria, estos procesadores van ahora alojados en dispositivos que caben en la palma de la mano y que incorporan capacidades de comunicaciones móviles. Por ello, los sistemas operativos para este tipo de dispositivos abren cada día más expectativas económicas, al representar la llave para controlar aparatos que van desde teléfonos inteligentes hasta PDA con funcionalidades de comunicaciones móviles.
No es de extrañar, por tanto, el interés de la industria en este nuevo mercado. Es cierto que todavía los teléfonos inteligentes no se han popularizado, pero cada vez hay más muestras en el mercado de híbridos de teléfono móvil y PDA. No en vano la consultora ARC Group estima que si en 2002 los teléfonos inteligentes sólo representaron el 1% del total de teléfonos móviles vendidos en 2002, en 2007 esa tasa será del 5%, lo que en unidades supondrá pasar de una cifra de 3,5 a 45 millones durante los próximos cinco años. Con ser significativos, estos datos no muestran toda la realidad, pues hay que tener en cuenta que estos teléfonos inteligentes tienen un precio de venta al público más elevado, debido a las prestaciones y funcionalidades extra que incorporan. Por ello, la cifra de unidades vendidas en 2007 aportarán el 20% del valor de las ventas totales de terminales móviles durante ese año.
En su estudio, ARC aventura además la evolución que experimentarán las respectivas cuotas de mercado de los distintos sistemas operativos para teléfonos "listos". Así, si Symbian suponía en 2002 el 60% del mercado, en 2007 bajará al 39%, tendencia negativa que también registrará Palm, que en cinco años pasará del 22% al 5,5%. Por el contrario, Microsoft avanzará desde el actual 6,6% hasta el 40% del mercado de 2007. Todo esto no son más que previsiones. Los escenarios pueden cambiar con los movimientos de los jugadores, como el reciente anuncio de la adquisición de Handspring por Palm Solutions Group, unida a la disgregación de Palm Source, centrada en el sistema operativo.

Tecnologías abiertas
Nadie dentro de la industria se aventura a dar cifras sobre el volumen que mueven los sistemas operativos para dispositivos móviles. Entre otras cuestiones porque los resultados dependen de qué aparatos se incluyan dentro de la definición de esta categoría. En lo que sí coinciden es en el atractivo de este mercado. Aunque lo más curioso es que los rivales colaboran en los mismos organismos de estandarización; tal es el caso, por ejemplo, de Open Mobile Alliance (OMA), en donde participan Microsoft, Palm y todos los fabricantes que integran Symbian: Ericsson, Panasonic, Motorola, Nokia, Psion, Samsung, Siemens y Sony Ericsson.
Todos apoyan las tecnologías abiertas y a nadie le gusta hablar de guerra, pero todos y cada uno ocupan posiciones. Para Eduardo Fernández, director de Desarrollo de Negocio de Nokia Mobile Phone España, "las tecnologías abiertas son la clave del desarrollo tecnológico y una de ellas es Symbian, ya presente en los desarrollos de muchos fabricantes de móviles. Además, estamos promocionando su adopción también por fabricantes de otros tipos de dispositivos". El objetivo final de Nokia es acelerar la disponibilidad de nuevas aplicaciones y servicios. "Estamos todos en una carrera por conseguir que el operador tenga cuanto antes terminales en la calle para dar ese servicio o esa aplicación disponible", afirma Fernández.
Pero esta carrera puede trastocar las posiciones dentro del mercado. De acuerdo con Gartner, en el primer trimestre de 2003 los seis primeros fabricantes de teléfonos móviles fueron Nokia (35%), Motorola (14,7%) y Samsung (10,9%), seguidos de Siemens, Sony Ericsson y LG. El líder no parece estar preocupado porque se trata de simples alternativas tecnológicas y de mercado. "Nosotros trabajaremos por hacerlo mejor, por ofrecer la mejor interfaz de usuario, el mejor terminal que se adapte al usuario, segmentándolo muchísimo. Estamos hablando de dar a cada segmento lo que necesita. Lucharemos para ganar la partida", sostiene Eduardo Fernández.
Sin embargo, hay múltiples maneras de enfrentarse al usuario final, y algunos fabricantes prefieren no decantarse por una sola alternativa. Samsung, por ejemplo, es accionista de Symbian, a la vez que licenciatario de los sistemas operativos de Microsoft y de Palm.

Muchos sabores
El sistema operativo de Symbian engloba tres familias: Crystal, Pearl y Quartz. Crystal está adaptado para dispositivos tipo comunicador; Pearl, para teléfonos inteligentes; y Quartz, para teléfonos con grandes pantallas verticales y sin teclado.
Por su parte, Microsoft cuenta con tres sistemas operativos en este campo: Smartphone, Pocket PC Phone Edition y Pocket PC. Aunque la compañía reconoce que la plataforma es prácticamente la misma, y que la experiencia del usuario es muy similar, el software se adapta a las características de cada formato. Según David Solana, director de la división de Dispositivos Móviles de Microsoft Ibérica, "Pocket PC de partida no incluye acceso inalámbrico; el soporte de comunicaciones móviles lo pueden incluir los fabricantes mediante una tarjeta. Por el contrario, Pocket PC Phone Edition trae integrada de forma nativa la comunicación a través de redes móviles, como GSM o GPRS. Esto elimina la necesidad de llevar dos dispositivos distintos: es posible pinchar un nombre y elegir el tipo de comunicación que se va utilizar. Smartphone es muy parecido, pero está dedicado a un formato telefónico; no tiene pantalla táctil, ni algunas funciones, como Pocket Word por cuestiones de tamaño de memoria, pero todo el tratamiento de la información personal es idéntico".

Frente a frente
Cada sistema operativo tiene sus propias fortalezas y debilidades. En este punto, como es lógico, existen opiniones cruzadas para todos los gustos. Para Eduardo Fernández, de Nokia, "la robustez de Symbian está más que demostrada. Su ventaja fundamental es la capacidad de manejar todas las capacidades de comunicación". El punto débil, como reconoce Fernández, tiene que ver con la integración con las aplicaciones de Microsoft: "la velocidad a la que podemos adoptar la compatibilidad con esas aplicaciones puede ser un poco más lenta que con otros sistemas operativos".
En el otro extremo, David Solana resalta las bondades de Smartphone. Además de estar "pensado para ser manejado con una sola mano", en su opinión es el mejor terminal de datos y el que mejor se conecta tanto a Internet como a las intranets, con el que "en cinco minutos cualquiera puede estar trabajando plenamente" y que ofrece la ventaja de ser "una plataforma con la que cientos de millones de individuos ya están familiarizados". Solana no encuentra nada que

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información