| Artículos | 01 OCT 2003

¿Quién dijo liberalizar?

Jaime García.
La tercera semana de septiembre, el señor Chirac y el señor Schröeder se reunían para la humilde tarea de resolver la crisis económica europea. En este acto de generosidad sin límite con todos sus vecinos continentales tuvieron la genial idea de decir que una de las soluciones puede estar en invertir en redes de comunicaciones. Brillantísima y original idea. Parece mentira que, a estas alturas de la película, haya gente que sigua creyendo que eso del “construye, que ellos vendrán” sigue funcionando en el mercado de las telecomunicaciones. ¿Quién necesita liberalizar el mercado, fomentar la competencia o promover servicios y contenidos? Lo que necesitamos son muchas más redes que quizás algún día seamos capaces de llenar. Sólo faltó la coletilla de que estos despliegues deben contratarse preferiblemente a empresas galas o germanas. Realmente, con pensadores así, el futuro del sector está resuelto.
Y, con todo esto, a uno le vuelve a la cabeza cuál debe ser el papel de los estados en este divertido sector en el que trabajamos. Regulación sí, regulación no; intervención sí, intervención no. Yo creo que hay opiniones para todos los gustos y nadie tiene la respuesta a todas las preguntas, pero lo que sí parece claro es que los estados deben garantizar y fomentar la competencia como única vía para, a la vez, dinamizar el mercado y dar mejor servicio al usuario, que, como de costumbre, suele ser el gran olvidado de todas estas iniciativas.

Algo está fallando
Por eso, cuando en España hablamos de liberalización y competencia y vemos el número de bucles que se han desagregado a día de hoy, algunos pensamos que algo está fallando. No se nos puede llenar la boca hablando de mercados competitivos y liberalizados con estos ratios de desagregación, no es serio.
Por si esto fuera poco, la esperada ley de Bucle Virtual parece que ha vuelto a algún cajón y no saldrá adelante en el corto plazo, y eso que en la misma propuesta de ley se decía que tenía como objetivo “fomentar la competencia en el suministro de redes y servicios telefónicos y promover la inversión por parte de operadores alternativos en el despliegue de redes de acceso”. ¿Qué ocurre, entonces, para que ahora se retrase de nuevo? ¿Es que el fomento de la competencia y la inversión ha dejado de ser prioritario? ¿Qué nos queda por ver hasta las elecciones generales del año que viene? Me temo que, en este aspecto, poco..., pero que muy poco. Esperemos que lo que venga sea mejor, aunque la verdad es que ser peor resulta realmente complicado.


Jaime García Cantero
Director de Análisis de IDC

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información