| Artículos | 01 JUN 2005

Móviles virtuales, el fantasma reaparece

Eugenio Pedrero.
Más de un responsable jurídico de las operadoras de móviles andará estos días nervioso. El fantasma de los móviles virtuales –una figura empresarial a la que alguna operadora de las establecidas llegó a calificar de “parásito” (sic)– tiene todas las papeletas para revivir en los próximos meses. Y lo hará por partida doble.
Hace unas semanas se anunció el nombramiento de Reinaldo Rodríguez como presidente de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Y hace apenas unos días se decidió la reincorporación al órgano regulador de Joaquín Osa. Ambos son, en lo que se refiere a la concepción del negocio de los móviles virtuales, como dos gotas de agua. Defienden la existencia de ese tipo de empresas a ultranza. Casi de manera obsesiva. El pasado lo demuestra.
Reinaldo Rodríguez, si por algo se ha caracterizado con respecto al negocio de los móviles es por defender, desde posiciones que algunos llegan a calificar de fundamentalistas, la necesidad de favorecer el desarrollo de los operadores virtuales de móviles como un elemento que potencia la competencia. Reinaldo no dudará en hacer de la implantación de los móviles virtuales uno de los estandartes de su presidencia en la CMT. No le hará falta plegarse sumiso a las órdenes del Gobierno, siguiendo sin rechistar las directrices de José Montilla, el ministro de Industria, quien ha encontrado en los móviles virtuales una excusa perfecta para implantar la idea de que el Gobierno del PSOE persigue abaratar precios en la telefonía celular. Reinaldo Rodríguez es un convencido de que los móviles virtuales son necesarios. Sin más.
A este hambre de operadores móviles virtuales se suman las ganas de comer que traerá Osa. Joaquín Osa en su día fue el máximo responsable de los asuntos de competencia de la CMT cuando José María Vázquez Quintana era presidente de este organismo. Después pasó a encargarse de los asuntos jurídicos de Aló, y desde ahí protagonizó la responsabilidad y la portavocía de la Plataforma Pro-Competencia en la Telefonía Móvil. Esta plataforma surgió en el año 2000 con un objetivo único: forzar a la Administración y al ministerio de Ciencia y Tecnología (entonces con Anna Birulés al frente) a crear las condiciones propicias para facilitar la creación de móviles virtuales. No lo consiguió. Osa, no obstante, siguió desde otro ámbito firme contra lo que muchos consideran abusos por parte de los celulares “incumbentes”. Como técnico del servicio de Defensa de la Competencia, Osa estuvo siguiendo muy de cerca los expedientes abiertos contra los operadores de móviles por las denuncias de grupos como MCI y Uni2, que denunciaban el enorme desequilibrio –a favor de los operadores de móviles– en el negocio de las terminaciones de llamadas entre los fijos y los móviles. Ahora, Osa pasará a encargarse de la máxima dirección de las áreas de la CMT que tramitan expedientes.
Demasiadas coincidencias para que Telefónica Móviles, Vodafone y Amena no empiecen ya a plantearse qué les deparará el futuro.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información