| Artículos | 01 SEP 2001

Más velocidad y distancia

10 GE en entornos LAN, MAN y WAN
Francisco Sánchez.
Tras la enorme eclosión de Internet, loada por todos los medios, queda a menudo oculta una enorme verdad: una gran mayoría de las transferencias de datos de todo el planeta comienzan y terminan en una conexión Ethernet. Aprovechar hoy la casi omnipresencia de esta tecnología para soportar el modelo e-business y la demanda de servicios IP de bajo coste es el objetivo del emergente estándar IEEE 802.3ae, que llevará a Ethernet a la increíble velocidad de 10 Gbps en distancias de hasta 40 Kilómetros, tanto en entornos LAN como MAN y WAN.

A diferencia de sus predecesores, Ethernet a 10 Gbps (10 GE) no está diseñado específicamente para la LAN, sino que surge como una evolución natural del tan conocido como difundido estándar 802.3 en cuanto a velocidad y distancia, extendiendo la economía y el valor probados de esta tecnología a las redes MAN y WAN. El papel que, por tanto, puede representar en las comunicaciones actuales y futuras es clave. Para Roberto Pozzi, director general para el Sur de Europa y responsable de la filial española de Extreme Networks, “10 GE ocupa una posición fundamental en el desarrollo de las telecomunicaciones, ya que se sitúa claramente dentro de los diferentes segmentos existentes. En la LAN permite la agregación de tecnologías 10/100/1000Base-T, y en la MAN satisface las crecientes demandas de redes de acceso con una gran capacidad de ancho de banda, mientras que en la WAN proporciona conectividad intra POP (puntos de presencia) entre routers centrales o de acceso, ADM SONET y transpondedores DWDM.”
De hecho, según la 10 Gigabit Ethernet Alliance (10 GEA), Ethernet a 10 Gbps ofrece:
- Conexiones a velocidades de Gigabit a un coste efectivo entre el equipamiento de acceso del cliente y los POP de los operadores y proveedores de servicios en formato Ethernet nativo.
- Acceso sencillo, de bajo coste y muy alta velocidad a la infraestructura metropolitana óptica.
- Interconexión de campus basada en fibra oscura a distancias de 10 a 40 kilómetros.
- Redes ópticas de extremo a extremo con sistemas de gestión homogéneas.
Teniendo en cuenta estas prestaciones, parece obvio que 10 GE representa una clara alternativa frente a otras opciones para construir redes de alta velocidad, integradas y homogéneas en todos los entornos. Y aquí las comparaciones con ATM –aunque puede que odiosas– se imponen. Justo Montero Vera, director de Marketing y Estrategia de Nortel Networks, aclara: “ATM y Ethernet son tecnologías muy diferentes, con filosofías de diseño muy distintas. En la mayoría de los casos en que lo que el cliente requiere son datos y transporte TCP/IP o vídeo MPEG, 10 GE proporciona un valor sustancial sobre el transporte ATM tanto para usuarios finales de redes como para proveedores de servicios”. Según Montero, ese valor sustancial de 10 GE se caracteriza por:
- No se requiere conversión entre paquetes Ethernet y celdas ATM, un proceso caro y que consume anchos de banda: la red es Ethernet de extremo a extremo.
- La combinación de Ethernet e IP ofrece QoS y capacidades de políticas de tráfico que se acercan a las proporcionadas por ATM.
- Con ATM, las tramas de vídeo comprimido MPEG de 188 bytes deben ser divididas en cargas útiles (payloads) de 47 bytes. Sin embargo, el payload de 1.536 bytes de Ethernet permite el transporte de múltiples tramas MPEG en un solo paquete 802.3.
- Al disponer de una amplia variedad de interfaces ópticos estándar (distancias de enlace y de longitud de onda), 10 GE optimiza los costes y la operación para aplicaciones LAN, MAN y WAN.

