| Artículos | 01 JUN 2004

Las SAN duplican su velocidad

El estándar Fibre Channel a 4 Gbps aumenta el rendimiento de las SAN (Storage-Area Networks), al tiempo que garantiza la compatibilidad con los sistemas anteriores de 1 y 2 Gbps. Y todo ello a un precio que, ya a finales de año, será comparable al de los actuales productos de 2 Gbps.

Las actuales velocidades de las SAN, a 1 y 2 Gbps, comienzan a quedarse pequeñas a medida que crece en las empresas el volumen de datos almacenados; fenómeno que se ve acelerado por el incremento constante del uso de gráficos y aplicaciones de vídeo. Igualmente, el cumplimiento de las normativas relativas a la retención de datos y los requerimientos de seguridad obligan a incrementar la capacidad de las SAN Fibre Channel, manteniendo, además, controlados los costes.
Todos estos problemas pueden ser resueltos consolidando los datos y las aplicaciones en un número limitado de servidores de gran potencia y arrays de muy alta capacidad, permitiendo así a los sistemas afrontar mayores cargas de trabajo sin incrementar el número de equipos a gestionar. Pero dicha consolidación obliga a migrar a velocidades superiores, justo lo que aporta Fibre Channel a 4Gbps en la conexión entre discos y controladores, haciendo posible aumentar la velocidad con total compatibilidad con los sistemas de 1 y 2 Gbps, con los que comparte, además, las arquitecturas de bucle.

Estandarización
Fibre Channel a 4 Gbps tiene su origen en las especificaciones desarrolladas por un grupo de trabajo del Standards Committee para definir las conexiones de backplane (panel dorsal) entre discos y controladores de disco en arrays de almacenamiento. Más tarde, en 2002, ANSI aprobó la especificación como Fibre Channel-Physical Interfaces (FC-PI), y, con posterioridad, concretamente en mayo de 2003, Fibre Channel Industry Association (www.fibrechannel.org) lo recomendaba para las redes de fabric conmutado que conectan los arrays de almacenamiento a los servidores en los centros de datos corporativos.
Los enlaces a 4 Gbps de Fibre Channel en el fabric de la red forman buena pareja con los nuevos interconectores a tal velocidad porque no se precisa conversión de codificación entre el fabric y el backplane. En el lado del servidor de la red, los adaptadores fabric host bus proporcionan la interfaz entre el bus de datos interno del servidor y el fabric de la SAN. La tendencia en arquitecturas bus de servidor es hacia mayores anchos de banda de entrada y salida I/O. De hecho, ya se pueden encontrar buses que ofrecen capacidades de proceso de 4 Gbps, e incluso ya aparecen por el horizonte velocidades mayores.
Para prevenir cuellos de botella y reducir la latencia, la velocidad del switch fabric de la SAN debe ir pareja a la de I/O del servidor y de los discos. Por ello, a medida que servidores y arrays de discos se van actualizando a conexiones de 4 Gbps, será necesario disponer de fabrics a tales velocidades para tratar el tráfico entre estos dispositivos.
Los sistemas basados en Fibre Channel a 4 Gbps ajustan su velocidad cuando se conectan con sistemas de 1 y 2 Gbps, permitiendo así a los administradores TI efectuar actualizaciones incrementales de la red que permitan operar en entornos mixtos. Así, mientras se realiza la actualización completa, es posible disfrutar desde el primer momento de los beneficios de los sistemas de 4 Gbps.

Efectividad en costes
Los transceivers ópticos, que proporcionan la interfaz entre los sistemas Fibre Channel y las fibras ópticas de la SAN, representan una porción significativa del coste total de una red de almacenamiento, pero el desarrollo de estos dispositivos con capacidades de 4 Gbps no exige modificar las tecnologías de procesos de semiconductor utilizadas para fabricar los componentes internos de las versiones de 2 Gbps. Es más, una vez que la fabricación se encuentre en producción total, la tecnología óptica de 4 Gbps estará disponible a precios comparables a los del hardware Fibre Channel de menor velocidad.
En definitiva, la demanda de mayores anchos de banda, la compatibilidad con el hardware ya instalado y el coste efectivo, comparable al de los sistemas anteriores, impulsarán la rápida adopción de Fibre Channel a 4 Gbps. Reemplazará a los sistemas de 2 Gbps del mismo modo que éstos sustituyeron a los de 1 Gbps. De hecho, según las estimaciones de los expertos, ya para 2006 la mayor parte del hardware Fibre Channel será suministrado con interfaces de 4 Gbps.


Cómo funciona
----------------------
Las empresas pueden migrar incrementalmente a SAN basadas en Fibre Channel a 4 Gbps, ya que el nuevo hardware será compatible con los sistemas existentes a 1 y 2 Gbps.

1. El controlador de disco transmite datos a su velocidad más alta, 4 Gbps.
2. La transmisión al receptor se adapta a la velocidad de enlace del sistema de 2 Gbps. El enlace no se cierra porque el conmutador no es capaz de operar a 4 Gbps.
3. El controlador de disco reduce la velocidad de transmisión y envía los datos a 2 Gbps.
4. El ASIC del conmutador continúa operando a sus velocidades válidas. A 2 Gbps, el enlace se cierra.
5. El ASIC del conmutador envía una señal de reconocimiento al controlador del disco indicando que el enlace se ha cerrado. El enlace corre a 2 Gbps.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información