| Artículos | 01 SEP 2005

Servizo Galego de Saúde (Sergas)

Convergencia IP para la salud del futuro
Marta Cabanillas.
Gracías al proyecto UNIVIA, el Servizo Galego de Saúde (Sergas) está adoptando una red convergente IP de voz y datos que le permite optimizar tanto la gestión del organismo como los costes de las comunicaciones. La iniciativa, además, está permitiendo introducir nuevas aplicaciones capaces de mejorar los procesos.

UNIVIA constituye uno de los proyectos más ambiciosos llevados a cabo por el Sergas desde su creación como organismo autónomo en 1989. Se trata de una iniciativa de convergencia tecnológica de todos los tráficos de voz y datos de la entidad sobre una única red que ha permitido la introducción de la telefonía IP. Iniciado en julio de 2004, UNIVIA ha supuesto la inclusión, hasta el momento, de 411 centros y más de 15.000 usuarios en una red VoIP mixta que integra tanto centralitas telefónicas convencionales como PBX IP.
El ahorro de costes fue una de las razones que llevó al organismo a embarcarse en el proyecto, pero no la única, ni siquiera la más importante, según Mauro Fernández Dabouza, director del Centro de Servicios Tecnológicos del Sergas. Como objetivo fundamental, la iniciativa pretendía utilizar la integración de voz y datos como base para el suministro de nuevos servicios y aplicaciones tanto a los profesionales como a los usuarios del sistema sanitario gallego. Actualmente, están conectados a esta red de comunicaciones siete complejos hospitalarios que suman un total de 28 edificios; siete hospitales comarcales y fundaciones hospitalarias; cuatro delegaciones de la Consellería de Sanidad; cuatro Direcciones Provinciales; y más de 327 centros de salud, entre otras instalaciones.
Todo comenzó en 2003, año en que el Sergas decidió sacar a concurso el servicio de telefonía fija para todos los centros de él dependientes. Cuando se inició el proyecto, la institución disponía ya de una red de datos estable que, entre centros de salud y hospitales, alcanzaba a unas trescientas instalaciones, conectadas a la red mediante más de 500 líneas ATM, punto a punto y RDSI. También contaba con un centro de gestión de red y soporte operativo 24x7 situado en Santiago de Compostela. En paralelo, existía una red de telefonía de tecnología muy poco optimizada. Cada centro de salud y cada hospital tenía sus propios contratos de mantenimiento para los servicios de voz, centralitas telefónicas con diversas tecnologías y distintos criterios de gestión. “En resumen, encontramos, por un lado, una red de datos gestionada uniformemente y, por otro, una red de voz heterogénea”.

Entorno mixto
Dada la situación, el organismo aprovechó el momento de sacar a concurso sus servicios de voz para realizar un profundo replanteamiento de sus comunicaciones llevando a la telefonía las ventajas del diseño de su red de datos. “Previamente realizamos un análisis de los niveles de disponibilidad de líneas, equipamientos de comunicaciones, servicios, etc. Y, una vez comprobado que la infraestructura de datos era ya lo suficientemente robusta para cursar por ella un servicio crítico como es el de voz, decidimos dar el paso”.
Tras un exhaustivo análisis de las diversas propuestas presentadas, el concurso fue adjudicado a Telefónica de España en junio de 2004. Su oferta proponía la solución tecnológica de Alcatel y el apoyo de diversos integradores, algunos de ámbito nacional, como Satec y Unisys, y otros gallegos, como Ednon. Entre los factores que jugaron a favor de Telefónica figuraba la elección por la operadora de la tecnología OmniPCX de Alcatel, dada la elevada flexibilidad de la plataforma y la experiencia del fabricante francés tanto en comunicaciones IP como en voz convencional. “Al diseñar la implementación, el principal objetivo era llevar las ventajas de la tecnología IP a la telefonía tradicional, pero sin que eso exigiera prescindir de la gran inversión ya realizada en centralitas telefónicas convencionales. En la solución mixta adoptada, se procedió a la instalación de 250 centralitas IP, conservando las PBX convencionales en unos 100 centros”.
El diseño de la infraestructura ha supuesto la implementación de siete nodos redundantes de voz en las mismas ubicaciones que los nodos de la red de datos. En cada uno de ellos han sido instalados dos Call Servers Alcatel OXE, entre otros equipos, y, en total, han sido puestas en funcionamiento 250 centralitas VoIP Media Gateway Alcatel OmniPCX. Las funciones de interfaz directa con los terminales telefónicos, líneas RDSI y red IP, así como las funciones de control y supervisión de las llamadas, se reparten entre los equipos Media Gateway y los Call Servers.
Para garantizar los requisitos exigidos, garantizando la disponibilidad del servicio al máximo nivel y un ancho de banda más que suficiente, los enlaces ATM que conectaban los nodos de la red del Sergas a la infraestructura corporativa de la Xunta de Galicia han sido redundados con una troncal Gigabit que une, mediante diez líneas GigaEthernet y cuatro FastEthernet, los núcleos de la red de datos. “Actualmente, la mayor parte del tráfico se está encaminando por las líneas Gigabit, aunque queda abierta la posibilidad de transportar el tráfico menos crítico por la red ATM y disponer así de un mayor ancho de banda”.
Tanto la infraestructura y el equipamiento de la troncal como los servicios de ingeniería asociados a ella han sido suministrados por Telefónica de España, que proporcionó los puntos de acceso redundantes a la red Macrolan de la operadora, sobre la que se establecen las líneas Gigabit del Sergas. “La planificación de esta red refleja la estructura de las áreas asistenciales del Sergas, con nodos instalados en los principales hospitales y el resto de centros conectados en estrella”. Siguiendo este criterio, los siete nodos principales de la troncal –ubicados en los complejos hospitalarios y el Centro de Servicios Tecnológicos del Servizo Galego de Saúde se conectaron mediante líneas Gigabit. Para los cuatro hospitales comarcales integrados en el organismo público se han utilizado circuitos Fast Ethernet.

Nuevos servicios
“Entre las múltiples ventajas aportadas por UNIVIA destaca haber hecho posible la introducción de un Plan de Numeración Telefónico Global para toda la organización, con más de 15.000 extensiones”. Pero éste no ha sido ni mucho menos el único beneficio que hasta el momento ha aportado la nueva solución. Desde un punto de vista técnico, la simplificación de la gestión y el mantenimiento conseguida gracias a la integración tecnológica es la ventaja más clara, según Fernández Dabouza. “También hemos conseguido racionalizar los recursos y disminuir los costes asociados tanto a la facturación por comunicaciones (según las primeras valoraciones, en torno a un 38%) sin afectar al nivel de servicio, como a la gestión, al centralizar y unificar su soporte y mantenimiento. Pero, de cara a la eficiencia y calidad de funcionamiento del Sergas en su quehacer diario, lo principal es que la creación de una plataforma basada en IP nos ha permitido implementar nuevos servicios de manera muy sencilla”.
El Sergas ha emprendido, asimismo, diversas líneas de actuación que pretenden sacar el máximo provecho de la integración de las redes de voz y datos para la introducción de aplicaciones avanzada

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información