| Artículos | 01 SEP 2003

Linux se abre camino en la administración pública

Fernando Ujaldón.
Organismos del Estado, comunidades autónomas, ayuntamientos e instituciones educativas han comenzado a optar por la incorporación de sistemas operativos no propietarios en sus infraestructuras de gestión de la información. La elección de Linux parece sustentarse en múltiples ventajas y en el impulso que ha decidido darle la Unión Europea.

El software libre empieza a experimentar significativos niveles de crecimiento a nivel mundial y los gobiernos europeos, entre ellos España, se están adhiriendo a esta tendencia con la puesta en marcha de proyectos que incorporan Linux como sistema operativo. La Unión Europea está impulsando este proceso de implantación de sistemas de código abierto mediante el plan de acción eEuropa 2005, en el que se incluye una guía de migración para ayudar a las autoridades públicas en la transición a los entornos no propietarios.
Según datos de IDC, se espera que la adopción de Linux por los organismos del sector público sea un 3% superior a la del resto de sectores, con un índice de crecimiento anual entre 2001 y 2006 del 38%. De acuerdo con los datos de la consultora, el 25% de los servidores del mercado en su conjunto tiene ya instalado Linux y las estimaciones apuntan a que se produzca un aumento hasta alcanzar un 35% de penetración en los próximos tres años.

El peso de los costes
La adquisición de sistemas propietarios y de sus respectivas licencias supone el 50% del coste total de propiedad durante los primeros cuatro años. Dicho coste incluye los procesos de adquisición, instalación y administración de infraestructuras informáticas. Sobre esa base, la inexistencia de licencias de pago en el software libre y otras reducciones de costes pueden llegar a significar un ahorro presupuestario considerable.
Como resultado, a la hora de hacer cuentas, el Estado español podría ahorrar cerca de 300 millones de euros al año de los 1.200 que invierte en tecnología informática si utilizara el software libre frente a los sistemas propietarios. Este es el argumento que presenta la Asociación de Usuarios Españoles de GNU/Linux, HispaLINUX, en un informe en el que considera que la Administración española debería seguir más firmemente la pauta de la Unión Europea con respecto al uso del código abierto.

Razones para el cambio
Los defensores del código abierto argumentan que las ventajas que ofrece Linux a los organismos del sector público no son sólo de índole económica, sino que abarcan también aspectos como integración, seguridad, fiabilidad, escalabilidad y portabilidad de la aplicación, por citar sólo algunas.
Para muchos gobiernos, el proceso de adquisición de tecnologías de la información se encuentra descentralizado y culmina en despliegues heterogéneos difíciles de integrar. En este contexto, Linux puede ayudar a la integración de gran parte de sistemas complejos en una arquitectura común, escalable, más robusta y más segura. Gracias a su apertura e interoperatividad el sistema corre en los servidores de casi todos los fabricantes, y es una vía idónea para enlazar las “islas” de información gubernamental.
Por otra parte, los fabricantes sostienen que Linux está diseñado para ofrecer protección, y el hecho de que el código fuente sea abierto permite que las mejoras realizadas en materia de seguridad por distintas entidades puedan interoperar.
En cuanto a disponibilidad, el grupo de investigación Standish asegura que los servidores Linux experimentan una mejora de alrededor de 14 horas sobre el tiempo habitual de inactividad que tienen los servidores con otros sistemas operativos..
Por lo que respecta a la portabilidad de las aplicaciones, con Linux, los usuarios pueden desarrollar una aplicación en una plataforma e implantarla en otra, o cambiar de plataforma sin que esto suponga la realización de grandes gastos por la migración de aplicaciones. El sistema puede ofrecer una vía rápida para la reducción del gasto que se realiza en servicios, especialmente en desarrollo de aplicaciones, implantación, migración y mantenimiento.

España se acerca al pingüino
En nuestro país, las Comunidades Autónomas de Andalucía, Extremadura y Valencia, conscientes de las ventajas que ello puede aportarles, han adoptado ya una serie de medidas para el uso de estándares abiertos y software libre. Por su parte, la propia Comisión de Expertos del Ministerio de Ciencia y Tecnología ha destacado la necesidad del Gobierno de implantar sistemas informáticos abiertos, basados en estándares que aseguren la interoperatividad de las aplicaciones de las Administraciones Públicas.
Mercedes Bofarull, directora de Sector Público en IBM España y Portugal, compañía en cuya estrategia la introducción de Linux en el sector público juega un papel esencial, considera que la tendencia a favor de la adopción del sistema operativo de código abierto tenderá a generalizarse. “En España, Linux ya ha sido adoptado en muchas instituciones, entre las que se incluyen múltiples ayuntamientos, organismos oficiales y centros educativos”.
Los proyectos en los que ha trabajado IBM son numerosos. Uno de ellos es la creación por la Comunidad de Madrid de 1.095 aulas nuevas de informática para sus centros de enseñanza infantil, primaria, secundaria y educación especial, que operan con aplicaciones bajo Linux y Windows. A este caso se suma la Consejería Sanidad de Murcia, que cuenta con una plataforma Linux basada en dos servidores IBM xSeries para gestionar más de tres millones de expedientes.
También es de destacar la decisión del Instituto de Física de Cantabria, que dispone de un entorno Linux formado por decenas de servidores IBM eServer xSeries y esencial para su participación en proyectos de investigación sobre tecnología de redes grid, que aprovechan la capacidad de proceso no utilizado de recursos informáticos.
La Junta de Extremadura, por su parte, cuenta con una dotación de 7000 PC con Linex, versión específica de Linux, destinada a centros de enseñanza, mientras que la Subdirección General de Relaciones Institucionales y Cooperación Local del Ministerio de Administraciones Públicas ha migrado su base de datos Informix Dynamic Server a Linux sobre hardware IBM eServer xSeries. La lista también incluye a la Universidad de Islas Baleares, que utiliza servidores con Linux del fabricante para la realización de complejos cálculos en el área de astronomía y física.

El panorama europeo
Los casos que han comenzado a sucederse en España son una muestra más de que el sector público europeo ya ha trazado su hoja de ruta para la migración a los sistemas abiertos. Sin ánimo de configurar una detallada crónica de proyectos en otros países de la Unión, resulta útil detenerse en la variedad de ámbitos, aplicaciones y servicios en los que Linux ya es una realidad.
El Ministerio del Interior de Alemania, consiente de la magnitud de este tema, firmó un acuerdo marco en junio del 2002 para promover el uso de Linux, los estándares abiertos y software de código abierto en la administración alemana. Así, el Bundestag y la agencia alemana responsable de la protección de datos han adoptado ya Linux para solucionar sus necesidades tecnológicas. También los gobiernos locales de Muni

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información