| Artículos | 01 ENE 2006

Los CIO se enfrentan a un año paradójico

Según Gartner
Una situación económica imprevisible y una confianza empresarial en declive coincidirán con un avance de la innovación, a medida que los mercados empiecen a adoptar las tecnologías emergentes. Esta será la realidad de fondo en la que se moverán las empresas durante el presente año, según el estudio “CIO Resolutions for 2006” de Gartner.

Durante el nuevo año, los CIO y los responsables de TI deben esforzarse por crear valor adicional para el negocio y en diferenciar y potenciar su posición dentro de las organizaciones. Así lo recomienda Gartner, que prevé para este año una situación paradójica en la que los negocios y sus organizaciones de TI se verán presionados a nivel mundial por fuerzas opuestas. Según la consultora, los CIO tendrán que superar con éxito la incierta situación económica que caracterizará a 2006 al tiempo que sacan provecho del gran avance en innovación y tecnología. Para ello, Gartner recomienda a los responsables de TI conducir sus empresas “con un pie en el acelerador y el otro en los frenos”, teniendo en cuenta tres áreas estratégicas: trabajar con 2008 en mente, dotar de agilidad a la organización y reforzar la capacidad de liderazgo del CIO.
La primera consiste en aprovechar 2006 para ir eligiendo los pasos tácticos que permitan a la empresa dar un cambio estratégico en 2008, siendo conscientes de que muchos de los retos a los que habrá que enfrentarse este año tardarán aún algún tiempo en llevarse a cabo. La disponibilidad total del software orientado a servicios, la virtualización de infraestructuras y la penetración de los dispositivos de consumo en los entornos de negocio son sólo unos pocos ejemplos que marcan el inicio de la más compleja y extensa migración que la industria y los departamentos de TI hayan emprendido nunca. Es preciso, por tanto, que los CIO definan planes de acción e itinerarios que hagan posible disfrutar de beneficios controlables a corto plazo con una visión y objetivo a largo plazo.

La segunda revolución Internet
Cuando el ruido mediático generado por el e-business perdió decibelios en 2003, muchos cometieron el error de ignorar el avance tranquilo y silencioso que representa Internet en oportunidades de negocio, mientras que otros creyeron conocerlo a fondo antes de que se manifestase en todas sus posibilidades. Es ahora cuando, según Gartner, la segunda revolución de la Red está comenzando a tomar fuerza, una vez que la madurez alcanzada por tecnologías Internet penetran todos los aspectos de la sociedad y la economía, creando nuevas y más oportunidades de negocio. Ante esta situación, los CIO deben asegurarse de que todas las implicaciones revolucionarias de Internet sean totalmente comprendidas y educar a los cargos ejecutivos de sus empresas de los retos y oportunidades que ya están llegando.
En este sentido, muchos responsables corporativos comienzan a planificar 2008 como el momento clave en que la coincidencia de hechos trascendentales a nivel mundial, como los Juegos Olímpicos y las elecciones presidenciales de Estados Unidos, crearán un alto potencial de confianza económica. Es probable, en consecuencia, que los proyectos de desarrollo de negocio tengan ese mismo año como objetivo de referencia. Los CIO, por tanto, deben hacer posible que las oportunidades que las TI son capaces de generar sean debatidas con planificación, justificando las necesidad de los cambios y desarrollando proyectos de arquitectura de negocio a largo plazo o como experiencias en pruebas.
El segundo área estratégica se centra en la necesidad de reforzar la agilidad de la organización y su adaptación a los cambios, a fin de sacar partido de la actual situación, en la que se combinan grandes oportunidades de negocio con condiciones económicas inciertas. Los CIO deben impulsar su imagen público y llevar a cabo actividades que le den visibilidad, como intervenciones públicas en las que ayude a crear percepción de marca, difundir la contribución de las TI a su empresa y aumentar su propia credibilidad. Para ello, debe conocer mejor el negocio e integrar en los departamentos de TI empleados que le ayuden a completar la visión global de la empresa. Además, deberían crear al menos una posición central en la organización desde la que liderar los cambios que comienzan a producirse en los roles, la organización, la infraestructura y la provisión de las TI en su totalidad.
El fracaso de las pobres ofertas ASP (Application Service Provider) de la era .com son ya historia. Aunque hay mucho ruido mediático y mucho marketing alrededor del concepto de la ‘web 2.0’, la tendencia no es despreciable. Hoy, es posible entregar por Internet aplicaciones de alta rendimiento y moderada complejidad funcional según el modelo de pago por uso. Y los CIO deberían garantizar que sus departamentos son capaces de liderar la primera introducción experimental de estas tecnologías en 2006 para aprender cómo y cuándo explotar este mecanismo de entrega de aplicaciones y servicios.

Hacia el liderazgo
Finalmente, los CIO deberían potenciar su posición en la empresa durante 2006, dejando sentir el peso y contribución de sus departamentos en las relaciones y procesos de negocio, refocalizando su diseño y gestión. Para empezar, los CIO deberían crear una estrecha relación con los directores financieros que les facilite equilibrar los bajos presupuestos en TI, que continuarán en la misma línea que durante los últimos años, con la captación de fondos para proyectos de negocio urgentes, solucionando las cuestiones financieras a corto y largo plazo.
Como el foco se está poniendo en los procesos de negocio, es esencial considerar la imagen que del departamento de TI tiene el resto de la empresa. En este sentido, Gartner recomienda tener en cuenta que nombres como “Gestión de la Información” o “Ingeniería de Procesos de Negocio” dan valor a la organización de TI, así como reclutar personal más especializado en dar valor al negocio que en las necesidades tecnologías del corto plazo.
Asimismo, es esencial gestionar más proactivamente la comunicación con los CEO. De hecho, según Gartner, los CEO no se reúnen con los más altos profesionales de TI más de cinco veces al año. La baja frecuencia y la naturaleza poco estratégica de estas interacciones crean graves riesgos para el negocio. Una empresa que opere en la economía moderna actual no se puede gestionar con efectividad con tan poca atención por parte de los máximos ejecutivos hacia las TI y los profesionales que las controlan.


Atentos a las fusiones
--------------------------------
Durante los últimos 18 meses, las compras y fusiones se han revelado como un factor fundamental del mundo de los negocios y continuarán siendo una prioridad durante 2006, hasta el punto de que Gartner cree que alrededor de dos tercios de las empresas verán afectados sus activos TI por este tipo de operaciones, así como por las desinversiones. Ante este horizonte, los CIO deberían mantener contingencias presupuestarias y a sus equipos debidamente preparados, así como hacer ver a los CEO la necesidad de ser informados de las futuras acciones de adquisición y fusión desde el mismo momento en que se considere posible su culminación.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información