| Artículos | 01 MAR 2001

Potencia pura

Juniper M5
Fernando García.
El router M5 de Juniper Networks no está pensado para pymes, y, por tanto, carece de muchos elementos necesarios para estos entornos, pero ofrece una gran capacidad de conmutación y la posibilidad de utilizar los protocolos más importantes, como BGP, OSPF y MPLS, componentes fundamentales en la gestión de intranets de tamaño mediano y en las conexiones a Internet multihoming. Se trata, por tanto, de un equipo dirigido a empresas de gran calibre, en las que, sin duda, puede resultar una interesante alternativa a Cisco.

Aunque los primeros productos que la compañía lanzó al mercado estaban orientados al segmento de los pesos pesados de conmutación, especialmente nodos de Internet de grandes operadoras de telecomunicaciones, poco a poco ha ido ampliando terreno para cubrir entornos algo más modestos, aunque siempre dentro de la gama alta –en cuanto a potencia– de gestión de comunicaciones.
M5 es actualmente el modelo más reducido de la gama de Juniper, pero siempre dentro de la gama alta destinada a mover muchos millones de bytes por segundo; de hecho, según el fabricante, cuenta con una capacidad de 6 Gbps. Con él, la compañía pretende abarcar un mercado más amplio que el que actualmente disputa a Cisco en el negocio de routers de “core” destinados a manejar la mayor parte del tráfico de Internet. Un mercado que comprende las conexiones regionales de los grandes operadores internacionales, así como las diversas salidas a Internet de las grandes corporaciones y de los grandes editores de contenidos. Incluso, resulta ideal para montar el núcleo de grandes redes privadas con fibra.
Conceptualmente, M5 mantiene el mismo diseño estructural que sus hermanos mayores. Dentro del chasis, de tres unidades de altura estándar, se ofrece un “switching engine”, la parte de la electrónica de Juniper que se encarga realmente de mover los paquetes IP entre interfaces (no se soportan otros protocolos). En la parte frontal, el usuario encuentra un puerto serie de gestión, un conector Ethernet RJ-45 también de gestión y cuatro tapas que permiten insertar cuatro módulos de entrada y salida. Además, en la parte trasera se encuentra una ranura para la inserción de un módulo de routing, que es obligatorio y para el que el usuario puede elegir entre dos modelos que se diferencian básicamente en la memoria instalada: 256 ó 768 Megabytes. Este módulo constituye el cerebro del router, ya que es la parte destinada a manejar los diversos protocolos de routing –como OSPF y BGP, entre otros–, crear la tabla de rutas y transferirla al “switching engine” para que maneje los paquetes.
También en la parte trasera se encuentra el espacio para las fuentes de alimentación (una de serie, la segunda opcional), que pueden ser de alterna o de continua a –48 voltios para las operadoras de telecomunicaciones.

INSTALACION
Los hermanos mayores del M5 utilizan el concepto de FPC, una tarjeta madre capaz de almacenar 4 PIC –nombre que Juniper da a las tarjetas de entrada/salida–, y que es la que realmente proporciona la opción de inserción/extración en caliente en dichos modelos. En cambio, en M5 tiene integrada la FPC en el chasis, y los módulos insertables en caliente son los propios PIC.
Esta no es la única diferencia que presenta M5. Quizás la principal deficiencia que pueda señalarse es que, aunque tenga fuentes de alimentación redundantes, no esté disponible la misma opción para el motor de conmutación y el de routing, estando el primero integrado en el chasis, con lo que una avería en este elemento obliga a cambiar todo el equipo.
Aparte de ese hecho, la instalación adicional no plantea ningún problema, y la inserción o extracción posterior de módulos PIC sólo requiere pulsar previamente un pulsador en la parte inferior para que el sistema desactive o active el acceso a estos módulos.
El sistema operativo en el que se basa el “routing engine” y con el que dialoga el usuario es una versión de Unix BSD, pero no es necesario conocer Unix para manejarlo, ya que, si bien es posible acceder a este sistema, toda la gestión de router se hace desde un entorno específico, el CLI, mucho más fácil de manejar y desde el cual se tiene acceso a todas las herramientas de depuración y al editor que permite modificar la configuración por medio de unos sencillos comandos de fácil utilización.

SOPORTE DE MPLS
En asuntos de routers, es casi inevitable la comparación con Cisco y, en este caso, con la gama 7200, que es con la que más frecuentemente compite M5, ya que su tamaño es equivalente al Cisco 7206 y están orientados a mercados similares.
JunOS, el sistema operativo de los routers de Juniper, no dispone de la gran versatilidad de comandos y opciones que incorpora Cisco, empezando porque sólo puede manejar el protocolo IP y, además, está limitado en capacidad de manejo de filtros y políticas de routing. Pero estas limitaciones están impuestas para lograr la principal ventaja competitiva de este equipo: su gran capacidad de conmutación de paquetes.
Sí que implementa, y es un puntal básico de la estrategia de Juniper, el protocolo MPLS, representante más destacado de lo que ha venido en denominarse “ingeniería de red”. MPLS permite al ingeniero de diseño de red programar las rutas que seguirán los mensajes de los distintos clientes, evitando el routing IP convencional, que de forma natural tiende a saturar determinados circuitos mientras deja vacíos otros.
Otra ventaja apreciable es la uniformidad de JunOS a lo largo de toda la gama de routers, pues existen versiones, subversiones y variantes en función del equipo y de las interfaces que tenga instaladas. En lo referente a estas interfaces es donde quizás pueda señalarse la principal limitación de M5, y por extensión de toda la familia, ya que asociada a su gran capacidad de manejo de paquetes se encuentra una oferta de interfaces de muy alta gama (el más pequeño es el que ofrece una tarjeta con 4 E-1). Aunque no sea un equipo orientado a manejar conexiones de baja velocidad, por motivos de backup hubiera sido deseable que dispusiera de interfaces RDSI o V.35.
En general la edición de configuraciones y su puesta en marcha no plantea grandes problemas. Su funcionamiento, además, es totalmente satisfactorio.
Juniper M5 -comercializado a través de Ericsson, Alcatel, Kern Datanet Telindus, Eurocomercial e Innosec- no está pensado para ser un router de pymes y, por tanto, carece de muchos elementos necesarios para estos entornos. A cambio, ofrece una gran capacidad de conmutación y los protocolos más importantes, como BGP y OSPF, y elementos de ingeniería de red, como MPLS, que son los componentes fundamentales en la gestión de intranets de tamaño mediano y en las conexiones a Internet multihoming. Se trata, por tanto, de un aparato reservado para empresas de gran calibre.


Juniper M5
----------------
Fabricante: Juniper Networks España
www.juniper.net
Telf.: 91 745 74 42
Fax: 91 745 99 99
Precio: A consultar
Pros: Elevada velocidad de conmutación, interfaz claro y sencillo, soporte de MPLS.
Contras: Carencia de interfaces de baja velocidad, no tiene redundancia del motor de routing y de conmutación.
Puntuación: 8

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información