| Artículos | 01 NOV 2002

Servicios de banda ancha: ¿oportunidad o amenaza para los operadores de telecomunicaciones?. TELES en SITI/@asLAN

Raúl Marigorta.
En la próxima edición de SITI/@asLAN, la empresa TELES, fabricante alemán de equipos de infraestructura, presentará su oferta de conmutadores para redes públicas con Inteligencia de Red (IN) y GSM Gateways para operadores de telecomunicaciones, tanto para carriers de minutos, locutorios, operadores de pre-pago, etc., como para los operadores de banda ancha, es decir, operadores de cable, xDSL, Wi-Fi, UMTS...
TELES, junto con su socio tecnológico Infitel, diseñador de aplicaciones avanzadas de Red Inteligente, ofrece soluciones de conmutación pública que influyen decisivamente en los modelos de negocio y el papel que jugarán en el futuro los operadores de red. En efecto, se puede constatar ya una migración de la inteligencia de la red desde el centro a la periferia mientras nuevos estándares (como, por ejemplo, Wi-Fi) podrían tomar la delantera a otras tecnologías que, como UMTS, anunciaban la unión entre la movilidad e Internet.
Pero, al tener disponibles estas tecnologías un mayor número de operadores, surge entonces la pregunta: ¿se conformarán los que invirtieron fuertemente en redes de banda ancha a ver su papel reducido al de un mero proveedor de acceso condenado a vivir de una tarifa plana, mientras otros sacan beneficio de los servicios, aplicaciones o contenidos accedidos?

En busca de la ventaja comercial. La apuesta es considerable, y de su resultado dependerá en gran medida quién se llevará la ventaja comercial y, por consiguiente, económica de las nuevas tecnologías ya palpables en ferias como SITI/@asLAN.
Para resolver la cuestión, inicialmente los grandes operadores diseñaron una estrategia basada en una integración vertical (como AOL-Time-Warner y Telefónica-Antena3-Endemol-Terra/Lycos) como forma de controlar la distribución tanto de servicios como de contenidos. Pero este modelo parece haber alcanzado sus límites (Vivendi-Universal) y, ante los concluyentes datos de que en junio pasado Internet representaba el 40% del tráfico de la Red Telefónica Conmutada y el 8% de los ingresos de Telefónica de España, la pregunta surge por si sola: ¿están los operadores abocados a contemplar pasivos como crece el tráfico de datos mientras se reduce el ingreso por usuario?
Domótica, redes corporativas, telemetría, marketing “one to one”, servicios de entretenimiento y ocio, medios de pago, servicios de acceso a información de interés personal. Las oportunidades de negocio por explotar son tan diversas como escasos los prototipos comerciales de éxito en cuanto a servicios innovadores. ¿Quién finalmente mantendrá una relación privilegiada con el cliente? ¿El proveedor/agregador de servicios y contenidos o el operador de la red?

Nuevas fuentes de ingresos. Recientemente han aparecido estándares que, como PARLAY, pueden favorecer nuevos modelos de negocio, y muy especialmente para los operadores de banda ancha. Al permitir desde fuera de la Red el acceso a servicios tradicionalmente reservados al operador desde dentro, éste tiene la posibilidad de ofrecer a empresas y organizaciones la oportunidad de extender sus aplicaciones y servicios hasta ámbitos tan amplios como los que brindan la capacidad de conmutación de llamadas de voz o de control de la conexión a la red, la interacción con el usuario, su localización, el control de dispositivos remotos, la gestión de cuenta y el cobro. Todo en un entorno abierto cuya arquitectura soporta funciones de identificación, autorización y provisión de servicios.
Para los operadores de red, estos estándares ofrecen la posibilidad de generar ingresos adicionales mientras aprovechan la capacidad de agregación de ciertos proveedores de servicios y contenidos (como El Corte Inglés, Virgin o MTV, por ejemplo):
- Añadiendo valor a su propia oferta dirigida a segmentos de mercado que ya controlan.
- Y/o incorporando nuevos canales de acceso y servicios avanzados para sus propios clientes y colaboradores (tanto internos como externos) a sus aplicaciones u otros contenidos de interés.
En efecto, la hipersegmentación del mercado y la efímera vigencia de los servicios disponibles, así como la diversidad de los contenidos, aconsejan trasladar hacia fuera la creación y el despliegue de nuevos servicios de banda ancha, sea ésta móvil, fija o ubicua (Wi-Fi).
Aparecen entonces dos vías de negocio:
- Generación de ingresos ligados al acceso a funciones avanzadas en la red hasta ahora reservadas a aplicaciones controladas desde dentro de la propia Red Inteligente,
- El estándar PARLAY abre la posibilidad de reproducir modelos de negocio de reconocido éxito en el pasado como el quiosco en el videotex francés o los ya tradicionales números “premium” (906, etc.) en Redes Inteligentes.

Minimizando riesgos. En los dos casos citados, el operador elude el riesgo de una diversificación en negocios fuera de su órbita tradicional a la vez que optimiza el ingreso medio por usuario (ARPU) y enriquece su conocimiento sobre los comportamientos y usos de sus clientes finales. Ello se consigue, por una parte, a través del cobro de los servicios de acceso a funcionalidades de la red (control sobre la llamada, localización, interacción con el usuario...) y, por otra, gracias al papel de intermediación en el cobro al usuario final del servicio o contenido accedido.
Como afirma Chris Zook, Bain & Co., “concentrarse en el crecimiento, aunque suene a paradoja, es a menudo la opción correcta. La dedicación a establecer una posición fuerte, incluso dominante, en un negocio fundamental, aun dentro de una industria de crecimiento modesto, representa una oportunidad mucho mayor de conseguir un crecimiento sostenible y beneficioso que cualquier posición mediocre en un mercado en plena ebullición”.

Raúl Marigorta del Val
Managing Director de TELES IBERIA

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información