| Artículos | 01 MAR 2004

Los partidos políticos presentan sus propuestas para avanzar hacia la SI

Evitar la brecha digital, objetivo prioritario
Las TIC, en cuanto instrumento para el logro de la Sociedad de la Información, ocupan un importante espacio en las propuestas electorales de los partidos de cara a las próximas elecciones generales. Brecha digital, convergencia con Europa, servicio universal y defensa de las libertades son conceptos compartidos por casi todos los discursos.

El pasado 19 de febrero, el Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación (COIT) organizó un encuentro para que los responsables de los principales partidos políticos que acudirán a las próximas Elecciones Generales dieran a conocer a los medios de comunicación sus propuestas para el desarrollo de la Sociedad de la Información (SI) en España. Unas propuestas que, en línea con la importancia social concedida por Bruselas a las TIC, han logrado ocupar un lugar importante entre los argumentos de los diferentes candidatos para convencer a los electores.

SI no sólo hay una
Cuando hablamos de la Sociedad de la Información tendemos a dar por supuesto que nuestro interlocutor o interlocutores, olvidando, como señaló durante la reunión el representante del PNV, que el sustantivo “sociedad”, entendida como un objetivo concreto a alcanzar en el futuro, puede hacer referencia a cosas muy diversas según quién lo utiliza, algo en lo que coincidieron el resto de los participantes en el debate. Y aquí es donde la política y lo social empiezan a cobrar una relevancia fundamental ausente hasta hace relativamente poco en los discursos del sector, más centrados en cuestiones tecnológicas y de mercado.
Pero, poco a poco, nos acercamos al objetivo y, por tanto, los representantes sociales deben tomar cartas en el asunto definiendo claramente qué entienden por “sociedad” cuando hablan de su apuesta por la Sociedad de la Información. Como subrayó el representante del PNV “cuando hablamos de la Sociedad de la Información, debemos tener claro a qué “Sociedad” queremos llegar. Nosotros deseamos una sociedad competitiva y solidaria”.
Otro de los puntos de coincidencia generalizada fue la necesidad de alcanzar un pacto de estado, donde estén representados todos los agentes, que garantice la coherencia y continuidad de las medidas a largo plazo para el desarrollo de la SI. No obstante, Jaime Lissavetzky, portavoz del PSOE en temas de tecnología, matizó que, pese al reconocimiento de la conveniencia de llegar a un acuerdo de esta naturaleza, la fuerza política que representa huirá en todo momento de la firma de documentos vacuos que no van más allá de una mera “declaración formal de intenciones”. Sin embargo abogó por la definición de un plan detallado de convergencia con Europa que recoja iniciativas concretas y herramientas que permitan la continua revisión de los resultados y la medición de los logros.

Brecha digital
Una de las principales preocupaciones sociales respecto a la SI es evitar que las nuevas posibilidades abiertas por cada una de las innovaciones que nos acercan a ella –acceso a Internet, firma electrónica, DNI electrónico, e-administración, etc.– puedan llegar a suponer una nueva fuente de discriminación social. En la SI la información es un elemento crucial y por tanto, el acceso a ella debe ser facilitado a cualquier persona.
De lo contrario se profundizaría la ya existente “brecha digital”, una brecha de múltiples caras, ya que alude al peligro de una diferencia significativa entre ricos y pobres en el acceso a la información, pero también a condicionantes de carácter geográfico –países desarrollados y no desarrollados–, y, dado su carácter transformador de la vida cotidiana de los ciudadanos, también a un peligro de desfase generacional. Según datos aportados por CiU, en nuestro país, el 40% de la población es mayor de 45 años, pero tan sólo el 12% de los internautas superan esa edad. Es aquí donde la formación continuada, con especial atención a la población adquiere una importancia clave, como queda recogido en las propuestas de los partidos.
Pero, acordadas generalidades y buenas intenciones, es necesario pasar a plasmar las ideas en iniciativas concretas. Son numerosas las medidas, a un mayor, las más, o menor plazo, para fomentar el desarrollo de la SI y la convergencia tecnológica con Europa recogidas en los programas de los diferentes partidos políticos. Pero, quizá, por su compromiso y especial concreción, valga la pena resaltar algunas.

Servicio universal y “bono social”
En sus discursos, tanto el representante de CiU como el del PSOE, hicieron referencia a la necesidad de resolver de una vez por todas el problema de financiación del servicio universal abogando por la creación de un fondo basado en un modelo mixto. Este fondo habría de incluir una importante aportación procedente de los recursos públicos, debido al compromiso ético del Estado en la garantía de los derechos de todos los ciudadanos, y con una parte de financiación privada a la que habrán de contribuir todos los operadores en función de sus respectivas cuotas de mercado.
Además, el partido socialista asegura su intención de crear un bono para la igualdad de acceso a la Sociedad de la Información “con cargo al fondo de servicio universal” que garantice la asequibilidad de los servicios para aquellos colectivos que “por su debilidad económica sean especialmente vulnerables a los cambios de precios impulsados por el mercado (jubilados, parados de larga duración, unidades familiares de baja renta y discapacitados). Asimismo, en su programa, este partido se compromete con la familiarización de la sociedad con las tecnologías de la información desde las etapas de formación. Para ello propone una serie de iniciativas que incluyen la implantación en el sistema educativo “de un ordenador con conexión gratuita a Internet por cada dos alumnos a partir de primero de Secundaria.
Por su parte, el Partido Popular, a través del diputado Juan Manuel Moreno, expresó el compromiso, recogido en su programa electoral, de extender el acceso de banda ancha inalámbrico basado en tecnología Wi-Fi a todas los aeropuertos, parques tecnológicos y estaciones de alta velocidad antes de cuatro años. También promete lograr que en el año 2006, un 50% de los ciudadanos que se conecten a Internet lo hagan utilizando la banda ancha.

Después de ocho años
Durante su intervención, Moreno hizo balance de los principales avances hacia la Sociedad de la Información desde que comenzó a gobernar el partido que representa. Además de la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología –una iniciativa valorada positivamente por el resto de participantes, aunque criticada en aspectos como el paso por él de tres ministros desde su constitución– y de la introducción de importantes cambios legislativos, como la nueva Ley General de Telecomunicaciones, destacó múltiples indicadores que muestran el avance de España hacia la SI. “Hoy el 43% de los hogares disponen de ordenador, y el 31% tiene también acceso a Internet. Los usuarios habituales de ordenador representan el 43% de la población y el número de personas que utilizan Internet en nuestro país se eleva ya a 10 millones”. En el caso de las empresas, un 83% cuenta con acceso a la Red, según Moreno. También destacó los 37 de líneas de telefoní

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información