| Artículos | 01 OCT 1999

Preparando la llegada de Windows 2000

Consejos para usuarios pioneros
Muchos expertos creen que, con independencia de la fecha en que finalmente Microsoft lance Windows 2000, el sistema operativo no empezará a estar disponible de forma generalizada hasta el primer trimestre del próximo año. Y aunque algunas empresas ya tienen claro que no lo implementarán hasta que se haya distribuido el primer Service Pack, otras organizaciones empezarán a adoptarlo antes por razones empresariales y tecnológicas. No en vano son muchos los que, por ejemplo, llevan bastante tiempo esperando el nuevo Active Directory Service, ya que promete simplificar la administración de cuentas de usuario y reducir los costes de gestión.

Estos usuarios ansiosos por adoptar Windows 2000, deberían tener en cuenta las siguientes cuestiones: homogeneizar la versión existente de NT en toda la red para que la actualización sea más sencilla, asegurarse de que dispone del hardware adecuado, establecer una jerarquía para Active Directory, familiarizarse con DNS (Domain Name System) y prepararse para los nuevos servicios de gestión que incluye el sistema operativo.


Conseguir la versión adecuada
Microsoft recomienda pasar a Windows 2000 desde NT 4.0. Eso significa que, si los servidores de la empresa tienen NT 3.51 o cualquier versión anterior de NT, lo mejor sería migrar primero a NT 4.0, dadas las nuevas características integradas en torno al kernel de esta versión, antes de lanzarse a adoptar Windows 2000. Así, se evitarán problemas y estar pendientes del servicio de soporte técnico de Microsoft.

Ahora bien, desde el punto de vista de los costes, seguir esta recomendación quizá suponga tener que pagar una doble cuota de actualización, la de NT 3.x a NT 4.0 primero y a Windows 2000 después. Al respecto, Microsoft prefiere guardar silencio hasta que el producto esté en la calle.

En cualquier caso, habrá que comprobar cuál es la versión de NT 4.0 de la que se dispone o se adopta, asegurándose que se cuenta con el último paquete de servicios, el Service Pack 5. Este paquete cambia la base de datos Security Access Manager de NT 4.0, que contiene toda la información sobre las cuentas de usuario y contraseñas y configura la base de datos para que funcione bajo la nueva estructura del Active Directory de Windows 2000 junto con el nuevo Security Manager. Esta funcionalidad no está disponible para NT 3.51, de ahí la recomendación de Microsoft de migrar a NT 4.0 y al Service Pack correspondiente antes de pasar a Windows 2000.

ACOMODAR LOS PC ANTIGUOS

Con la Beta 3 de Windows 2000, Microsoft ha integrado su antes independiente Windows Terminal Server en el sistema operativo básico. Esta tecnología de servidor de terminal -anteriormente disponible bajo la etiqueta de Windows NT Server 4.0, Terminal Server Edition- permite a los PC antiguos con poca memoria y poco espacio en disco ejecutar aplicaciones de gama alta.

Con esta configuración, las aplicaciones se ejecutan en el servidor de terminales en lugar de en la estación de trabajo. Esto permite a los viejos PC y a los nuevos clientes ligeros convivir con las nuevas máquinas, ya esté el servidor de terminales a pocos metros o en una ubicación remota.

Al tener las aplicaciones instaladas en un único servidor disponible para muchos clientes se ahorra en costes de instalación y de actualizaciones futuras, porque la aplicación no debe ser instalada en cada estación de trabajo. Sin embargo, los costes de licencia de las aplicaciones siguen siendo los mismos: se ha de adquirir una para cada usuario concurrente.

 


Reforzar las máquinas

La migración a NT Server para pasar a Windows 2000 obligará a actualizar también algunas plataformas de hardware. Si la mayoría de los servidores de la empresa corren actualmente NT 4.0, se podrá continuar con el mismo hardware, pero hay algunas cuestiones a considerar si se quiere obtener el mejor rendimiento de Windows 2000.

La configuración estándar para Windows 2000 es básicamente la misma que para una plataforma host NT 4.0. Oficialmente, NT 4.0 requiere 32 MB de memoria, pero muchos usuarios lo instalan en equipos con 64 MB, con capacidades de 128 a 256 MB si se trata de servidores de gama media; los servidores de base de datos de gama alta pueden utilizar 1 GB o más de memoria. Y, aunque Windows 2000 está diseñado para correr sobre un servidor de tipo Pentium con 64 MB de memoria, es recomendable que sea de 128 MB. Al fin y al cabo, la memoria hoy es barata y de este modo podemos evitar enfrentarnos a excesivos cambios de disco.

Los ingenieros de The Tolly Group han ejecutado la beta 3 de Windows 2000 junto con Internet Explorer, Word y Outlook, que utilizan un total de 94 MB de memoria. La nueva versión de Windows está compuesto de casi 40 millones de líneas de código y requiere unos 50 MB de memoria cuando se carga. Si utiliza un servidor de sólo 64 MB, lo dejará exhausto con un simple intercambio de datos de un lado a otro.

Otro factor a considerar es la velocidad de procesador del servidor. Los servidores Pentium II deberían soportar el nuevo sistema operativo sin problemas, pero los servidores basados en el nuevo procesador Xeon de Intel -que está disponible en modelos Pentium II o Pentium III-ofrece una ventaja inherente debido a que la cache de Nivel 2 corre a la misma velocidad que el procesador. Además, los servidores de tipo Pentium ofrecen sólo 512 K de cache de Nivel 2, mientras que los servidores Xeon ofrecen hasta 2 MB de cache.

Imprimir Subir

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información