| Artículos | 01 OCT 2001

"Recurriendo a un ASP se pueden lograr ahorros de hasta un 50%"

Manuel Ruíz Aldereguía, director general de Alderán Consultores
Marta Cabanillas.
En junio, Alderán inauguró el CSIE, un proyecto iniciado hace año y medio, cuando la consultora se integró en el grupo OHL. En él se han invertido ya 650 millones de pesetas, cifra que aumentará a más de 6.000 millones en cinco años.

¿Cómo evoluciona una empresa de consultoría de gestión como Alderán hasta convertirse en ASP?
- Alderán se fundó en diciembre de 1997 como una firma de consultoría ofreciendo metodología y conocimiento de cómo gestionar una empresa. Nuestra misión era ayudar al cliente a mejorar su negocio, permitiéndole centrarse en su actividad. Pero pronto nos dimos cuenta de que, por muy bien que se gestione, sin tecnologías de la información no se llega a ningún sitio. En este contexto se forjó el proyecto de nuestro Centro de Servicios Integrados para Empresas (CSIE), a través del cual actuamos como proveedor de servicios de aplicaciones (ASP).

¿Qué parte del negocio de la compañía representa en estos momentos el CSIE?
- Esperamos que a finales de año, nuestros servicios de consultoría tradicional y el CSIE representen respectivamente en torno a un 90 y un 10% de la facturación de Alderán. A finales del 2002 esta proporción se situará en un 80 y un 20% , y al quinto año se habrá invertido. En ese momento, según nuestro plan de negocio, los servicios generarán un 80% de los ingresos y tendremos unos 250 clientes que aportarán una media de facturación total de alrededor de 40 millones de pesetas mensuales. La consultoría es algo que tiene un crecimiento más o menos limitado, los clientes realizan pagos puntuales por servicios determinados. Sin embargo, el CSIE es acumulativo, los contratos son por tres o cinco años, durante los cuales el cliente continúa pagando.

¿A qué tipo de clientes se dirigen los servicios del centro y qué ventajas obtienen recurriendo a un ASP?
- Nuestro principal objetivo son empresas con una facturación de entre 5.000 y 25.000 millones de pesetas. El utilizar un servicio ASP puede representar para el cliente ahorros de entre un 30 y un 50% en costes -a lo que hay que añadir los ahorros en tiempo y dedicación- derivados de la compartición de recursos con otras empresas. Pero, además, la tecnología por cuyo uso paga no queda obsoleta, es un servicio que le permite contar siempre con la última tecnología y de una forma escalable. Tampoco debemos olvidar el tiempo de puesta en marcha; a una empresa de mediano tamaño, pueden tardar un año en hacerle una implantación, nuestro objetivo es hacerlo en dos meses.

IFS, Microsoft, Easynet y Compaq son socios en este proyecto. ¿Qué es lo que aporta cada uno?
- La misma filosofía que nosotros queremos vender a nuestros clientes la aplicamos a nuestro negocio: aquello en lo que no somos expertos lo subcontratamos. Easynet nos proporciona alojamiento y conectividad, Compaq aporta el hardware y una parte importante de ingeniería, Microsoft software de base, e IFS el software que, podríamos decir, constituye la columna vertebral del sistema; o sea, el ERP, CRM y SCM. Para explicar nuestro negocio me gusta recurrir a la analogía con una fábrica de trajes. Seríamos un pret â porter. Podemos ajustar el producto en cierta media, pero sobre la base de IFS.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información