| Artículos | 01 FEB 2003

Los nuevos retos del roaming

José Lebeña.
El roaming o itinerancia es una de las armas competitivas de los operadores móviles para captar nuevos clientes. En España, Telefónica Móviles cuenta con 321 acuerdos de roaming operativos en más de 130 países, mientras que Amena ha firmado 244 alianzas en 108 países. Caso especial es el de Vodafone, cuya presencia directa en 28 países de todo el mundo le permite sustentar la itinerancia, en gran parte, sobre su propia red.

La capacidad de los usuarios de telefonía móvil para realizar llamadas de voz, enviar y recibir datos, o de acceder a otros servicios al viajar fuera del área geográfica de cobertura de la red de su operador es uno de los aspectos más conocidos del roaming o itinerancia. Desde que la telefonía móvil se viera impactada por el desembarco de la tecnología estándar GSM a mediados de los noventa, los usuarios han visto aumentadas progresivamente las posibilidades de comunicación en las regiones donde su operador no cuenta con red propia. Los servicios globales permiten ya recibir y realizar llamadas desde cualquier parte del mundo, excepto en los polos.
La itinerancia está técnicamente soportada por sistemas capaces de facilitar la gestión, autenticación y facturación de los servicios móviles entre redes de diversos proveedores. Por ello, para que sus clientes puedan acceder a las redes fuera de su zona geográfica de cobertura, los operadores móviles deben firmar entre ellos acuerdos comerciales de roaming. Concretamente, los tres operadores GSM en España mantienen acuerdos de este tipo con diversos operadores que les permiten proporcionar a sus clientes itinerancia en todo el mundo. Telefónica Móviles España (TME) cuenta con 321 acuerdos operativos en más de 130 países, mientras que Amena ha firmado 244 alianzas con las que puede ofrecer roaming en 108 países. Caso especial es el de Vodafone, cuya presencia directa en 28 países de todo el mundo, le permite sustentar la itinerancia, en gran parte, sobre su propia red.
Desde que Vodafone comenzara a unificar su marca a nivel mundial hasta la actualidad, su estrategia ha sido definir una línea común de actuación para toda Europa. Según los representantes de la operadora británica en nuestro país, “ofrecer la máxima cobertura y los mejores servicios esté donde esté el usuario bajo el mismo proveedor redunda en la satisfacción del cliente”. La firma busca en todo momento proporcionar la misma calidad a lo largo de toda Europa, así como una serie de procedimientos comunes, para que “el cliente se sienta como en casa” cuando viaja por el continente y utiliza sus redes.
Amena, en su afán por mejorar su campo de actuación en aquellos países donde no mantiene acuerdos con operadores GSM, recurre a tecnologías específicas, como iDEN 2000 y satélite. En este ámbito, mantiene un acuerdo con el proveedor de soluciones de roaming Cellhire, encargado del alquiler de este tipo de terminales.
Según TME, durante determinados períodos de tiempo se ha apoyado también en acuerdos concretos para poder llevar a cabo la cobertura de eventos en los que la gran afluencia de visitantes nacionales aumenta la demanda de estos servicios por tiempo limitado. Este fue el caso de la Copa Mundial de la FIFA celebrada el pasado año en Japón y Corea. Por su parte, Vodafone también proporciona determinados servicios vía satélite apoyándose en proveedores como Inmarsat, Globalstar y Thuraya.

Demanda en crecimiento
Según fuentes de la firma británica Vodafone, actualmente cerca del 4% de sus clientes utilizan alguno de sus servicios en roaming. De este porcentaje los servicios de voz copan cerca del 95% de la facturación frente al 5% aportado por los datos, aunque existen una tendencia clara a que se inviertan los términos.
Los últimos datos oficiales indican que el número de “visitantes” en la red de TME registró en el mes de agosto incrementos superiores al 30% respecto del año anterior, mientras que sus propios clientes que hicieron uso del servicio en el extranjero durante la campaña de verano se incrementaron en más de un 40% frente al verano de 2001.
La consulta del buzón de voz, envío y recepción de SMS, recarga de tarjetas prepago en el extranjero, llamadas por códigos cortos, servicios de valor añadido, atención al cliente y asistencia, son algunas de las funcionalidades comunes que ofrecen los operadores móviles. Y en su mayoría ya han comenzado a desarrollar el roaming que hará posible que los usuarios disfruten de la nueva generación de servicios multimedia sin preocuparse de límites y fronteras. Es el caso de Vodafone, que ya permite a todos sus abonados disfrutar de su servicio Vodafone Live! fuera de España.
Además, siguiendo su estrategia de ofrecer un servicio global en todo el continente europeo, el operador de origen británico ha creado Tarifa Eurocall, una modalidad de facturación que permite conocer cuánto va a pagar el cliente por sus llamadas en Europa, sin tener en cuenta el horario y el destino de las mismas. Dentro de esta oferta, y dirigido a profesionales, Vodafone ha lanzado el servicio Eurocall Platinum, que permite reducir hasta un 10% el precio de las llamadas realizadas en roaming.
Amena, por su parte, ha incluido la posibilidad de realizar roaming contra tarjeta de crédito en los 108 países donde el operador del grupo Auna tiene suscritos acuerdos. El sistema de recargas menos desarrollado para clientes en itinerancia es el de Telefónica Móviles, que sólo permite acceder a tarjetas prepago de T-Mobile en Alemania. La multinacional española espera ampliar su red de distribución con la firma de nuevos acuerdos de itinerancia, principalmente en el continente europeo. Como se ha indicado anteriormente, ser un operador paneuropeo es lo que ha permitido a Vodafone ofrecer un especialmente amplio sistema de recargas que permite a sus clientes de prepago utilizar las tarjetas de Vodafone España o el cupón del operador correspondiente al país donde se encuentra el cliente.

Servicios para empresas sobre GPRS
Quizá sean las empresas quienes más jugo saquen de la itinerancia, fundamentalmente gracias a GPRS, dada la mayor capacidad de esta tecnología para el soporte de datos. De hecho, el acceso a las redes corporativas emerge como un gran filón para las operadoras. Telefónica Móviles España, en aquellos países donde tiene acuerdos GPRS (General Packet Radio Service), ofrece para este segmento acceso a su servicio MoviStar Intranet GPRS, además de a MoviStar Internet GPRS y e-moción GPRS. Estos servicios permiten a los clientes acceder desde sus terminales 2,5G a diversos contenidos, como juegos, guías de ciudades, hoteles, restaurantes, noticias, banca móvil, Internet y, lo más importante, a las redes corporativas tan sólo con un PC portátil y un terminal GPRS. Además, Telefónica Móviles mantiene en roaming operativo su servicio Oficin@ MoviStar, gracias al cual los empleados de una empresa pueden conectarse desde cualquier lugar a las aplicaciones más comunes de la oficina, como el correo electrónico de Notes y Exchange, con un móvil WAP (GSM o GPRS) o un PDA.
En general, los clientes de los operadores tienen acceso a los mismos servicios basados en GPRS que si estuvieran en su propio país, permitiendo la utilización de todos los recursos de la compañía desde el extranjero. Por ejemplo, es posible consultar el

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información