| Artículos | 01 MAY 2002

Las operadoras reactivan la guerra de las tarifas

Telecomunicaciones
Alejandro GarcÍa-Morato.
El mercado de telecomunicaciones, que durante el último año contó con los dedos de una mano las rebajas realizadas para los usuarios por parte de las operadoras, está viviendo ahora con una fuerza inusitada una auténtica avalancha de ofertas.

La nueva carrera comercial recuerda a los primeros momentos del proceso de liberalización, hace ya cuatro años. Aunque en muchas ocasiones las rebajas de algunas operadoras son una simple copia o una adaptación de la del rival, lo cierto es que a golpe de oferta y contraoferta, de unas y otras, el mercado de telecomunicaciones ha vuelto a recuperar el pulso. El resultado final de esa frenética lucha puede hacer de este de año uno de los más representativos en términos de reducción de precios, y superar el récord que se alcanzó hace dos años.
Según datos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), el organismo regulador, durante el año 2000 la factura media que pagaba el usuario de teléfono se redujo en un 30,12%, cuatro veces el porcentaje alcanzado un año antes, cuando la factura media cayó apenas una media del 7,13%. En 1998, primer año dentro del proceso de apertura del mercado, los precios bajaron un 5,49%de media.
Aunque la actual batalla comercial alcanzó su máximo fragor en el mes de marzo, en realidad empezó el pasado mes de noviembre. En ese momento, Amena, en plena campaña comercial de Navidades, lanzó lo que bautizó como Contrato Libre. Con esta oferta, el tercer operador de telefonía celular ha conseguido revolucionar el mercado de móviles, donde muchos consideraban que, dada su saturación, no era posible relanzar las ventas. La oferta de Amena elimina totalmente la cuota de abono mensual que cobran otras compañías competidoras, cobrando a los usuarios seis euros fijos al mes a cambio de un determinado consumo en tráfico telefónico. Al mismo tiempo, Amena simplifica al máximo la vorágine de precios que siempre ha rodeado a la telefonía móvil e introduce una tarifa única de 0,21 céntimos de euro por minuto.

Primer golpe
Con esa oferta, Amena ha dado el primer golpe de una lucha que aún continúa. En las últimas semanas, y a veces con tan sólo unas horas de diferencia, se han ido sucediendo ofertas de todo tipo, tanto en telefonía fija como en telefonía móvil, así como en el negocio del acceso a Internet. En muchos casos, las ofertas no sólo son una mera rebaja de tarifas, sino que además introducen un auténtico cambio estructural en la forma de tarificación de determinados servicios de telecomunicaciones y de Internet, algo que era impensable hace unos años.
Es el caso, por ejemplo, de las rebajas de Telefónica en telefonía fija nada más empezar el mes de enero para las llamadas de larga distancia nacionales, es decir, las conexiones provinciales e interprovinciales. Esta rebaja ha sido la mayor que ha acometido Telefónica de una sola vez. Aunque empezó el 1 de enero, se completó el 15 de marzo hasta sumar en total un 21% de reducción de precios en llamadas provinciales y un 29% de rebajas en las llamadas interprovinciales.
Por su parte, Retevisión respondió a Telefónica a comienzos de marzo con la oferta Mínima. A cambio de un consumo fijo al mes, los usuarios del segundo operador de telefonía fija pueden obtener descuentos de más del 80% con respecto a los precios oficiales del antiguo monopolio, según fuentes de Retevisión. Los responsables de Telefónica, sin embargo, comentan que de compararse con sus bonos, la oferta Mínima pierde toda su competitividad comercial. En cualquier caso, el fenómeno Mínima ha servido a Retevisión para recuperar el ritmo en su batalla por los clientes residenciales.
Del mismo modo, también ha servido para introducir una nueva mentalidad en la forma que los operadores tienen de cobrar al usuario. Según los responsables de Retevisión, Mínima es el aperitivo de lo que en el futuro podría convertirse en una tarifa plana para las llamadas tradicionales de voz.

Las rebajas más drásticas
En todo caso, las modificaciones de precios más drásticas se han producido en el terreno de la telefonía móvil. Telefónica abrió fuego el 18 de febrero con una rebaja del 7%. Este es un valor medio de rebaja para el conjunto de la factura, lo que significa que si bien algunos tipos de llamadas no han bajado, otras modalidades lo han hecho en mucho mayor porcentaje. Por ejemplo, en algunos segmentos de llamadas, como las conexiones de móvil a fijo, Móviles ya anticipó entonces que esa rebaja (de por sí la mayor que acometía la operadora celular de un solo golpe) no sería la única a lo largo de este año.
De hecho, la advertencia no tardó en materializarse, y así, a mediados del pasado mes de marzo, Telefónica siguió a Amena y eliminó la cuota de abono a todos sus clientes con contrato. En esta ocasión, sin embargo, Telefónica llegó más lejos que Amena. En lugar de eliminar sólo la cuota de abono a aquellos clientes que se conectan por primera vez, también decidió eliminar la cuota de abono a los antiguos clientes; es decir, en total más de seis millones de clientes antiguos que se van a beneficiar de la nueva oferta.
El anuncio de Móviles representa un giro radical en la forma de hacer negocio dentro del mercado de móviles, donde la cuota de abono era hasta ahora una cuestión “sagrada” sobre la que no cabía discusión alguna. La reacción de Móviles, animó a Vodafone y Amena a contraatacar. Apenas dos semanas después de la rebaja del 7% en las tarifas de Telefónica, Vodafone planta cara con una reducción del 14%, mientras Amena reacciona con toda unabatería de nuevos contratos libres para empresas.

Internet también cuenta
Y si marzo fue el mes de las rebajas en móviles, abril ha sido el mes de las rebajas en Internet por excelencia. A comienzos de mes, Retevisión lanzó un nuevo servicio de acceso rápido a Internet para empresas. Se trata de un nuevo servicio con tecnología ADSL en el que Retevisión, por primeravez en el mercado, asocia lo que es el acceso a Internet a las comunicaciones de voz para todo tipo de llamadas, no sólo metropolitanas, como los bonos de Telefónica. Más recientemente, Retevisión, y su socio para Internet, el portal eresMas, han lanzado Zona Premium, un servicio novedoso con el que se rompe el mito del todo gratis de la Red. Como ya hizo Terra con su Zona Multimedia, eresMas ofrece un acceso rápido a través de ADSL a Internet, pero además lo asocia con la entrada en determinados contenidos restringidos del portal.
Como se ve, unas veces antes, otras después, lo cierto es que todos los operadores se miran de reojo y se siguen unos a otros de forma más o menos paralela. La conclusión final es que ninguno es infinitamente más barato o muy diferente del otro. El abanico de ofertas de todos ellos tiene sus pros y sus contras, y ninguna es siempre y en todo momento la mejor.
Es cierto que Retevisión ha hecho una gran campaña con su oferta Mínima, como si fuera original. Para llamadas locales está Mínima Local, con una cuota mensual de 3 euros y un precio de 0,006 euros por minuto; para llamadas nacionales, está Mínima Nacional, con seis euros de cuota y una tarifa por minuto de entre 0,022 y 0,0096 euros. Si embargo, y aunque Retevisión la ha promocionado como
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios