| Artículos | 01 SEP 2004

Las ventas de Gigabit Ethernet superan por primera vez a las de Fast Ethernet

El mercado de conmutación creció un 16%
Marta Cabanillas.
De acuerdo con diversas consultoras, en el primer trimestre de 2004 las ventas de soluciones LAN Gigabit Ethernet han superado por primera vez a las de Fast Ethernet, tanto en la zona EMEA como a nivel mundial. El cambio indica la tendencia de las empresas a actualizar sus redes preparándolas para soportar nuevas aplicaciones y servicios.

Todo indica que nos encontramos en un punto crítico en el proceso de evolución de las redes empresariales hacia mayores anchos de banda. El soporte de aplicaciones multimedia y la convergencia de voz y datos han dejado de ser un recurso del marketing de los fabricantes para convertirse en objetivos reales e inmediatos para las empresas. Indicio indiscutible de ello es el hecho de que Gigabit Ethernet (GE) tienda a convertirse en la tecnología LAN por excelencia, no sólo en las conexiones de troncal, sino en algunos casos incluso en los mismos puestos de trabajo. Fast Ethernet (FE), hace poco la opción de referencia en las troncales, queda, con cada vez mayor claridad, relegada a un segundo nivel, y probablemente en poco tiempo será tan sólo un recuerdo en la memoria de los gestores de red.
Diversos estudios de consultoras especializadas revelan la fuerza de este proceso de migración de las redes empresariales a mayores velocidades. Las ventas de conmutadores Gigabit Ethernet superaron en la zona EMEA a las de plataformas Fast Ethernet por primera vez en el primer trimestre de 2004, según IDC. En conjunto, el mercado de conmutación LAN se incrementó un 14%, situándose en un total de 17,3 millones de puertos frente a los 15,2 millones vendidos durante el último trimestre de 2003. Los ingresos aumentaron un 21,5% alcanzando los 1.200 millones de dólares, estimulados principalmente por la fuerte demanda de soluciones Gigabit Ethernet.

Tendencia global
Durante el período objeto de análisis, las entregas de puertos Ethernet a 1000 Mbps se incrementaron en un 61,1%, mientras que los ingresos por esta tecnología lo hicieron en un 37,5%, acaparando un 52,3% del total del mercado, frente al 46,2% que supusieron las ventas de GE en los últimos tres meses de 2003. Por suministradores, según IDC, la primera posición la ocupó Cisco, seguido de la división de networking de HP (ProCurve), 3Com, Nortel y D-Link.
Estos datos vienen avalados también por los resultados de un estudio de Dell´Oro, en este caso de alcance mundial. Según la consultora, en el primer trimestre del año se produjo un aumento del 16% en las ventas de conmutadores Ethernet respecto al trimestre precedente, arrojando un volumen de mercado de 3.200 millones de dólares; un dato especialmente significativo y esperanzador si se tiene en cuenta que la evolución de los ingreses en el cuarto trimestre de 2003 resultó plana. Al igual que IDC, la firma atribuye este cambio positivo al espectacular crecimiento de las ventas de Gigabit Ethernet, que, también a nivel mundial sobrepasaron por primera vez las de Fast Ethernet.
En su informe, Dell´Oro subraya la particular importancia de estos crecimientos teniendo en cuenta que corresponden al primer trimestre del año, típicamente el de menores incrementos debido a los patrones de inversión característicos de la mayor parte de las compañías. Por lo que respecta al reparto del mercado entre los diversos suministradores, al tratarse de un estudio a nivel mundial, los datos varían algo si se comparan con los proporcionados por IDC. Aunque Cisco lidera también el mercado en este ranking, HP ProCurve pasaría a ocupar el tercer puesto, por detrás de Nortel Networks, que ocupa la segunda posición, pese a que las ventas de conmutación Ethernet de este fabricante cayeron un 9%. 3Com se encontraría en el cuarto puesto, seguida por Foundry Networks.

Algunos detonantes
En opinión tanto de las consultoras como de los diferentes suministradores tecnológicos, los factores que están contribuyendo al despegue del mercado Gigabit Ethernet son de diversa índole. Entre ellos, los principales son la bajada de los precios de los productos y la necesidad imperiosa de muchas empresas de aumentar la capacidad en sus troncales y servidores a fin de asimilar el aumento del ancho de banda a nivel de estaciones de trabajo, resultado a su vez del uso de nuevas aplicaciones que exigen mayores velocidades de transmisión. Así, por ejemplo, David Noguer, Product Marketing & Engineering de Nortel Networks, considera que “el precio de los puertos Gigabit Ethernet lleva tiempo bajando, básicamente debido a la mayor oferta existente y a las mejoras tecnológicas asociadas a la curva de experiencia consecuencia de una mayor demanda. Además, con la llegada de los puertos GE sobre cobre se está estandarizando el uso de la tecnología a nivel de servidores y algunas estaciones de trabajo”.
Sin embargo, Beatriz Hermida, directora de Comunicación de 3Com Iberia, subraya que el análisis de la bajada de precios es complejo. “Esta bajada ha podido influir en cierta medida, pero no en exceso, ya que hoy por hoy existen todavía diferencias significativas entre una tecnología y otra, que oscilan entre el 15 y el 40%, en el caso de la conmutación, dependiendo de las prestaciones de la solución, y de en torno al 15%, en el caso de las tarjetas de red. Es cierto que las diferencias de precios en las soluciones de gama baja son apenas perceptibles, pero en el caso de soluciones de altas prestaciones y, pese a que el coste de las soluciones Gigabit Ethernet se ha venido reduciendo desde hace un par de años, son todavía importantes: en general el coste de las soluciones Gigabit es alrededor de un 50% más elevado que el de las soluciones Fast Ethernet”.

Nuevas aplicaciones
La razón esencial de la migración a mayores velocidades, según Hermida, habría que buscarla en cuestiones de evolución tecnológica. Serían pues, en su opinión, fundamentalmente las nuevas aplicaciones que han venido apareciendo en los últimos tiempos y que requieren de mayor ancho de banda, como es el caso de la voz y el vídeo, el motor que ha puesto en marcha el proceso, y también el que acelerará la tendencia.
El perfil de un usuario típico de GE responde al de una organización que maneja aplicaciones de altas prestaciones con necesidades de gran ancho de banda, como pueden ser los entornos sanitarios en que se trabaja con imágenes radiológicas que necesitan ser transmitidas a cierta velocidad sin que ello implique colapsos en la red. También las empresas de los sectores financieros y la Administración, donde es frecuente el manejo de grandes volúmenes de información, son segmentos con un alto potencial de necesidades Gigabit Ethernet.

El ocaso de la Ethernet básica
Una entra y otra sale. El hecho de que 1.000 Mbps se hagan necesarios en un número cada vez mayor de empresas, primero a nivel de troncal, después para la conexión entre servidores, y, finalmente, en los puestos de trabajo, lógicamente responde a un escenario en el que las capacidades de 10 Mbps características de la Ethernet original, todavía utilizadas en muchas empresas, tienden a convertirse claramente en insuficientes.
En palabras de Beatriz Hermida, “lo que está sucediendo en la práctica es lo mismo que en su día ocurriera con las tecnologías Ethernet/Fast Ethernet, y que muy probablemente pasará en un futuro con 10 Gigabit Ethernet. La necesidad de ancho de banda, provocada por la utilización de nuevas aplicaciones en el puesto de trabajo, ha obligado a migrar serv

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información