| Artículos | 01 MAY 2002

Pan para hoy y hambre para mañana

Alguien me dijo en una ocasión que en el mundo de las telecomunicaciones estaba todo inventado
Jenaro García.
A la hora de mencionar los tipos más importantes de transacciones que se han venido efectuando hasta ahora en el mercado de las telecomunicaciones, debemos dividirlos en dos grupos: los del mercado tradicional y los nuevos modelos electrónicos de transacción. Los primeros vienen heredados de la forma de negociar entre los antiguos monopolios nacionales, y de ahí la efectividad que tenían dentro del antiguo panorama y las ineficacias que sufren ahora.
- Compraventa bilateral. Los operadores generan compras de capacidades en función de sus necesidades mediante negociaciones sin intervención de terceros actores. Este es el tipo de transacción más utilizada dentro del sector en estos momentos. Junto con el siguiente tipo, tiene alta similitud en sus ventajas e inconvenientes.
- Trueques o acuerdos de "Swap". Es uno de los tipos de transacción más utilizados. Se trata de intercambios o permutas de servicios que hacen que los operadores pasen a poseer activos de otra empresa sin necesidad de adquirirlos. De esta forma, se consigue ampliar la red del operador sin necesidad de invertir más efectivo en ello. "Se intercambian cromos", como se conoce esta figura en el sector. Lo que los operadores se plantean es: tu necesitas activos en mi territorio y yo los necesito en el tuyo, aunque simplemente aumentemos con ello nuestra presencia en diferentes territorios. Luego, si los utilizo o no para proveer servicio es problema de los comerciales.
Muchos operadores se han puesto manos a la obra durante estos últimos años para diseñar una red, con múltiples puntos de presencia, los cuales daban la sensación a clientes y competidores de que las cosas marchaban bien. Esto es, sin embargo, pan para hoy y hambre para mañana, dado que dichos acuerdos, en estos momentos de inestabilidad, hacen que arrojen una gran cantidad de consecuencias negativas de alto impacto para operadores y sus clientes. Pérdidas de red en zonas donde ha desaparecido el socio con el que se contaba y disminuciones de las calidades allí donde se contaba con dos socios y uno de ellos ha desaparecido son sólo algunos de ellos.
Las fórmulas más evolucionadas han venido de la eclosión de los mercados electrónicos y están aportando una gran cantidad de ventajas.
- E-Marketplace o B2B. Son los sistemas que, como Iber-X, generan una bolsa entre los operadores para poder crear un ámbito de transacciones conocido y altamente eficiente, con las ventajas que ello representa para todos los actores. Este sistema comenzó a utilizarse a finales de 1999 y ahora está generando una creciente utilización por los operadores. Les aporta, entre otras ventajas, una mayor flexibilidad, altos ahorros tanto financieros como de recursos y tiempo, ingresos extraordinarios, y estabilidad y garantía en un sector altamente inestable.
En suma, lo que se consigue trabajando en este sistema es que, al estar normalizadas las transacciones, los operadores y diferentes actores que se dan cita en el mercado tengan una alta certidumbre tanto de las obligaciones que tienen como de los derechos que les benefician. Esto ocurre por la existencia de un ente neutral que vela por el cumplimiento de dichos estándares.
- Market to Market. Es este tipo de entorno transaccional el que consideramos que va a reportar más crecimiento en los próximos años, dado que es la evolución de la anterior, manteniendo las mismas ventajas ya enumeradas, más las derivadas de la unión de todos los mercados de este estilo, tanto en el ámbito regional como en el ámbito sectorial.
Por ello, viendo la evolución del mercado consideramos que el entorno en el que nos encontramos va a propiciar una aceleración en la adopción de las dos últimas formas de negociación, como las más adecuadas para negociar capacidades y servicios dentro de este mercado y de otros muchos. Ya no serán pan para hoy y hambre para mañana, y reportarán importantes ventajas para los actores del sector y por supuesto a los clientes.

Jenaro García
Director General de Iber-X
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios