| Artículos | 01 FEB 1998

Las telecomunicaciones que llegan

1998: los nuevos operadores
Luis Nicolás, Gerente Grupo de Telecomunicaciones de Price Waterhouse.
La tendencia que más impacto producirá en 1998 será la liberalización del sector, que traerá como consecuencia la aparición de un conjunto de nuevos operadores. Además de la entrada de Retevisión y los operadores de telecomunicaciones por cable como nuevos operadores de una gama completa de servicios en los ámbitos nacional y regional, habrá un tercer operador de ámbito nacional para servicios básicos, un tercer operador de telefonía móvil de carácter nacional, y un limitado número de operadores de nicho.

El aspecto crítico respecto a estos nuevos operadores será la cobertura, de manera especial, dada su importancia, para Retevisión y los operadores de cable. En 1998, los operadores de cable comenzarán a dar servicios de telecomunicación (voz/datos) y entretenimiento en las grandes ciudades, especialmente en las principales capitales de provincia. Retevisión comenzará dando servicios por acceso indirecto (es decir usando el bucle y la central local de Telefónica) a nivel nacional, y con acceso directo (bucle propio) en las zonas con mayor densidad empresarial. La aparición comercial del tercer operador de servicios básicos se espera para el último trimestre del año, lo que hace que su impacto sea muy limitado en el curso de 1998.

Parece evidente que todas estas novedades cambiarán el panorama de las telecomunicaciones en nuestro país. Sin embargo, la gran pregunta es, como afectarán a los clientes, tanto empresas como particulares. En las próximas líneas se describirá este impacto, caracterizando la influencia en los dos mundos apuntados según las diferentes necesidades de cada uno de ellos.


Impacto sobre los usuarios particulares
Los usuarios particulares utilizan servicios de telecomunicación para cubrir cuatro tipos principales de necesidades: comunicarse con otras personas desde su propio hogar, acceder a todo tipo de información o realizar trámites, mantenerse comunicados mientras se encuentran fuera de sus lugares habituales de estancia (movilidad) y conseguir entretenimiento en sus horas de ocio.

   Comunicación vocal –telefonía fija–
El año ha comenzado con la aparición comercial de un segundo operador de telefonía, Retevisión. Este nuevo operador ofrecerá telefonía por acceso indirecto (a través del bucle y la central local de Telefónica) en los ámbitos interprovincial e internacional. Para los clientes particulares, este tipo de acceso se mantendrá durante unos meses, el tiempo suficiente para construir las redes de acceso requeridas.

Sin embargo, previsiblemente, el año se cerrará con cuatro alternativas, al menos en las grandes ciudades. Telefónica y los operadores de cable ofrecerán el servicio telefónico con bucle de abonado propio, es decir con central local y conexión hasta el cliente propias. Los dos operadores restantes, Retevisión y más aún el ya denominado tercer operador de telefonía, centrarán sus esfuerzos en el acceso indirecto, lo que equivale a que Telefónica y los operadores de cable tendrán que complementarles con la conexión local.

Así, pues, a finales de diciembre, un vecino de un barrio determinado de una gran ciudad como Madrid, Barcelona o Sevilla podrá optar por contratar su servicio telefónico local, tradicionalmente conocido como línea telefónica, a Telefónica, su operador de cable o, en áreas concretas, Retevisión. A la hora de realizar llamadas interprovinciales o internacionales, tendrá que decidir su preferencia entre Telefónica, Retevisión, el tercer operador de telefonía fija y, en algún caso, los propios operadores de cable de grandes demarcaciones. Este modelo, obligará con cierta frecuencia a mantener dos contratos diferentes: uno con el proveedor de la conexión y otro con el operador que transporta las llamadas interprovinciales e internacionales.

Durante 1998, los nuevos operadores intentarán diferenciarse en función de las facilidades que proporcionan las nuevas centrales digitales; de hecho, cabe esperar un énfasis mayor en los accesos RDSI y las facilidades conocidas como líneas multiservicio (llamada en espera, desvíos...)

En lo que hace referencia a las tarifas, el año se abrirá con reducciones de entre un 10 y un 15 por ciento para el tráfico interprovincial e internacional por parte de Telefónica y de, al menos, un 10 por ciento sobre las anteriores por parte de Retevisión. La necesidad de posicionarse ante Retevisión y la aparición de competencia en el ámbito local (operadores de cable) limitarán los incrementos que deberían producirse en las tarifas locales de Telefónica. Asimismo, cabe esperar nuevas modalidades de tarificación, tales como tarificación por segundos, descuentos por volumen, descuentos por llamadas a números predeterminados...

El final de 1998 puede traer rebajas medias ponderadas de las diferentes tarifas de entre el 10 y el 20 por ciento, pero esto no significará en todos los casos facturas más reducidas. El auge de los terminales móviles y de los accesos a Internet, así como el uso incremental del teléfono, dejarán nuestro apunte bancario mensual o bimensual prácticamente inalterado.

Es de destacar, por último, el uso creciente que se producirá de las soluciones de telefonía vía Internet, que si no de manera significativa en 1998, si comenzarán a reducir los ingresos por tráfico interprovincial e internacional de los operadores.

   Acceso a información y tramitación
El presente año se asociará con la explosión definitiva del fenómeno Internet. Empresas, administraciones y comercios publicarán su información para facilitar el acceso a datos de utilidad y para permitir la compra electrónica de bienes. Esta explosión vendrá de la mano de la comercialización de los nuevos estándares en seguridad, como SET, la proliferación de plataformas Internet de bajo coste, la banalización del “know how” de desarrollo y, de manera especial, por la

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios