| Artículos | 01 JUN 2003

MCI pagará una multa de 500 millones de dólares por fraudes contables

WorldCom, ahora MCI, habrá de asumir el pago de 500 millones de dólares en concepto de multa civil por los fraudes detectados en sus cuentas el pasado mes de junio por la SEC (Securities and Exchange Commission) de Estados Unidos. El dinero será distribuido entre las víctimas de sus irregularidades contables, entra las que se incluyen algunos accionistas. De cualquier modo, el acuerdo entre la operadora y la SEC está aún pendiente de la aprobación del juez encargado del caso.
Representantes de la compañía y de la Comisión vienen trabajando desde el pasado mes de noviembre para fijar la cuantía de la multa con la que se zanjará un conflicto cuyos orígenes se remontan a junio de 2002, cuando la SEC abrió un expediente a la operadora por la existencia de diversas irregularidades en sus cuentas. Al poco tiempo, WorldCom reconocía la existencia de irregularidades por un montante de 4.000 millones de dólares y anunciaba que volvería a exponer sus cuentas, revisadas, ante la Comisión. Transcurridos algunos días, en agosto, admitía errores que totalizaban 3.800 millones de dólares, y finalmente, en noviembre, elevó la suma a 9.000 millones de dólares. Finalmente la Comisión consideró que WorldCom había inflado artificialmente sus beneficios en 11.000 millones de dólares

Invertir o morir. Poco antes de darse a conocer la cuantía de la multa de la SEC, algunos analistas expresaban sus dudas sobre la viabilidad del negocio de MCI, actualmente en situación de protección por suspensión de pagos, pero en cuyo proyecto confían el 90% de sus acreedores. La operadora ha estimado que sus gastos de capital de 1.200 millones de dólares son suficientes para sostener sus operaciones. No piensan así muchos expertos, quienes consideran esta suma demasiado baja para un proyecto que genera 24.500 millones en ingresos. MCI, opinan, debería incrementar sus gastos de inversión en infraestructuras y mantenimiento, como están haciendo sus competidores.
Ante esta situación, sólo ven como alternativa la venta de alguna de sus filiales. Y el CEO de la operadora, Michael Capellas, parece compartir esta opinión. Ya ha informado de que la división Skytel podría ser una candidata, como también el negocio MMDS (Multichannel Multipoint Distribution Service) de la compañía. Además, la compañía prevé deshacerse de sus obligaciones financieras en el operador latinoamericano Embratel.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información