En el mundo LAN
Gracias a 10 GE, las redes locales pueden soportar ahora aplicaciones consumidoras de elevados anchos de banda, y además a mayores distancias. Al igual que Gigabit Ethernet, el nuevo estándar trabaja con fibra multimodo y monomodo; sin embargo, esta última modalidad soporta ahora 40 kilómetros, 35 más que la versión anterior. Esta ventaja permite a las empresas que gestionan sus propios entornos LAN situar sus centros de datos en un radio de acción mucho mayor que antes, así como dar servicio a múltiples localizaciones de campus dentro de una cobertura de dimensiones considerables. Disponiendo de estas troncales 10 GE, las corporaciones estarán en condiciones de proporcionar servicios de Gigabit Ethernet, primero a las estaciones de trabajo y después a las sobremesas en general, a fin de soportar aplicaciones como streaming de vídeo, imágenes médicas, aplicaciones centralizadas y gráficos de alta gama. 10 GE ofrece además menores latencias de red debido a la velocidad del enlace y el enorme ancho de banda.
Una aplicación de campus y LAN consustancial a 10 GE es la agregación de anchos de banda allí donde Gigabit Ethernet ya no resulte suficiente. En una troncal conmutada que use Gigabit Ethernet, los conmutadores de grupo de trabajo con interfaces de 10 ó 100 Mbps pueden emplear uno más de estos enlaces a 1 Gbps para conectarse a un dispositivo de dicha troncal. El problema es que los extremos pueden fácilmente sobrecargar la troncal: muchos conmutadores de grupo de trabajo ofrecen hasta 40 puertos de 100 Mbps, lo que de forma agregada representa mucho más de lo que un solo enlace Gigabit Ethernet es capaz de soportar. Es aquí donde 10 GE entra en acción.
Es cierto, no obstante, que la agregación de enlaces (técnica también conocida como trunking o multiplexación inversa), al ofrecer más ancho de banda que el Gigabit Ethernet original, puede resolver el problema sin recurrir a 10 GE, como advirtió Karen Oddey, vicepresidenta de Marketing y Estrategia de Business Networks Company de 3Com, en una visita reciente a Madrid. “Uniendo múltiples conexiones Gigabit de forma que efectivamente se conviertan en una sola se pueden conseguir, por ejemplo, 4 Gbps por 2.000 dólares, frente a los 30.000 dólares que cuesta hoy una conexión 10 GE. Y hay que tener en cuenta que 4 Gbps es hoy un ancho de banda más que suficiente para las empresas. Por ello, en 3Com creemos que, hasta dentro de tres o cuatro años, en las LAN el trunking supone una opción más asequible e interesante que 10 GE, que aparecerá primero en las MAN para networking de área amplia.”
No es ésta, sin embargo, la opinión de otros fabricantes que ya están ultimando lanzamientos 10 GE, quienes, pese a augurar una más rápida introducción inicial de la tecnología en las MAN y WAN, también ven idónea en estos momentos su utilización en las LAN. Además, según algunas opiniones, la agregación de enlaces o trunking puede tener un serio impacto sobre el rendimiento de la red, especialmente cuando entran en acción funciones como el failover o el reforzamiento de la calidad de servicio.
Otra aplicación en la que 10 GE puede eliminar la congestión es la agregación de tráfico a y desde grupos de servidores. Aunque en un futuro próximo no es probable que un solo servidor sea capaz de agotar un conducto de 10 Gbps, ya los hay que pueden mover tráfico en el rango de 1 Gbps. Por ello, en determinados casos es muy recomendable disponer de un conmutador que proporcione uno o más caminos de 10 Gps a un grupo de servidores.
Asimismo, 10 GE también será de aplicación en NAS (Network Attachment Storage) y SAN (Storage Area Network). De hecho, según la 10 GEA, Ethernet a 10 Gbps ofrece una capacidad de transporte de datos equivalente o superior, y a similares latencias, que

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información