| Artículos | 01 MAR 2003

Nortel reafirma su apuesta por la tecnología 3G

Fernando Ujaldón.
Cannes–. Como viene siendo habitual desde hace algunos años, la industria de las telecomunicaciones en pleno –operadoras, fabricantes y proveedores de servicio– se reunió en la ciudad francesa de Cannes para delinear estrategias, entrecruzar acuerdos y consolidar asociaciones en el foro 3GSM World Congress. En esta edición, la intención de anticiparse al horizonte de las nuevas tecnologías de movilidad no estuvo exenta de cautela, aunque los protagonistas del negocio inalámbrico decidieron apostar sus propuestas más sólidas para un sector golpeado por la crisis y las expectativas desmedidas de los últimos años.
En este contexto, Nortel reafirmó su apuesta por la tecnología de tercera generación a través de una diversidad de soluciones orientadas a la conectividad de alta velocidad, a través de todo tipo de dispositivos, aplicaciones y servicios. Las propuestas del fabricante canadiense pretenden que los operadores “logren obtener nuevos ingresos y optimicen sus inversiones en infraestructura”.

El futuro es inalámbrico. La presencia de Nortel en la feria se materializó a través de diferentes demostraciones de servicios 3G y 2,5G, llevadas a cabo tanto dentro del Palacio de Congresos de Cannes como en un centro especialmente instalado por la compañía. La intención de Nortel era brindar una clara perspectiva de sus soluciones desde el punto de vista de los usuarios. En este contexto pudieron verse en funcionamiento servicios de vídeo-teléfono, vídeo streaming y navegación simultánea a través de diferentes dispositivos que soportan tecnología UMTS o WCDMA.
Nortel también hizo hincapié en las ventajas de su redes de datos inalámbricas Univity, que incluyen un núcleo común para la gestión de GPRS, EDGE y UMTS, ofreciendo a los operadores la posibilidad de ofrecer servicios ubicuos. A estos anuncios se sumó su tradicional catálogo de soluciones de red sobre IP y de conmutación de paquetes, con los que pretende “facilitar la evolución de las redes 2G a 3G”.
El fabricante de infraestructuras continúa teniendo una fuerte presencia en el mercado de operadores, muy especialmente, en el ámbito de la movilidad. El pasado año este segmento significó para el negocio inalámbrico de Nortel ingresos por valor de 10.500 millones de dólares. Según señala Pascal Debond, presidente de la división Wireless de Nortel, “el crecimiento de la industria sin cables no se ha detenido y goza de buena salud, con un crecimiento anual de suscriptores del orden del 20%, a pesar de ciertas opiniones carentes de fundamento que auguran pocas perspectivas para el negocio de tecnología móvil de tercera generación”.

El comienzo de la recuperación. En general, los participantes en 3GSM de 2003 han dejado clara su opinión de que el comienzo de la recuperación está comenzando a trazarse a través de aquellas propuestas que tienen muy bien definido su modelo de negocio y la respuesta eficaz a las necesidades reales de mercado.
Por esta razón, y contrariamente al nombre mismo del foro, la tecnología de tercera generación no fue la única estrella del evento, sino que compartió cartel con GPRS, tanto en las propuestas de Nortel como en las de la mayoría del resto de compañías que acudieron a la feria. Fabricantes y operadoras saben que la tecnología GPRS (2,5 G) representa actualmente una fuente importante de experimentación para anticiparse a los nuevos servicios, tanto desde el punto de vista de los requerimientos de los usuarios y la puesta a punto de las infraestructuras como la tan buscada vía a la rentabilidad de sus operaciones. Nuevamente, el concepto de integración promete ser la clave.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información