| Artículos | 01 FEB 2007

La VoIP como puerta de acceso a la convergencia

Manuel Pérez.
La llegada de Internet y de las redes IP ha traído una auténtica revolución a las comunicaciones. En estos momentos, ya no sólo es posible mantener una conversación mediante mensajes instantáneos o correo electrónico; también tenemos la posibilidad de entablar una conversación telefónica o una videoconferencia utilizando los protocolos IP. La era de la convergencia ha llegado abriendo a las compañías un sinfín de posibilidades y funcionalidades.
La evolución de las comunicaciones ha sido espectacular en los últimos años. De la telefonía tradicional (PBX) hemos pasado a la unificación de los sistemas de comunicación. En estos momentos somos testigos de la convergencia de voz y datos, de la mensajería unificada y de los sistemas de tratamiento automatizados.
La llegada de la VoIP (Voice over Internet Protocol) tiene su antecesor en la telefonía tradicional con multiplexación, en la que se distribuían los canales de voz sobre routers de acceso a líneas de comunicaciones de datos. Posteriormente, aparece lo que ya conocemos como VoIP, que enruta conversaciones de voz sobre canales de comunicaciones de datos, lo que lleva a la idea de aprovechar la línea de datos para trasladar servicios de telefonía entre sedes.
En el caso de la telefonía IP, una de sus principales ventajas es su implantación. Una pequeña inversión en el cambio de los tradicionales terminales telefónicos por otros adaptados a la telefonía IP, un call manager y un gateway de voz que permita enlazar con la red telefónica tradicional (PSTN), suelen ser los elementos básicos para poder efectuar y recibir llamadas mediante IP. Esta flexibilidad proporciona servicios que en ocasiones no incorporan las PBX tradicionales, como el control y admisión de llamadas, el enrutamiento de las mismas, los servicios de directorio, la desvinculación geográfica, la movilidad, etc. A todas estas funcionalidades se le pueden sumar muchas nuevas tan solo con incorporar elementos a nuestro entorno, como la mensajería unificada, un sistema de reconocimiento fonético (IVR), operadora automática, etc. El aprovechamiento de las redes de telecomunicaciones existentes ahorra los costes de instalación, reduce las tarifas telefónicas y las llamadas con las delegaciones se transforman en coste cero.
Otras ventajas de la telefonía IP son la administración centralizada de todo el parque telefónico conectado a la red, y una mejora de los servicios de valor añadido sobre los teléfonos IP (ya que permiten el acceso, consulta o modificación de bases de datos corporativas mediante navegación XML). Además, esta tecnología nos abre el camino a la era de la convergencia, los retornos de inversión (ROI), el aumento de productividad y, cómo no, de la evolución de los medios de comunicación.
Según los estudios que han aparecido recientemente en el mercado, se espera que para el año 2007 se produzcan incrementos importantes en la utilización e implantación de los IP Call Centers y de la telefonía IP pura. La telefonía tradicional estará en desuso y en 2010 nadie se planteará mantener las implantaciones de telefonía PBX activas.


Manuel Pérez Segado, Director Comercial de Alhambra-Eidos

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información