| Artículos | 01 ABR 2005

La oferta en España: BlackBerry y Windows Mobile

En esta segunda parte del informe se revisa el estado actual de los productos relacionados con el correo electrónico que las tres operadoras de telefonía móvil en España ofrecen a sus clientes y a los de su competencia. Además, se explican las experiencias con algunas de esas soluciones, que incluyen diversos dispositivos y servicios, sin olvidar las andanzas con los grupos de atención telefónica de estos operadores.

Hace unos años se puso de moda un concepto que se denominó el ‘tiempo Internet’. Era una especie de tiempo revolucionario que se empleaba para medir o, al menos, entender la velocidad de los cambios que se producían en la Red. Según esta idea, las empresas debían pensar rápido y actuar más rápido aún, porque el tiempo Internet era siete veces más veloz que el tiempo real. Se trataba de un concepto imaginativo, muy imaginativo, pero que resultó tan frágil y ligero como algunas burbujas que estallaron poco tiempo después. Ahora se ha retomado aquella idea para hablar del ‘tiempo móvil’ en referencia a los continuos y veloces cambios que se viven en el ámbito de la telefonía móvil. En este caso se trata más bien de una broma, un juego de palabras que utiliza aquel ‘concepto revolucionario’ para expresar el ritmo desenfrenado de nuevos productos y servicios que han establecido las tres compañías de móviles que trabajan en España: Amena, MoviStar y Vodafone.
Los operadores de móviles presentes en nuestro país han seguido una estrategia muy parecida en varios aspectos clave de su negocio. El que más nos interesa aquí es su apuesta decidida por los nuevos servicios para conseguir más clientes –nuevos pero, sobre todo, de la competencia–, y para aumentar los ingresos por cada uno de ellos. La favorable cuenta de resultados de las tres compañías hace poco probable el inicio de una guerra de precios; al contrario, todo indica una “pax romana” entre ellas con respecto al coste básico de sus servicios, y una lucha sin cuartel por ofrecer nuevas posibilidades a través del terminal móvil. Hay que tener muy en cuenta que, si bien el aumento de usuarios de telefonía móvil fue del 22,3% en 2001, sólo crecerá un 4,3% en 2006, según el grupo de análisis y perspectiva de Red.es, del Ministerio de Industria. Esta misma fuente indica que, pese a que el número de minutos de los operadores móviles se incrementó el 34,7% en 2001, en 2006 esa tasa se reducirá al 16,6%.

El futuro son los datos
Las tres compañías que operan en España son conscientes de estas tasas y, por tanto, de que su futuro no se puede basar en un mayor número de clientes ni en el aumento de las llamadas o de su duración. Todo apunta a que los servicios basados en datos, en lugar de voz, serán una de las piezas clave para asegurar el crecimiento y los beneficios de las empresas de telefonía móvil.
El ‘misterio SMS’ se ha convertido en algo más que una forma inesperada de ganar dinero para las tres operadoras (casi el 15% de sus ingresos totales en 2004 fue generado por SMS y MMS). Los mensajes cortos han mostrado una buena dirección para que un servicio triunfe en las actuales redes de datos móviles: sencillo, rápido y barato. Del otro lado, WAP ha ofrecido su lección sobre lo que no funciona en el mundo de la movilidad: lento y complicado de usar. De éste y aquél ha surgido la siguiente gran apuesta que Amena, MoviStar y Vodafone han lanzado a sus clientes de empresas, y que pasará a sus clientes residenciales en no mucho tiempo. Se trata del correo electrónico a través de GPRS.
En este sentido, MoviStar y Vodafone han apostado durante los últimos meses por la solución ofrecida por RIM, es decir, la popular BlackBerry. Mientras, Amena ha preferido arrimar su ascua a Microsoft y su Windows Mobile, tanto para SmartPhone como para PDA. Se trata de las estrategias actuales, generales y no excluyentes, porque, verbigracia, Amena ya está en conversaciones con RIM, y la filial de Telefónica ofrece desde 2003 una PDA con GPRS basada en Windows CE (antes la TSM 400 y ahora la TSM 500) con su útil ‘escritorio MoviStar’, también disponible para SmartPhone y Palm. Pero en la actualidad los mayores esfuerzos en el ámbito del correo electrónico móvil se centran en BlackBerry en el caso de MoviStar y Vodafone, y Windows Mobile en el caso de Amena. Con todo, el punto clave reside en la forma de ofrecer ese producto, y en el coste asociado a recibir en el dispositivo móvil el correo donde, cuando y como se desee.

Tarifa plana en GPRS
Dilbert es el protagonista de una conocida tira cómica sobre las desventuras de un ingeniero y su entorno tecnológico. En una de ellas, Dilbert tiene la tentación de enviarse correo a sí mismo para seguir recibiendo mensajes en su BlackBerry. Este es uno de los inconvenientes que más nombra la gente que tiene el correo electrónico siempre a mano: es una tecnología que termina ‘enganchando’ al usuario. De acuerdo, pero ¿cuál es su precio? Si se revisan las tarifas de los tres operadores de telefonía móvil para el servicio de datos GPRS, se concluirá que lo más común es que las empresas sigan gestionando el correo electrónico como siempre, o que serán pocas personas, y de forma limitada, las que tengan acceso al correo a través del móvil.
La solución pasa por contratar un servicio que incluya el tráfico del correo electrónico por un coste fijo y, como veremos, la navegación por la Red en modo ‘tarifa plana’. Vodafone y Telefónica Móviles ofrecen una primera alternativa por medio de sus planes profesionales con BlackBerry. En el caso de Vodafone, por 25 euros al mes se dispone de una auténtica tarifa plana que incluye todo el correo que se gestione en la BlackBerry y, además, navegación por Internet a través del móvil. La oferta de MoviStart, con la misma cuota mensual, sólo incluye el tráfico de correo y con una franquicia de 5 Mbytes. En ambos casos, el servicio incluye un buzón que entrega inmediatamente los mensajes directamente al dispositivo, mediante la tecnología Push de RIM, y la posibilidad de chequear otros diez buzones de tipo POP3 o IMAP4 a través de una pasarela de correo. En este caso el correo que llega a los buzones no aparece de inmediato en la BlackBerry, porque la pasarela sólo los comprueba cada diez o quince minutos.
Como se ha explicado en la primera parte de este informe, la solución BlackBerry necesita un servicio BlackBerry Enterprise Server (BES) asociado al servidor de correo corporativo (MS Exchange, Lotus Notes o Novell GroupWise) para mostrar toda su potencia y funcionalidad. MoviStart ofrece la Modalidad Empresa para integrar BES en las compañías que posean un servidor de correo corporativo o que deseen instalarlo. Muy similar es la solución BlackBerry para empresas de Vodafone: BES para el servidor de correo corporativo. Con ambos servicios se consigue una auténtica integración del correo, el calendario, las citas, la agenda y los contactos de la empresa en la BlackBerry. Además, incluye acceso a Internet y a la intranet de empresa, siempre con el tráfico de datos cifrado con 3DES. Sin olvidar un detalle importante para los gestores de la movilidad de la empresa: el BES permite administrar y controlar todos los dispositivos móviles asociados al servicio con una gran riqueza de posibilidades, como config

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información