| Artículos | 01 JUN 2004

Panasonic prepara su entrada en el mercado de VoIP pura

A pesar del fuerte arraigamiento de Panasonic en el mercado de consumo, el 40% de la facturación global de la compañía en nuestro país ya corresponde a sus productos profesionales. Y las expectativas para la evolución de este segmento de su oferta son alentadoras ante la transición tecnológica que está viviendo el mundo de la voz, que está pasando de las centralitas telefónicas tradicionales a soluciones de telefonía IP. El fabricante de origen japonés ya está desarrollando la tecnología que permitirá la plena adopción de soluciones basadas en IP, si bien, hoy por hoy, la apuesta principal pasa por el desarrollo de aplicaciones CTI (Computer Telephony Integration) orientadas a soluciones específicas para sectores verticales, principalmente empresas de distribución y servicios.

Al ritmo del mercado
Tal y como apunta Santiago Martín, responsable de Marketing de la división de Comunicaciones Profesionales de Panasonic, aunque todavía es difícil saber cuándo el mercado de Voz sobre IP (VoIP) alcanzará la madurez, una vez llegado a este punto, la compañía entrará de lleno en él, puesto que ya disponen de la tecnología necesaria. “La demanda del mercado es la que va a regir la entrada en esta nueva tecnología, que será una realidad cuando el usuario pueda disponer en su lugar de trabajo de comunicación en tiempo real para acceder a toda la información de sus clientes y proveedores, compartiendo imagen, voz y datos simultáneamente. Vamos en esta dirección aunque, actualmente, ni la tecnología ni las infraestructuras de red pueden soportar en la gran Mayoría de los casos, un alto nivel de calidad de servicio”, asegura Martín.
El peso de Panasonic como fabricante de centrales telefónicas ha ido aumentando año tras año en el segmento de las pymes, especialmente en aquellas con menos de 100 extensiones, hasta convertirse en la actualidad, según los datos de mercado más recientes de MZA, en el líder de este segmento, con una cuota del 22%. La etapa de transición hacia la VoIP pasa, para la compañía, por el uso e implantación masiva de aplicaciones CTI. “Nuestra estrategia consiste en ofrecer en cada momento las soluciones que demanda el mercado, que en la actualidad son centrales telefónicas IP-PBX con integración de soluciones CTI, al tiempo que nos preparamos para el futuro. Cuando esté el mercado maduro, también desarrollaremos equipos y soluciones de telefonía IP nativa que integren las mismas funcionalidades que la telefonía fija actual pero que ofrezcan además aplicaciones multimedia interactivas”.

Plan de inversiones
A la espera de que el mercado marque el momento de saltar a la IP pura, el fabricante, que ya tiene sus propias centrales telefónicas híbridas con la serie TDA, mantiene un fuerte compromiso con la nueva tecnología. “Contamos con un plan de inversión muy fuerte para los próximos tres años, firmando acuerdos con partners, y aprovechando sinergias para llevar a cabo el desarrollo de aplicaciones de telefonía y multimedia integradas. Cuando el mercado y la demanda de IP nativo se alineen, lanzaremos nuestra nueva generación de equipos y, como siempre, centrándonos principalmente en dotar de soluciones de valor a la pyme”, concluye Martín.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios