| Artículos | 01 JUN 2005

Las nuevas licencias de GSM se quedan en manos de los actuales operadores

Mejorará la cobertura pero no la competencia
Las buenas intenciones de introducir mayor competencia con el concurso de licencias móviles quedarán en agua de borrajas. La retirada de la sueca Tele2 y del empresario mexicano Carlos Slim con América Móvil dejará el nuevo espectro en manos de Telefónica Móviles, Amena o Vodafone.

A mediados de junio se desvelará el reparto de las tres nuevas licencias móviles de GSM sacadas a concurso en abril para incrementar la competencia, mejorar la calidad, bajar los precios y extender la cobertura. La oferta de diez megahercios repartidos en tres licencias, una de cuatro y dos de tres, abría la puerta a un nuevo operador. Durante el tiempo de consulta se han barajado nuevos nombres pero ninguno ha salido adelante.
La candidatura más firme parecía ser la de Tele2, que llegó a presentar su solicitud. La compañía sueca lleva tiempo queriendo operar en la telefonía móvil virtual, tal y como hace en otros países pero, como hasta ahora esta figura no ha prosperado en España, había considerado el concurso como una buena oportunidad para conseguir su objetivo. Para facilitar su puesta en marcha, había propuesto a sus competidores un acuerdo de roaming nacional con el que ofrecer cobertura a sus clientes en todo el territorio, que consistiría en que al menos uno de los tres le permitiera usar su red para dar servicio en las zonas menos pobladas y utilizar su propia infraestructura para los principales centros de población.
Finalmente, Tele2 decidió retirarse por la falta de consenso al considerar que su proyecto es inviable sin la ayuda de los operadores actuales, quienes por otra parte señalan que los contactos con la firma sueca se redujeron a una carta en la que proponía un borrador del acuerdo y 48 horas para cerrar un encuentro en el que lograr un convenio en firme. Según la prensa económica, la respuesta de dos de los tres operadores fue que todos los grupos se encontraban inmersos en el proceso y que era imposible negociar entre ellos mientras no fuera adjudicado. Asimismo, señalaron el corto plazo propuesto para negociar y el hecho de que en ningún apartado del pliego de condiciones se recogiera la obligación de este tipo de acuerdo. En cualquier caso, Tele2 sigue interesada en el mercado del móvil mediante la figura del operador virtual.

Declaración de intenciones
Desde Latinoamérica llegó la propuesta de América Móvil. Carlos Slim, su dueño, pretende desembarcar de un modo u otro en el mercado español, para lo que contemplaba varias posibilidades, como una licencia GSM o su entrada en los accionariados de Xfera o Amena por medio de Auna. La operadora mexicana, tras solicitar información al Gobierno sobre la licitación en el plazo establecido, consideró finalmente, en palabras de su director financiero, que los términos de la licencia no permitían la entrada de un cuarto competidor en el mercado español. También se ha retirado de la puja por la filial de móviles de Auna, por lo que Xfera queda como su última baza.
La entrada de Xfera en el concurso habría aumentado verdaderamente la competencia, pero a pesar de su interés inicial, ha decidido concentrarse en UMTS y desechar la opción de GSM. La operadora cuenta con una licencia de 3G desde hace cinco años pero aún no ha hecho uso de ella, si bien fuentes de la compañía aseguran que entrará en servicio en 2006 y que su capital se remozará con un nuevo socio en dos o tres meses.
Con esta perspectiva, alguno o los tres operadores actuales resultará agraciado con el concurso. Telefónica Móviles se ha presentado a las tres licencias a pesar de poder optar sólo a una porque ya tiene frecuencias 900 MHz, igual que Vodafone, que sólo ha solicitado una de las licencias de 3 MHz. Amena, por el contrario, puede optar a los diez megahercios de la banda 900 ya que sólo actúa en 1800 MHz.


Licencias con valor añadido
--------------------------------------
Doble es el atractivo de las nuevas frecuencias GSM. Por una parte servirán para mejorar la cobertura en interiores o zonas de difícil acceso, puntos flacos de la banda 1800; por otra, permitirán extender los servicios UMTS. Esta última posibilidad estará sólo al alcance de Movistar y Vodafone, ya que, técnicamente, se necesitan 5 MHz del espectro 900 para este servicio. Ambas cuentan con 12 MHz en esta frecuencia y podrían liberar recursos para mejorar la cobertura de UMTS. Amena, que no tiene espectro en 900, necesitaría al menos dos de las tres licencias para disponer de megahercios suficientes y una mayor inversión, por lo que prácticamente esta posibilidad queda descartada para la operadora.
Movistar y Amena comenzarán a ofrecer a final de año servicios de generación 3,5 con la comercialización de tarjetas de datos HSDPA para portátiles. Esta tecnología multiplica por cinco la actual capacidad de transmisión de las redes 3G.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información