| Artículos | 01 JUN 2006

Reinaldo Rodríguez, presidente de la CMT: "España necesita otro operador de telefonía móvil 3G".

Juana Gandía.

La entrada de un nuevo operador de servicios 3G creará un entorno más competitivo, pero los frutos no serán visibles hasta dentro de dos años. Tal es la opinión de Reinaldo Rodríguez, presidente de la CMT, para quien un nuevo aplazamiento perjudicaría a los usuarios.

Para Reinaldo Rodríguez, presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), la entrada de Xfera en el mercado de las telecomunicaciones móviles es una necesidad que no puede retrasarse más con nuevos aplazamientos. “Es lo mejor que nos puede ocurrir. España necesita otro operador de 3G. Un nuevo aplazamiento no sería beneficioso, sobre todo para los usuarios”, aseguró el presidente de la CMT en la inauguración del X Congreso Internacional de Telecomunicaciones de Globalcom, celebrada a finales del pasado mes de mayo.


En su discurso de apertura, Reinaldo Rodríguez resaltó los conceptos de calidad y competencia, relacionándolos con la entrada de un nuevo operador en el entorno de la telefonía móvil. “La competencia siempre resulta beneficiosa, sobre todo para el usuario final. España presenta un déficit en este ámbito, que puede verse compensado con los OMV (Operadores Móviles Virtuales) y la entrada de un cuarto operador. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el entrante se va a encontrar con una situación difícil, con una estructura de tres redes ya funcionando y una base asentada. Aunque Xfera empezara a operar ya, la situación del mercado continuaría igual al menos durante los próximos dos años, que será el tiempo que la compañía tardará en consolidarse. Es lo que ya ocurrió cuando salieron al mercado Vodafone (en su momento Airtel) y Amena”.

Desde que, hace seis años, obtuvo la licencia para operar telefonía móvil de tercera generación, Xfera ha venido retrasando su puesta en actividad. Su historia ha sido complicada, pasando por etapas en las que era como una entidad fantasma con graves problemas económicos. Xfera comenzó como una entidad pionera que veía como se caían sus expectativas cuando el Ministerio de Ciencia y Tecnología rechazaba concederle una licencia para operar con tecnología GSM. En la actualidad, la compañía prepara su puesta en marcha para cumplir con el ultimátum dado por Industria, que le obliga a anunciar este mismo mes de junio el momento exacto del inicio de su actividad. Para ello, los accionistas están reestructurando sus participaciones en la sociedad, con un claro protagonismo de TeliaSonera, que pasará a tener alrededor del 80% del capital, frente al 23,7% que controla ahora. Por el contrario, ACS, hoy el principal accionista con un 32,4% podría reducir su participación al 20%.

Nueva licencia
El Ministerio de Industria prepara la estrategia legal que obligue a Xfera a tener operativa su red a finales de junio. De lo contrario, según han manifestado los responsables ministeriales, el Gobierno pondrá en marcha la concesión de una nueva licencia que ocupe el espacio radioeléctrico ahora reservado a la compañía.
Si finalmente se produce la entrada de Xfera, España se unirá a la corta lista de países europeos que cuenta con al menos cuatro empresas de telefonía móvil con licencia UMTS. Los otros integrantes son Alemania, Italia, Suecia, Austria y Reino Unido, estos dos últimos con cinco licencias de 3G.

Consolidación y convergencia
En su intervención en Globalcom, el presidente de la CMT también realizó un repaso a la situación actual de las telecomunicaciones, a los desafíos a los que se enfrenta, las oportunidades de negocio que supone el crecimiento de los servicios de banda ancha y los desarrollos previstos para los contenidos 3G. En su opinión, existen sectores muy dinámicos que están en un momento de gran crecimiento, sobre todo el de banda ancha, que el pasado año tuvo un crecimiento del 45%. Asimismo, se refirió al despegue que en estos momentos está viviendo el entorno 3G y al momento de transición actual, donde el sector se enfrenta a una nueva etapa reguladora, cuyo origen se remonta a 2003. Para Reinaldo Rodríguez, el futuro se perfila en torno a la consolidación de la oferta empaquetada, que da tranquilidad al cliente. “El usuario precisa servicios sencillos, transparentes y de calidad. Quieren libertad a la hora de cambiar de operador, sin los engorros a los que se enfrentan hoy, y con garantías en los contratos. Esto se consigue con una competencia más activa, más ágil, más efectiva”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información