| Artículos | 01 MAR 2005

La telefonía IP tendrá una normativa propia en la primera mitad de 2005

La CMT propone una regulación mínima
Tanto el Ministerio de Industria como la CMT se han puesto manos a la obra para la inmediata regulación de la telefonía sobre IP. De esta forma, evitarán llegar con retraso a la normalización de un mercado que, según todos los expertos, conseguirá desbancar en relativamente poco tiempo a la telefonía convencional. La CMT apuesta por una regulación mínima de este segmento.

A principios de febrero, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio daba a conocer su intención sobre la inmediata regulación del mercado de la telefonía IP, una regulación que, según el secretario de estado de Telecomunicaciones, Francisco Ros, estará lista durante el primer semestre de este año. Pocos días después, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) publicaba algunas de las conclusiones relativas a este segmento extraídas de la consulta pública realizada en 2004. De ellas se deriva la conveniencia de una regulación mínima del nuevo mercado. En primer lugar, la CMT valora en su documento el poder de la voz sobre IP (VoIP) como propulsor “de la innovación y el desarrollo de nuevos servicios”, subrayando que, las características de este tipo de ofertas “permiten, en este momento, aplicar un régimen de mínima regulación, salvaguardando los derechos de los usuarios”.
En cualquier caso, se vislumbran tímidamente algunas normas concretas que regirán el nuevo escenario. Por ejemplo, la CMT cita la garantía de portabilidad, condición imprescindible ya para los agentes del mercado de telefonía fija convencional y de las comunicaciones móviles, de forma que el usuario pueda conservar el número aunque cambie de operador. Asimismo, se prevén acciones en el ámbito de la numeración, un punto citado también por Ros. Según la CMT, deberá atribuirse un nuevo rango de numeración específico para los servicios de VoIP, que, además, tendrán que poder utilizar el “mismo tipo de numeraciones geográficas asignado para el servicio telefónico fijo”. Asimismo, la Comisión adelanta que las ofertas de VoIP requerirán al usuario disponer de banda ancha y podrán suministrarse como servicios adicionales a la telefonía tradicional y alcanzar un mayor grado de personalización, por ejemplo, mediante la asignación de un número propio a cada usuario dentro de la misma vivienda u oficina.

Una urgente necesidad
Diversas voces venían advirtiendo sobre la necesidad de sacar a la telefonía IP de su alegalidad. Por ejemplo, el pasado 12 de enero, la patronal Asimelec envió una carta al secretario de Estado de Telecomunicaciones y al presidente de la CMT alertando sobre la apremiante necesidad de una regulación de estos servicios, dada su trascendencia para el futuro del sector y el inminente desarrollo de la tecnología, en proceso de despliegue por muchas empresas y cada vez más utilizada por los usuarios finales. A raíz de los recientes pronunciamientos por parte de la CMT y del Ministerio de Industria, la Asociación ha expresado su satisfacción, llamando la atención sobre lo imprescindible de la asignación de una numeración específica para que la VoIP pueda extenderse como verdadero servicio público. En opinión de Asimelec, en este punto divergente respecto a la expresada en las conclusiones de la CMT, será, además, preciso que la asignación sea diferente a la actual numeración geográfica para así no echar por tierra “una de las principales ventajas de los nuevos servicios: la movilidad y la posibilidad de utilizar el mismo número independientemente de la ubicación geográfica del usuario”.
Algunos operadores como Voz Telecom, proveedor europeo especializado en aplicaciones de telefonía IP, también han expresado su alivio ante el reconocimiento por parte de las autoridades de la importancia de crear cuanto antes un marco para la telefonía IP, y, además, valoran positivamente los principios esbozados por la CMT. “La propuesta cumple con las directrices marcadas por la UE, que propugna un régimen de mínima regulación”, ha asegurado Xavier Casajoana, CEO de Voztelecom. Comentando los puntos relativos a portabilidad y numeraciones geográficas, Casajoana afirma que “estamos ante medidas que favorecen la oferta de un auténtico servicio de telefonía basado en VoIP sin variar los modos de uso del teléfono que el consumidor ya conoce, pero con las ventajas, tanto en precios como en servicios, que aporta la voz sobre IP”.
No obstante, aún está por ver si la regulación de este mercado tendrá que superar antes de vez la luz algún obstáculo imprevisto generado por la imprecisa limitación de poderes entre el Ministerio de Industria y la CMT.


En línea con Bruselas
------------------------------
Poco después de que el Gobierno anunciara la inmediata regulación de la telefonía IP, la UE hacía un llamamiento a favor de los servicios de VoIP y recomendaban una regulación mínima de este mercado, en línea con la intención de la CMT. Según la Comisión Europea, Francia es el país de nuestro entorno con una mayor penetración de usuarios de voz sobre IP, cuyo número asciende a 220.000 personas. Las fechas límite barajadas por Bruselas para la introducción de una normativa al respecto apuntan a finales de año. España espera tenerla lista en la primera mitad de 2005.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información