| Artículos | 01 MAY 2004

Los operadores piden a Europa un plan para el desarrollo de la banda ancha

Contenidos y aplicaciones
Aplicaciones y servicios capaces de despertar el interés del usuario constituyen la base del desarrollo de la banda ancha, según coincidieron en señalar los principales responsables de las operadoras europeas en una reunión en Dublín con los ministros de telecomunicaciones de la UE. Por ello, urgen al gobierno europeo a poner en marcha un plan de acción para el desarrollo de este tipo de contenidos.

Las infraestructuras y las tecnologías están, lo que hacen falta son aplicaciones y servicios que las den sentido. Esta es la opinión de la inmensa mayoría de los responsables de las principales empresas del sector, incluidas las operadoras de telecomunicaciones, y es una de las principales conclusiones de la mesa redonda celebrada el mes pasado en Irlanda entre los ministros de telecomunicaciones europeos con las principales compañías de telecomunicaciones de la Unión Europea (UE). En esta reunión, cuyo tema central era la banda ancha, los máximos responsables del sector en nuestro continente pretendían crear un espacio para intercambiar experiencias y opiniones sobre el futuro del acceso a Internet de alta velocidad. Una ocasión que los presidentes de las principales compañías operadoras europeas con interés en el desarrollo de la banda ancha en la región aprovecharon para hacer un llamamiento a los gobiernos de la UE a la necesidad de poner en marcha un “plan de acción” que permita afrontar con mayores posibilidades de éxito los retos a los cuales tienen aún que hacer frente las empresas y “asegurar la máxima productividad y competitividad” para el sector de contenidos de banda ancha.

Algunos datos
En el desarrollo de la reunión, el sector empresarial en general estimó propicio el momento para fomentar el crecimiento de contenidos y aplicaciones, dado el interés de la demanda por los accesos a Internet de alta velocidad. Así, según algunos datos barajados en un estudio realizado con motivo del encuentro, se espera que el número de conexiones fijas de banda ancha de uso empresarial se eleve a más de 12 millones en 2006 sólo en Europa Occidental. Respecto al porcentaje de hogares europeos con conexiones de banda ancha, alcanzará un 30% en 2008, frente a la penetración del 8% existente hoy en día. Además, en 2005 casi 80 millones de viviendas dispondrán de la posibilidad de acceder a Internet a través de la televisión digital. También se prevé que en ese mismo año haya más de 133 millones de terminales móviles 3G, con unos ingresos por contenidos asociados que sobrepasarán los 20.000 millones de euros. En cuanto a las transacciones online, valoradas en unos 77.000 millones de euros anuales en la actualidad, alcanzarán los 2,2 billones de euros en el año 2006.
Para no desaprovechar la tendencia propicia al desarrollo del mercado, los líderes de las empresas participantes en la mesa redonda llamaron la atención de los Estados Miembros sobre los principales retos a los que se enfrentan tanto el sector privado como los gobiernos. Entre ellos se encuentra la implementación sin demora de un marco regulatorio efectivo en la lucha contra el spam, y capaz de garantizar la privacidad y la seguridad de usuarios e información.

Servicios públicos
Asimismo, el sector considera imprescindible emprender iniciativas que garanticen una disponibilidad extensa a nivel paneuropeo de accesos de alta velocidad competitivos y fomentar el despliegue de la banda ancha en servicios públicos de carácter práctico que estimulen la habituación de los ciudadanos al uso de las nuevas tecnologías para agilizar sus relaciones con la administración. También subraya la conveniencia de adoptar medidas fiscales y de financiación que estimulen la innovación en servicios y contenidos de banda ancha, especialmente aquellos de carácter paneuropeo.


Francisco Ros, nuevo Secretario de Estado de Telecomunicaciones y SI
---------------------------------------------------------------------------------------------------
Al cierre de esta edición se confirmaba el nombramiento de Francisco Ros como máximo responsable de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, que a partir de ahora dependerá del Ministerio de Industria, tras la eliminación de Ciencia y Tecnología por el nuevo Gobierno.
Doctor en Ingeniería de Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Madrid y en Ingeniería Eléctrica y Ciencia Informática por el MIT, Ros cuenta con una amplia experiencia en el sector, atesorada a lo largo de años de trayectoria profesional durante los que ha ocupado cargos de alta responsabilidad en Telefónica, Unisource, Telia y Qualcomm. Ros fue además el fundador de la operadora Alúa.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información