| Noticias | 28 DIC 2010

La vía rápida para la gestión de la virtualización

La virtualización tiene el potencial de ofrecer beneficios excepcionales en términos de agilidad, coste, calidad y control del riesgo. Sin embargo, si su implementación no se gestiona correctamente, puede estancarse e, incluso, fracasar. CA Technologies explica cómo se puede ayudar a las organizaciones a aprovisionar mejor, controlar y dotar de seguridad sus entornos virtuales, físicos o híbridos.
Network World

La actual coyuntura económica lleva a los responsables de TI a tomar difíciles decisiones sobre dónde hacer sus inversiones. En este sentido, sólo reciben luz verde aquellas tecnologías que proporcionan un rápido y probado retorno de la inversión, lo que también explica la creciente demanda de virtualización. 

La versión virtual de un sistema operativo, un servidor, un dispositivo de almacenamiento o un recurso de red puede ofrecer beneficios reales en cuanto a menor coste, mayor fiabilidad y mayor utilización. Mejor aún, el acceso casi instantáneo a soluciones basadas en la nube, como Infraestructuras como Servicio (IaaS) y Plataformas como Servicio (PaaS), ha reducido drásticamente el esfuerzo y el coste asociados al uso de soluciones virtualizadas. Ricardo Usaola, director de Soluciones de CA Technologies Asimismo, la virtualización cumple la promesa de reducir, si no eliminar, las largas esperas ante peticiones de servicios TI. No es de extrañar, por tanto, que se encuentre entre las prioridades de las empresas para la gestión de TI.

Antes de precipitarse, es importante leer la letra pequeña de los contratos de virtualización. Los problemas con la visibilidad, el control o la dotación de personal pueden hacer que las implementaciones queden estancadas o, incluso, fracasen.

¿Por qué sucede esto? En primer lugar, la abstracción de los recursos de TI implica que los administradores no puedan ver los detalles de las implementaciones de la máquina virtual (VM); su facilidad de despliegue y sus funcionalidades ayudan a agilizar la carga de trabajo, pero también se alejan de mecanismos tradicionales, como las cadenas de aprobación o de adquisición, que antes garantizaban la seguridad, el cumplimiento y el control de costes. En segundo lugar, la virtualización crea la necesidad de nuevas competencias, complejas y costosas, que van más allá de los silos tradicionales.

Como resultado, se produce una fuga de recursos porque el personal experimentado pasa a ocuparse de tareas rutinarias y cotidianas, como el aprovisionamiento de servicios, mientras el resto se encuentra infrautilizado. Así, para mantenerse al día, las organizaciones suelen recurrir a consultores externos y proveedores que consumen parte de los presupuestos, limitando los despliegues y provocando la paralización de otros proyectos.

Los mayores beneficios de la virtualizacion se producen al unir la monitorización, automatización y orquestación de los procesos de negocio con los elementos a virtualizar. Eso requiere perfiles diferentes con una capacitación holística de la gestión de servicios de TI que redundará en un aprovechamiento de los beneficios reales de la virtualización.

En tercer lugar, la proliferación de maquinas virtuales afecta a casi todas las organizaciones con una estrategia de virtualización. Sin visibilidad, control, ni personal especializado, a menudo las implementaciones funcionan sin ser gestionadas y la virtualización se convierte en una carga que amenaza con canibalizar los recursos TI, los presupuestos y la reputación.

Estos problemas suelen culminar en el estancamiento de las máquinas virtuales; el despliegue se detiene, mientras el departamento de TI, incapaz de escalar en su implantación, intenta lidiar con estos desafíos. Sin una gestión sólida, la virtualización se limitará a implementaciones básicas y de bajo riesgo, mientras los propietarios de las aplicaciones lucharán por ofrecer un valor inmediato y los responsables de negocio continuarán exigiendo más valor, pero sin inversiones adicionales.



Soluciones de gestión rentables, accesibles y potentes

Los departamentos de TI necesitan nuevas y mejores formas de aprovechar el potencial de la virtualización a través de herramientas de gestión rentables. Pero esto también puede ser un campo de minas. La mayoría de las soluciones fallan en distintos puntos. Muchas son una evolución de aplicaciones desarrolladas para la gestión de infraestructuras físicas. Otras resuelven sólo parte del problema y no pueden trabajar conjuntamente para proporcionar una solución integrada. Incluso, muchas de ellas se centran simplemente en la gestión de la tecnología y hacen caso omiso de los problemas que rodean la entrega de servicios de negocio.

Ante la creciente demanda de soluciones integrales centradas en el negocio que sean capaces de gestionar el ciclo de vida completo de las infraestructuras físicas y virtuales, CA Technologies ha lanzado recientemente su nueva oferta CA Virtual, diseñada para ayudar a incrementar la agilidad del negocio proporcionando una mejor manera de aprovisionar, controlar, garantizar la disponibilidad, aportar seguridad y optimizar los entornos virtuales.



Ricardo Usaola, director de Soluciones de CA Technologies

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información