| Artículos | 01 MAR 2003

"Las empresas generan en este momento el 25% de nuestros ingresos"

Malcolm Collins, presidente de la división Enterprise de Nortel Networks
Fernando Ujaldón.
Aunque hace un par de años Nortel tenía un enfoque muy definido hacia los operadores, la dinámica de la economía ha impulsado a la compañía a modificar sus estrategias de negocio buscando alternativas en el mercado empresarial. El presidente de la división Enterprise del fabricante, no obstante, subraya que Nortel “nunca salió del mercado empresarial”.

El año pasado el refuerzo de la estrategia de Nortel con respecto al mercado empresarial fue interpretado por diversos analistas como un intento de la compañía por volver a un segmento que dejó de lado en el pasado y que desea ahora recuperar al vivir el mundo de los operadores tiempos de “vacas flacas”. ¿Cuál es el fondo de esta nueva orientación del negocio?
- No considero que Nortel Networks se haya marchado nunca del mercado empresarial. Pero es cierto que hubo un momento, a partir de la explosión del negocio de los operadores, las telecomunicaciones y los proveedores de servicio, en el que probablemente nuestra compañía no le dio la importancia que merecía.
Ahora la actitud de Nortel es dirigir mayores esfuerzos hacia la empresa. Siempre, no obstante, ha tenido una presencia muy fuerte en el mercado corporativo, especialmente en los segmentos de voz y de datos. Lo que también ha sucedido es que durante los últimos dos años probablemente no logramos comunicar nuestra postura de la manera más adecuada.

¿Cuáles han sido, más concretamente, las motivaciones que impulsaron a Nortel a “corregir su rumbo” retomando el interés por el mercado corporativo?
- Una de las cosas que aparecen claras en la actualidad es que este mercado continúa creciendo. Los analistas señalan que el pasado año experimentó, a nivel mundial, incrementos de en torno al 5%, mientras la crisis mantuvo prácticamente a todos los demás segmentos en una situación de estancamiento. El 25% de nuestros ingresos provienen de esta fuente y, si bien el mercado corporativo está creciendo a un ritmo pequeño, lo cierto es que cada vez más se percibe un aumento de la inversión por parte de las empresas. En este sentido, los fabricantes que estén presentes en ese negocio serán los que mejor puedan afrontar este período de crisis.
Tras su reorganización el pasado año, el objetivo de Nortel Networks no ha sido otro que comenzar a cosechar beneficios en 2003. Para cumplir este fin nuestra estrategia ha sido impulsar la convergencia de la tecnología en todos los segmentos del sector, que es, por otra parte, una tendencia que ya comienza a delinearse desde hace tiempo.

¿En qué iniciativas se ha concretado esta reorientación de la compañía hacia el cliente empresarial?
- La respuesta es clara: el firme compromiso de Nortel con este mercado queda demostrado, por ejemplo, por su decisión de crear una división completa de la compañía que lleva su nombre. Estamos hablando de un nicho que es rentable y que representa alrededor del 25% del total de nuestros ingresos; en síntesis, se trata de un gran negocio. Nuestro interés es hacer crecer ese porcentaje este año en un 80%.
De seis meses a esta parte, hemos respondido de forma muy activa a los nuevos objetivos, dando a conocer nuestra visión global del negocio para el mercado empresarial. La idea central de nuestra estrategia tecnológica es que, con la creación de un modelo empresarial concebido como un engranaje, es posible difundir la información en formatos distintos de aquellos con los que se haya creado; de esta manera no hace falta incorporar más de un dispositivo para enviar y recibir información. Y para lograrlo, el desarrollo de tecnologías siempre basadas en estándares resulta un requisito imprescindible. Al mirar el mercado es evidente que los clientes no quieren atarse definitivamente a un entorno cerrado, la tendencia a los sistemas abiertos es ya una realidad y un rasgo fundamental de nuestra estrategia.
Esta estrategia va acompañada de una serie de nuevas soluciones, todas ellas dirigidas tanto a grandes como a medianas y pequeñas empresas, y enfocadas en último término a la convergencia. Las áreas que cubren son las de telefonía tradicional a través de IP, conmutación local y extendida, soluciones de VPN y propuestas ópticas de área metropolitana.

¿Cuál es, en su opinión, el panorama general que presenta el networking hoy en día?
- En la actualidad aún existen generalmente dentro de la empresa diferentes redes que no son más que una serie de compendios de elementos pensados para atender las necesidades específicas de unos pocos usuarios, aplicaciones o servicios. La empresa tiende a no darse cuenta aún de las ventajas que supondría instalar en su lugar una infraestructura de telecomunicaciones convergente.
La oferta de Nortel para la empresa incluye soluciones de voz, datos y multimedia, así como sistemas convergentes sobre IP, pensados para contribuir a que las compañías de diferentes tamaños puedan conseguir mayores beneficios, reducir costes y mejorar la atención que prestan a sus clientes. Esto surge de nuestra creencia en que las empresas deben anticiparse a las necesidades de sus clientes para satisfacerlas de forma mas rápida, a través de cualquier canal de comunicación.
Con las nuevas soluciones de voz sobre IP, así como con los componentes para redes ópticas, Nortel está poniendo a disposición del mercado empresarial un elemento de simplicidad y ahorro a través de infraestructuras convergentes, que representan nada menos que la posibilidad de transmitir información entre diferentes plataformas, con alta fiabilidad y las medidas de seguridad necesarias.

En este contexto de convergencia que se avizora, ¿qué retos se plantean para los fabricantes de infraestructuras?
- Desde Nortel pretendemos ayudar a las compañías a maximizar esta convergencia y a unificar sus redes, simplificando su gestión y reduciendo sus costes. Esto es posible en un 30% en el caso de las redes IP, y en un 50% en Ethernet de banda ancha.
También es necesario homogeneizar las redes de acceso a Internet y dotarlas de los mecanismos de seguridad suficientes. La seguridad es un área clave, tanto en cuanto medio de garantizar que nadie no autorizado pueda ver nuestra información, como entendida en el sentido de disponibilidad, con mecanismos de tolerancia a fallos y redundancia de las redes. Por ello, nuestro objetivo es ofrecer a las empresas la posibilidad de transmitir información a través de cualquier tipo de tráfico, ya sea IP o Voz sobre IP, con alta fiabilidad y una aplicación de seguridad sencilla. Hay que lograr que las redes convergentes dispongan de los mismos niveles de protección que las infraestructuras tradicionales.
En nuestro caso esperamos facilitar una migración razonable de las compañías a redes IP. Siguiendo esta estrategia, nuestro objetivo es duplicar el ritmo de crecimiento de nuestros ingresos por el mercado empresarial en 2003 respecto a 2002. Creemos que incrementaremos sobre todo nuestro negocio en la gran cuenta, aunque nuestras soluciones se dirigen también a pymes.

¿De qué forma se ha capitalizado la experiencia adquirida por Nortel en el mercado de los operadores para su aplicación en el mercado corporativo?
- Resulta interesante observar que existen diferentes puntos que conectan a clientes como los operadores con los clientes empresariales. Ahora, gran parte de nuestros desarrollos, pensados

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información